Parálisis y recuperación neurológica

Cuando se sufre alguna restricción sea física, psicológica o cognitiva por una enfermedad neurológica es muy importante acompañar el tratamiento farmacológico de otras terapias o técnicas que puedan ayudar a mejorar su calidad de vida.

0
1360

Este artículo, la Dra. Nathalie Orens, Médico integrativo y experta en Acupuntura, pretende acercarte lo que se sabe a día de hoy,  cómo se trata y qué terapias coadyuvantes pueden ayudar a personas con parálisis que han sufrido un ictus o padecen Párkinson o alguna otra enfermedad que limite su movimiento, su cognición, su interrelación familiar y su relación con la sociedad.

Los nervios comandan los músculos, por lo que controlan el movimiento, pero ¿es eso suficiente para poder movernos? No. 

Los músculos presentan en sus extremidades tendones que se anclan al hueso para darles un punto de fijación. Sin las articulaciones no seríamos capaces de flexionar o extender los brazos o las piernas, por lo cual es fundamental su correcto funcionamiento.

Los ligamentos estabilizan las articulaciones. El cerebro es quien da la orden para movernos y, a su vez, las estructuras mandan mensajes al cerebro. No olvidemos que todos estos tejidos necesitan ser nutridos para mantener su trofismo y lubricación por lo cual la circulación de las diferentes zonas es primordial.

La parálisis se define como la pérdida temporal o definitiva, total o parcial, de las funciones musculares (¡aunque no olvidemos las demás estructuras!).  

Veamos algunas causas de parálisis 

  • Musculares: miopatías, distrofia muscular
  • Neurológicas: lesión medular, esclerosis lateral amiotrófica, Párkinson 
  • Vasculares: ictus, trombosis cerebral
  • Metabólicas: parálisis periódica hipercaliémica, hipopotasémica, etc.
  • Infecciosas: botulismo, poliomielitis
  • Inmunitarias: síndrome de Guillén Barré

¿Cómo se trata la parálisis? 

El tratamiento estará enfocado hacia el origen de la parálisis, aunque en muchos casos no haya cura para la misma. Sí puede haber mejora y por ello se utilizan fármacos, según la etiología, como ser antibióticos, corticoesteroides, interferón, inmunoglobulina, etc.

La parálisis o disminución del movimiento no es el único problema que presenta una persona que padece una paresia o parálisis post ictus o Párkinson o esclerosis lateral amiotrófica. También se asocia a alteración de la memoria, de la concentración, agitación, depresión, dolor, entre otros síntomas. Pero no nos quedemos con el problema, sino con las posibles maneras de aliviar o mejorar todo ello.

Tratamientos de la parálisis

Rehabilitación 

Definitivamente, sí. La rehabilitación mejora el equilibrio, la fuerza, ralentiza el deterioro de la marcha lo que reduce las caídas (1).

Realidad Virtual

Un interesante artículo publicado por Bayón y Martínez en 2010 en el cual recopilaron, mediante búsqueda bibliográfica, artículos sobre ejercicios virtuales y su aplicación en ictus ya arrojaba resultados sobre la inducción de la neuroplasticidad y la recuperación funcional de pacientes que habían padecido un ictus (2). 

En 2019 Maggio y colegas publicaron una revisión de revisiones sobre la realidad virtual y la rehabilitación cognitiva en pacientes con ictus y concluyeron que mejoraban las habilidades ejecutivas y visuales-espaciales y las habilidades del habla, la atención y la memoria (3).

La robótica, mediante el entrenamiento que pueda realizarse con la misma, también ha mostrado resultados efectivos en la recuperación de la movilidad tanto de los miembros superiores como de los inferiores (4)

Mindfullness, Yoga, Tai chi 

Algo que se descubrió hace un tiempo es que cuando se estimula constantemente de forma somatosensorial (por ejemplo, realizar ejercicio) o sensorial (por ejemplo, escuchar música) y repetidamente, se producen cambios en los mapas sensoriales (5).

También se sabe a día de hoy que la meditación con el trabajo respiratorio correspondiente influye sobre el sistema cardiovascular, el endócrino, el inmunológico y el nervioso (5,6) 

Aunque todavía se necesitan más estudios, practicar movimientos ayudará a mantener fuerte los músculos que aún responden y podría, hasta cierto grado, recuperar la movilidad de los que la han perdido. Mantener o recuperar el equilibrio. Si se practica en grupo, mejorar el relacionamiento social, disminuir la soledad y la estigmatización y mejorar el ánimo (6,7)

¿Y la acupuntura? 

Lo más interesante del tratamiento con  Acupuntura Electroacupuntura es que es compatible y no excluyente del tratamiento convencional y puede sumar sus efectos positivos buscando y obteniendo una mejor calidad de vida (8)

En la última revisión Cochrane publicada en 2016 acerca de la acupuntura y la rehabilitación tras un ictus concluyen que la acupuntura puede mejorar la dependencia, la deficiencia neurológica global y algunas deficiencias neurológicas específicas  sin eventos adversos graves. Aun así, se necesitan más ensayos clínicos y estudios de alta calidad (9)

En un artículo de Zhang y colegas publicado este año 2021 sobre los cambios producidos en el cerebro tras la aplicación de la acupuntura y que se estudia mediante la Resonancia Magnética Funcional concluyó que hay cambios no solo en la corteza motora primaria, el área motora suplementaria, la red frontoparietal y la sensoriomotora sino también áreas del lenguaje y regiones relacionadas con la cognición (10) 

La acupuntura también puede disminuir el dolor y mejorar la calidad de vida en personas con paresia leve hombro-mano post ictus (11)

En resumen, cuando se sufre alguna restricción sea física, psicológica o cognitiva por una enfermedad neurológica es muy importante acompañar el tratamiento farmacológico de otras terapias o técnicas que puedan ayudar a mejorar su calidad de vida.

Artículos relacionados: Parálisis cerebral, Parálisis facial y acupuntura

Artículo de interés: Medicina Integrativa

Bibliografía 

1. Intiso D, Bartolo M, Santamato A, Di Rienzo F. The Role of Rehabilitation in Patients With Progressive Supranuclear Palsy: A Narrative Review. PM R. 2018;10(6):636-645. doi:10.1016/j.pmrj.2017.12.011

2. Bayón, M., Martínez, J. Rehabilitación del ictus mediante realidad virtual. 2010. Rehabilitación Volume 44, Issue 3, July–September , Pages 256-260

3. Maggio MG, Latella D, Maresca G, et al. Virtual Reality and Cognitive Rehabilitation in People With Stroke: An Overview. J Neurosci Nurs. 2019;51(2):101-105. doi:10.1097/JNN.0000000000000423

4. Lo K, Stephenson M, Lockwood C. Effectiveness of robotic assisted rehabilitation for mobility and functional ability in adult stroke patients: a systematic review. JBI Database System Rev Implement Rep. 2017;15(12):3049-3091. doi:10.11124/JBISRIR-2017-003456

5. Lazar SW, Kerr CE, Wasserman RH, et al. Meditation experience is associated with increased cortical thickness. Neuroreport. 2005;16(17):1893-1897. doi:10.1097/01.wnr.0000186598.66243.19

6. Asimina Lazaridou, Phaethon Philbrook, Aria A. Tzika, “Yoga and Mindfulness as Therapeutic Interventions for Stroke Rehabilitation: A Systematic Review”, Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, vol. 2013, Article ID 357108, 9 pages, 2013. https://doi.org/10.1155/2013/357108 

7. Li F, Harmer P, Fitzgerald K, et al. Tai chi and postural stability in patients with Parkinson’s disease. N Engl J Med. 2012;366(6):511-519. doi:10.1056/NEJMoa1107911

8. Dorsher PT, McIntosh PM. Acupuncture’s Effects in Treating the Sequelae of Acute and Chronic Spinal Cord Injuries: A Review of Allopathic and Traditional Chinese Medicine Literature. Evid Based Complement Alternat Med. 2011;2011:428108. doi:10.1093/ecam/nep010

9. Yang A, Wu HM, Tang JL, Xu L, Yang M, Liu GJ. Acupuncture for stroke rehabilitation. Cochrane Database Syst Rev. 2016;2016(8):CD004131. Published 2016 Aug 26. doi:10.1002/14651858.CD004131.pub3

10. Jinhuan Zhang, Chunjian Lu, Xiaoxiong Wu, Dehui Nie, Haibo Yu, “Neuroplasticity of Acupuncture for Stroke: An Evidence-Based Review of MRI”, Neural Plasticity, vol. 2021, Article ID 2662585, 14 pages, 2021. https://doi.org/10.1155/2021/2662585 

11. Liu S, Zhang CS, Cai Y, et al. Acupuncture for Post-stroke Shoulder-Hand Syndrome: A Systematic Review and Meta-Analysis. Front Neurol. 2019;10:433. Published 2019 Apr 26. doi:10.3389/fneur.2019.00433

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]
Artículo anteriorPilates, método de entrenamiento
Artículo siguiente¿Qué es la parálisis cerebral?
La Dra. Nathalie Orens Viedma es Licenciada en Medicina y Cirugía. Máster en Acupuntura y Moxibustión. Auriculoterapia. Máster en Estudios Biologico-Naturistas y Homeopatía. Máster en Metodología de la investigación en MTC.  Miembro de la Asociación Española de Médicos Integrativos, Tesorera de la Asociación de Médicos Acupuntores de Madrid y Vicesecretaria de la Sociedad de Acupuntura Médica de España. Experta en Valoración de daño corporal.Médico experta en Medicina Tradicional China en Clínica La Trinidad, Calle Miguel Hernández, 2. Talavera de la Reina. Tlf. 925 680 720.Co- Fundadora de la Revista de salud Integra Salud Talavera

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí