Endometriosis y acupuntura

En este artículo, la Dra. Orens, médico y especialista en Acupuntura, nos explica esta patología y si la Acupuntura puede ayudarnos en caso de padecerla.

0
216
Endometriosis
Endometriosis. Fuente: Bruce Blaus

La endometriosis es una enfermedad crónica, no maligna, inflamatoria, en la cual el endometrio crece fuera de su cavidad habitual (el útero) como puede ser en el intestino, vejiga o saco de Douglas. 

Se estima que habrían un millón de mujeres afectadas por esta patología en España, según informa la Asociación de Afectadas de Endometriosis de Cataluña.

El endometrio es la capa más interna del útero. La descamación de este tejido es el que produce lo que conocemos como menstruación.

¿Qué produce la endometriosis? ¿Cómo se manifiesta?

El origen de la enfermedad es desconocido. Se plantea que, entre otras causas, habría una disregulación inmunitaria al comprobar que en el peritoneo un tipo de célula llamada Natural Killers (NK) no “mata” las células endometriales que crecen desordenadas.

Además esas NK serían inmaduras y no tendrían bien sus mecanismos de autoeliminación lo que las haría inefectivas .(1)

También se sabe que unas células llamadas de Cajal y que regulan el peristaltismo de las trompas de Falopio (cosa recientemente descubierta), disminuyen su actividad con la endometriosis. (2)

Además, se han visto alteraciones en proteínas, receptores y variantes genéticas pero ninguno de estos fenómenos explica por qué se padece de la enfermedad.

Una de sus principales características es el dolor menstrual intenso. Pero también puede haber dolor abdominal no relacionado con la regla, dolor con las relaciones sexuales, problemas de fertilidad, dolor al orinar y trastornos de la micción, etc.

No siempre se desarrollan todos los síntomas lo cuál puede dificultar o retrasar el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica?

A veces se cree que tener menstruaciones dolorosas es algo que debe ser así y no consultamos por lo que no se estudia a la mujer. Lo que debe hacerse, en primer lugar, es consultar con el ginecólogo/a el cual debe sospechar la enfermedad.

El profesional solicitará las diferentes pruebas de las que se dispone en la actualidad para realizar el diagnóstico: Ecografía transvaginal, resonancia magnética nuclear para casos de endometriosis abdomino-pélvica, cistoscopia si sospecha que afecta a la vejiga, colonoscopia si se sospecha que afecta al colon, laparoscopia pélvica.

¿Cómo se trata?

Para tratar el dolor, según su intensidad, pueden utilizarse analgésicos comunes. Los progestágenos disminuyen el tamaño de los endometriomas pero dentro de sus efectos secundarios podemos tener náuseas, retención de líquidos, depresión, etc.

Se pueden utilizar análogos de la gonadotropina para disminuir los estrógenos lo que puede producir un estado de pseudomenopausia con sus diferentes síntomas: sofocos, sequedad vaginal, disminución de la densidad ósea, etc.

La cirugía es otra opción para eliminar los endometriomas.

Todos estos tratamientos serán valorados según la edad, el deseo de ser madre, la localización de la endometriosis, la gravedad de los síntomas, etc.

¿Puede la acupuntura y técnicas afines ayudar en estos casos?

La acupuntura, la moxibustión, la electroacupuntura y la auriculoterapia pueden ayudar a disminuir el dolor asociado.

Se ha visto que estas dos últimas disminuyen los niveles de prostaglandina E, lo que disminuye el dolor menstrual.

La combinación de la acupuntura y la moxibustión ha sido relacionada con una mayor posibilidad de embarazo (3,4).

La fitoterapia china también podría ser útil, sobre todo en pacientes posquirúrgicas para evitar la recurrencia de la endometriosis (5,6)

Los síntomas urinarios también pueden verse aliviados por estas técnicas (7). Son tratamientos seguros en manos cualificadas y pueden utilizarse como tratamientos coadyuvantes en métodos de reproducción asistida.

Bibliografía:

1. Jeung I, Cheon K, Kim M-R. Decreased Cytotoxicity of Peripheral and Peritoneal Natural Killer Cell in Endometriosis. Biomed Res Int [Internet]. 2016 [cited 2016 Jul 4];2016:2916070. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27294113
2. Varga I, Urban L, Kajanová M, Polák Š. Functional histology and possible clinical significance of recently discovered telocytes inside the female reproductive system. Arch Gynecol Obstet [Internet]. 2016 May 3 [cited 2016 Jul 4]; Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27142517
3. Lund I, Lundeberg T. Is acupuncture effective in the treatment of pain in endometriosis? J Pain Res [Internet]. 2016 [cited 2016 Jul 4];9:157–65. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27069371
4.  Kong S, Zhang Y-H, Liu C-F, Tsui I, Guo Y, Ai B-B, et al. The complementary and alternative medicine for endometriosis: a review of utilization and mechanism. Evid Based Complement Alternat Med [Internet]. Hindawi Publishing Corporation; 2014 [cited 2016 Jul 4];2014:146383. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24701237
5. Lewith G, Flower A, Lai L. Acupuncture and Chinese herbal medicine for women with chronic pelvic pain. Sci Impact Pap No 30. 2012;(30):1–7.
6. Zhang C, Zhang X, Li L, Zhou Y. [Clinical effect evaluation of acupuncture combined with medication for prevention of endometriosis recurrence after surgery]. Zhongguo Zhen Jiu [Internet]. 2016 Mar [cited 2016 Jul 4];36(3):237–42. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27344824
7. Katayama Y, Nakahara K, Shitamura T, Mukai S, Wakeda H, Yamashita Y, et al. [Effectiveness of acupuncture and moxibustion therapy for the treatment of refractory interstitial cystitis]. Hinyokika Kiyo [Internet]. 2013 May [cited 2016 Jul 4];59(5):265–9. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23719132

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí