El rol del logopeda en el tratamiento del ictus

La figura del logopeda se vuelve fundamental cuando aparecen alteraciones a nivel comunicativo o de deglución, pues tanto la persona como su entorno, se ven privados de la capacidad de comprensión y comunicación.

0
58

Esta semana, en nuestra sección de Compromiso Social, el departamento de Logopedia del Centro de Atención Integral a la Diversidad Funcional de Cocemfe Talavera, nos habla sobre la importancia de la labor del logopeda en el tratamiento del ictus.

¿Qué es un ictus?

Un ictus es un trastorno brusco en la circulación sanguínea del cerebro que puede ser producido por oclusión arterial (el 85% de los casos) o por hemorragia (el 15%).

El daño cerebral que produce un ictus depende en gran medida del tiempo en el que dura este trastorno y de la zona que se haya visto afectada ya que el cerebro necesita un aporte constante de oxígeno y nutrientes que le llegan a través de la circulación sanguínea. Por lo tanto, saber identificar los síntomas para acudir cuanto antes al hospital puede ayudar a mejorar significativamente el pronóstico de esta enfermedad.

Es conveniente destacar que existen una serie de factores modificables y precursores de que una persona pueda sufrir un ictus, por lo que su corrección y tratamiento reducen significativamente la incidencia de estos accidentes cerebro vasculares.

Algunos de estos factores de riesgo son: hipertensión arterial, diabetes, hipercolesterolemia, tabaquismo, obesidad, vida sedentaria y/o consumo de alcohol.

Junto con el control de estos factores, otra de las claves en el control del ictus es la atención inmediata y especializada, ya que, si esto no sucede, el riesgo de desarrollar mas lesiones neurológicas puede aumentar hasta en un 97%.

De las personas que sufren un ictus, casi la mitad quedan con secuelas discapacitantes o fallecen. Actualmente más de 330.000 españoles presentan alguna limitación en su capacidad funcional por haber sufrido un ictus.

Entre las figuras encargadas de una rehabilitación óptima se encuentran la del fisioterapeuta, terapeutas ocupacionales, psicólogos y logopedas.

El papel del logopeda en el ictus

logopedia ictus
Fuente: Cocemfe Talavera

Los pacientes que han sufrido un ictus frecuentemente presentan algún cuadro clínico relacionado con trastornos del lenguaje, como los siguientes:

  • Afasias. Trastorno del lenguaje ocasionado por una lesión cerebral en una persona que previamente podía hablar con normalidad.

El trastorno afásico se caracteriza por trastornos en la emisión de los elementos sonoros del habla (parafasias), déficit de la comprensión y trastornos de la denominación (anomia). el trastorno no se reduce a la expresión o comprensión hablada, sino también a la escrita.

En general, las capacidades expresivas del lenguaje gestual también se ven mermadas, así como otras modalidades del lenguaje de que el sujeto pudiese disponer (morse, lenguaje de signos, etc.).

  • Disartrias. Alteración del habla por una lesión del sistema nervioso central y/o periférico, dando lugar a parálisis, debilidad o incoordinación de la musculatura del habla, comprometiendo de esta forma a los mecanismos que participan en la producción del habla (respiración, fonación, articulación resonancia y prosodia).

  • Mutismo. Discapacidad total o parcial para comunicarse verbalmente.

  • Agrafia. Pérdida de las habilidades de escritura.

  • Alexia.Pérdida de la capacidad de leer. En muchos casos va acompañada de la pérdida de la escritura, aunque la persona hable y entienda la lengua hablada.

  • Acalculia. Trastorno de la habilidad de cálculo.

  • Disfonía. Cambios en las cualidades de la voz por trastorno funcional u orgánico, secundario a parálisis cordal o debilidad de la musculatura implicada en la fonación.

  • Apraxia del habla. Es la disminución de la capacidad para planificar y ejecutar voluntariamente los movimientos adecuados para la articulación del habla, siempre y cuando no exista parálisis, debilidad o descoordinación de la musculatura que interviene en el habla, es un descontrol motor.

  • Disfagia. Dificultad en cualquier fase de la deglución, ya sea en la preparación oral del bolo o en el desplazamiento del alimento desde la boca hasta el esófago incluyéndose aspectos conductuales y/o sensoriales, así como actos preliminares en la preparación de la deglución o el aspecto cognitivo relacionado con el reconocimiento del acto de comer, reconocimiento visual de la comida y todas las respuestas fisiológicas al olfato y presencia de la comida, como por ejemplo una aumento de la salivación. Se asocia con un incremento de la mortalidad y morbilidad, debido al riesgo de aspiraciones, neumonía, desnutrición y deshidratación. La incidencia de la disfagia oscila entre el 37 y 78% de los casos.

Estos trastornos de la comunicación generan problemas de comprensión en las actividades cotidianas del día a día, como dificultades para entender la televisión o la radio o comunicarse con familiares y amigos. Como consecuencia, muchas de estos problemas de comunicación derivan posteriormente en depresiones.

Por este motivo, cobra vital importancia la labor del logopeda en todo el proceso de evaluación y rehabilitación del ictus realizando tratamientos fundamentalmente individualizados e iniciados tras la evaluación de las alteraciones y su correspondiente diagnóstico, trabajando en la recuperación de las habilidades comunicativas de los afectados para que en la medida de lo posible puedan llevar una vida normal.

La programación de dichos tratamientos se realiza a partir del análisis de los procesos lingüísticos afectados y de las capacidades preservadas, difiriendo en cada patología y quedando abierta para cualquier modificación o replanteamiento en los objetivos que haya que hacer en el periodo rehabilitador.

El objetivo de la intervención es que el sujeto pueda desenvolverse lo mejor posible en situaciones reales de comunicación.

Tratamiento logopédico en COCEMFE TALAVERA

logopedia ictus
Fuente: Cocemfe Talavera

El tratamiento logopédico, como se ha destacado anteriormente, difiere en cada patología y caso particular, pues son fundamentalmente individualizados, teniendo muy en cuenta las preferencias del paciente y su entorno, sus gustos personales, sus vivencias, así como objetos y fotografías cotidianas que se utilizan en el proceso de rehabilitación fomentando la motivación y el éxito de las intervenciones.

Esta intervención debe ser precoz, individualizada y coordinada con otras especialidades, lo que será clave para el éxito de la recuperación de la funcionalidad y autonomía de la persona afectada.

En Cocemfe Talavera, la logopeda trabaja integrada en un equipo compuesto por diversas disciplinas (fisioterapia, psicología y terapia ocupacional) que se nutren unas de otras para explotar el potencial de recuperación de nuestros usuarios.

Cuando el usuario acude a COCEMFE – Talavera, en primer lugar, se realiza una anamnesis y una evaluación completa del mismo (comprensión, articulación, léxico, lenguaje espontáneo, lectoescritura…).

Una vez realizada la evaluación se establecen una serie de objetivos de intervención que se trabajan siguiendo un programa determinado en base a las necesidades del usuario.

Valoración del paciente

La valoración se realizará desde los siguientes niveles:

• Nivel fonológico.

• Nivel léxico.

• Nivel morfológico.

• Nivel sintáctico.

• Nivel semántico.

• Nivel pragmático.

• Nivel comprensivo.

• Valoración de la respiración.

• Valoración de la fonación.

• Valoración de la articulación.

• Valoración de la resonancia.

•Valoración de la prosodia.

También se realiza el examen de la función de deglución, ya que, en el ictus, como se señaló anteriormente, esta función se encuentra frecuentemente alterada.

En caso de que el usuario presente alteración en la deglución, el papel del logopeda en la intervención consistirá en trabajar de manera directa con la persona, para asegurar que la persona afectada pueda tragar sin riesgos. Esto puede incluir enseñar estrategias posturales compensatorias o alterar la dieta del paciente (usar espesantes, triturar ciertos alimentos…).

Programación del tratamiento

Una vez se han determinado los aspectos a trabajar, se realiza una programación del tratamiento en la que los objetivos han de estar adaptados a las características del paciente, en donde en muchas ocasiones, más que la recuperación total de la función no factible, se ha de pensar en cómo preservar las habilidades que se mantienen o como paliar los déficits. El principal objetivo de la intervención en las diferentes alteraciones será dotar al paciente de una comunicación funcional.

En algunos casos, puede ser necesario la implantación de un sistema alternativo o aumentativo de comunicación como apoyo o precursor del lenguaje oral.

Así mismo, en la intervención se trabajarán estrategias enfocadas a paliar aspectos como dificultades de atención y fatiga, ausencia de iniciativa, carencia de autoconciencia, rituales de saludo/ despedida, anticipación de consignas o el respeto de turnos, entre otras.

Evidencia científica

  1. Nereida Bueno Guerra (2018 en su artículo “La importancia de los gustos del paciente en la rehabilitación logopédica y neuropsicológica del ictus”, nos habla del caso de una paciente que tras dos años de terapias tras un ictus, comenzó a mostrar progresos cuando empezó tratamiento con un logopeda que incorporó sus gustos personales en las terapias Entre los resultados más notables, la paciente pasó de no reconocer palabras escritas a comprender frases cortas gracias a incorporar el análisis de títulos de películas antiguas. Asimismo, pasó de emitir estereotipias a pronunciar de manera consciente y voluntaria palabras relacionadas con la alimentación (“pan”, “agua”) o de no escribir palabras coherentes a realizar la lista de la compra o un resumen de ingredientes, con errores mínimos.

  2. Andrés Carrillo, C. (2015). En su estudio sobre el efecto de la depresión post ictus e intervención logopédica temprana en afásicos, nos habla de la importancia de la adaptación de la intensidad y precocidad de la rehabilitación mediante un diseño óptimo de intervención. Para que esto sea posible, hay que tener en cuenta factores emocionales del paciente como puede ser la depresión. Pues, ha demostrado que un tratamiento intensivo en un período corto de tiempo da lugar a menores resultados, mientras que un tratamiento superior a los seis meses y realizado de manera no intensiva favorece la recuperación de lenguaje en pacientes con afasia y depresión.

  3. L. Rofes (2018) en su estudio sobre la disfagia, nos habla de los óptimos resultados que se obtienen tras un tratamiento precoz de esta alteración por parte de la figura del logopeda y la cooperación de un equipo multidisciplinar.

Conclusión

Tras un ictus, la atención sanitaria temprana es esencial para una recuperación lo más óptima posible. Esta atención se llevará a cabo en base a las alteraciones ocasionadas tras el ictus y por los profesionales adecuados trabajando estos de forma conjunta.

En estos equipos, la figura del logopeda se vuelve fundamental cuando aparecen alteraciones a nivel comunicativo o de deglución, pues tanto la persona como su entorno, se ven privados de la capacidad de comprensión y comunicación de deseos, necesidades, quejas, preguntas, gustos y demandas de la persona afectada, obtenido como resultado una calidad de vida pobre y un sentimiento de soledad.

Esta intervención debe estar integrada en programas donde se aborden las afectaciones de forma específica, como ocurre en nuestro centro, COCEMFE TALAVERA, donde un equipo de profesionales trabaja en estos casos de manera conjunta.

Bibliografía

Bueno Guerra, N. (2018). La importancia de los gustos del paciente en la rehabilitación logopédica y neuropsicológica del ictus.

Andrés Carrillo, C. (2015). Efecto de la depresión post ictus e intervención logopédica temprana en afásicos. Universitat Autònoma de Barcelona,.

Giménez, J. P. F. S. P., & García, P. M. R. bibliografia-disfagia.

Servicio de noticias en salud Al Día – El 90% de los casos de ictus se pueden prevenir (sld.cu)

Agradecimientos al Equipo de Cocemfe- Talavera

Logopeda Jennifer García González

Logopeda: Jennifer García González Col.CLM: 45/657

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí