Despensa durante el coronavirus

Una vez hecho el inventario y establecido un orden, procederemos a realizar una lista con lo imprescindible, teniendo presente que una vez en el supermercado hemos de adaptarnos a lo que encontremos.

0
236

Esta semana, Mercedes G. Mirón, Experta universitaria en Nutrición y Dietética Humana, nos habla sobre qué debemos tener en nuestra despensa durante el coronavirus o cualquier situación de emergencia.

coronavirus
Fuente: TheDigitalArtist

El miedo provocado por el coronavirus se ha hecho más que patente en los supermercados y las aglomeraciones generadas por el pánico ante un posible (y poco probable) desabastecimiento.

Por lo que resulta fundamental que comprendamos que es una percepción irracional de la realidad y que si las estanterías de los grandes establecimientos de alimentación están prácticamente vacías es porque nuestras despensas están demasiado llenas.

A pesar de ello, sí es importante hacer compras que posibiliten un menor número de desplazamientos y visitas al supermercado. Pero esto simplemente implica comprar algo más de lo habitual y hacerlo con cabeza, no atrincherarnos detrás de una pila de cajas de cereales industriales, papel higiénico y chocolate de un 85% de pureza.

Índice de contenidos

Planifica la compra

Por ello nos hemos propuesto darte algunos consejos prácticos que faciliten el momento de planificar la compra y realizarla, además de asegurarte de que estarás bien nutrida durante el confinamiento.

En primer lugar, es imprescindible organizar la despensa a fin de evitar adquirir cosas que ya tengamos o usemos poco, y quedarnos sin aquellos alimentos que son básicos en nuestra cocina. Para ello:

  • Puedes empezar realizando un inventario rápido de todo lo que tienes en la despensa y en el congelador, de ese modo evitaras comprar cosas que no necesitas.

  • Tira todo lo que esté caducado y sitúa lo más antiguo en el frente de forma que sea lo primero que consumas.

  • Agrupa los alimentos dependiendo de si se tratan de conservas vegetales, de pescado, legumbres secas y/o envasadas, cereales, frutos secos y semillas, etc.

  • Emplea frascos y contenedores para almacenar y aumentar así la vida útil del alimento.

Una vez hecho el inventario y establecido un orden, procederemos a realizar una lista con lo imprescindible, teniendo presente que una vez en el supermercado hemos de adaptarnos a lo que encontremos.

Llega el momento de comprar, y en circunstancias anómalas como la que atravesamos, resulta fundamental adquirir productos que te aseguren disponer de una despensa con alimentos de gran valor nutricional, versátiles y longevos.

Alimentos indispensables en tu despensa durante el coronavirus o cualquier emergencia

Asumiendo que ya cuentas con especias y otras materias primas que te permitan realizar diversas salsas, vinagretas, marinadas… aquí tienes una lista de básicos con los que puede ser recomendable contar:

  1. Verduras congeladas y/o en conserva. Útiles para: salteados, ensaladas, guisos, gratenes, etc.

  2. Frutas congeladas y/o deshidratadas (dátiles, pasas, orejones, higos secos). Útiles para: mermelada casera sin azúcar, mezclas de cereales casera, pasta de dátiles para endulzar y realizar repostería, etc.

  3. Frutos secos y semillas (calabaza, girasol, sésamo, cáñamo). Útiles para: cremas, patés vegetales, ensaladas, mezclas de cereales caseras, barritas de cereales, pan, crackers, etc.

  4. Harinas y levadura natural y química o bicarbonato. Útiles para: realizar pan, galletas, bizcochos, magdalenas, crackers, colines, etc.

  5. Copos de cereales (avena, centeno, quinoa, arroz). Útiles para: gachas, galletas, enriquecer pan y bizcochos, barras de cereales, etc.

  6. Leche en polvo. Útiles para: hacer leche reconstituida con agua, yogur, pan y repostería, gachas, etc.

  7. Legumbres, tanto secas como en conserva. Útiles para: patés vegetales, guisos, ensaladas, germinados, etc.

  8. Cereales y pseudocereales (arroz, quinoa, cuscús, quinoa, trigo sarraceno, teff). Útiles para: guisos, salteados, ensaladas, desayunos, sopas, postres.

  9. Pasta. Útil para: guisos, ensaladas, sopas, etc.

  10. Pescado congelado y en conserva. Útiles para: ensaladas, guisos, sopas, platos principales, etc.

  11. Tofu y soja texturizada. Útiles para: ensaladas, salteados, platos de pasta, guisos, etc.

  12. Tubérculos (patata, batata, zanahorias, chirivía, colinabo, rábanos, remolacha, yuca. Útiles para: ensaladas, guisos, salteados, tortillas, etc.

  13. Harina de garbanzo. Útil para: dosas (especie de crepes), crackers, tortillas de patata/batata sin huevo, etc.

No es necesario almacenar todos estos alimentos, pensemos en nuestra compra semanal habitual y adaptémosla a las circunstancias.

En estos momentos es primordial comprender que mucha gente sólo podrá llevar a su casa aquello que nosotros dejemos y que el sobreabastecimiento de algunos es el drama de otros.

Consejos de seguridad

Por último, es esencial conocer algunos consejos de seguridad relativos a la elaboración y almacenaje de alimentos y comidas.

  1. Asegúrate de que todo el que tenga síntomas permanezca alejado de la cocina.

  2. Aunque no tengan síntomas todos los que entren en la cocina y se encarguen de la manipulación de alimentos y la elaboración de comidas, han de ser exhaustivos con su higiene y poner en práctica las medidas de seguridad recomendadas por el Ministerio de Sanidad, tales como: toser en el codo, no tocarse la cara (especialmente boca, nariz y ojos) y lavarse las manos con frecuencia y antes y después de cocinar.

  3. Utilizar el lavavajillas para desinfectar el menaje y los utensilios de cocina. Si no dispones de uno usa agua a alta temperatura y jabón.

  4. Si alguien tiene síntomas compatibles con la enfermedad ocasionada por el coronavirus es importante que tenga sus propios cubiertos y utensilios.

  5. Emplea bayetas o papel de cocina desechable para limpiar las superficies o lava con agua caliente y jabón después de cada uso.

  6. Seca las superficies con papel desechable o paños de cocina que se lavarán a diario.

Higiene en coronavirus y siempre

Además, seguiremos teniendo en cuenta las medidas de higiene habituales, como:

  • lavarse las manos frecuentemente y entre la manipulación de alimentos crudos y cocinados;
  • usar tablas y utensilios diferentes según se trate alimentos crudos o cocinados;
  • cocinar adecuadamente procurando que todos los puntos del alimento alcancen los 70ºC (incluyendo el interior)
  • refrigerar las sobras inmediatamente tras su enfriamiento.

Ahora más que nunca conviene adoptar una dieta y unos hábitos de higiene alimentaria que posibiliten que nuestra salud no se vea resentida por un encierro que favorece el sedentarismo y puede influir negativamente sobre la gestión que realizaremos del estrés y la ansiedad.

MÁS INFORMACIÓN

Información para la ciudadanía sobre el Coronavirus– Fuente: Ministerio de Sanidad

Test Coronavirus– Fuente: Ministerio de Sanidad

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 5 Average: 4.8]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí