Down Talavera: Mitos y realidades sobre el Síndrome de Down

En esta ocasión Down Talavera nos va a hablar sobre los mitos y realidades que todavía hoy existen sobre el Síndrome de Down.

0
1078

Está claro que todo el mundo sabe reconocer a una persona con síndrome de Down por sus rasgos característicos, pero eso lleva también consigo que muchas veces la imagen que se tiene de las personas con esta trisomía es que son “torpes, gorditas, bajitas, de aspecto oriental, aunque se las considera apacibles, alegres y cariñosas”.

¿Pero realmente esa imagen se corresponde con la realidad?

  1. MITO: Las personas con síndrome de Down son todas iguales.

 REALIDAD:

Cada persona con síndrome de Down es única y diferente. Al igual que los demás tiene su propia personalidad y apariencia, sus capacidades y sentimientos.

En cada una de ellas el síndrome se manifiesta de una forma diferente. Se parece más a su padre, su madre y hermanos que al resto de personas con discapacidad.

De lo que sí se puede hablar es de ciertas características que se dan con mayor frecuencia.

 

  1. MITO: A las personas con síndrome de Down hay que quererlas más que a las demás.

REALIDAD:

No hay que tratarlas de forma distinta. Desde pequeños, los padres deben fomentar la autonomía y, cuando llegan a adultos, deben ser tratadas con afecto y consideración, respetando sus gustos y opiniones.

 

  1. MITO: Las personas con síndrome de Down son cariñosas y muy afectuosas.

REALIDAD:

No son “angelitos””cariñosos”, estas manifestaciones varían en cada caso y momento.

 

4. MITO: Las personas con síndrome de Down son cabezotas o tercas.

REALIDAD:

Las personas con síndrome de Down pueden ser persistentes en algunas ocasiones, como cualquier persona. La familia deberá establecer las pautas y límites necesarios para su educación.

 

5. MITO: Las personas con síndrome de Down son siempre muy infantiles, independientemente de la edad.

REALIDAD:

No son eternos niños, si pensamos así, les impedimos crecer y convertirse en personas adultas.

 

6. MITO: Todas las personas con síndrome de Down nacieron de padres mayores.

REALIDAD:

La mayoría de las mujeres tienen sus hijos a edades jóvenes, lo que explica que más del 80% de las personas con síndrome de Down en España hayan nacido de una madre menor de 35 años.

Sin embargo, es cierto que el riesgo de tener un hijo con síndrome de Down se incrementa con la edad.

El retraso que se está produciendo en nuestra sociedad en la edad de las madres, implica un mayor riesgo de concebir un hijo con síndrome de Down.

 

7. MITO: Las personas con síndrome de Down tienen un “retraso mental severo”.

REALIDAD:

Casi todas las personas con síndrome de Down tienen una discapacidad intelectual moderada, sólo una minoría tiene una discapacidad intelectual profunda o límite.

Con los tratamientos aparecidos en los últimos años, sobre todo las intervenciones de atención temprana, que estimulan las capacidades potenciales de los niños y niñas, han logrado elevar la capacidad intelectual de estas personas.

 

8. MITO: Gran parte de las personas con síndrome de Down están institucionalizadas.

REALIDAD:

Las personas con síndrome de Down pueden participar activamente en los distintos ámbitos de la comunidad y no hay que aislarlos de la sociedad sino que se les debe incluir en ella, como ciudadanos de pleno derecho.

 

9. MITO: Hay grados de afectación en el síndrome de Down.

REALIDAD:

El síndrome de Down se tiene o no se tiene. No hay grados. Depende del potencial de cada persona y de la estimulación que recibe.

 

10. MITO: El síndrome de Down es una enfermedad.

REALIDAD:

El síndrome de Down es una alteración genética que conlleva una serie de características pero en sí no es una enfermedad, aunque es verdad que tienen predisposición a padecer una serie de patologías.

Con un adecuado plan de salud se pueden prevenir muchas de ellas o detectarlas con antelación para que no tengan consecuencias.

Actualmente la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down ha aumentado mucho así como la calidad de vida.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.