Cerebro Activo: Sopa de frases

La psicóloga de la asociación, África Corrochano, nos envía éste ejercicio. Busca el máximo número de frases resolver la sopa de frases que te traemos hoy.

En esta entrega de Cerebro Activo, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de Talavera de la Reina (Afata) te propone ésta sopa de frases.

La psicóloga de la asociación, África Corrochano, nos envía éste ejercicio. Busca el máximo número de frases resolver la sopa de frases que te traemos hoy.

¿Qué capacidades se trabajan con ésta sopa de frases?

La fluidez verbal es la capacidad que tenemos las personas para utilizar el diálogo de una manera espontánea, acomodándola a las distintas situaciones de nuestra vida diaria.

Esta habilidad lingüística es también una habilidad social. Nos va a permitir transmitir de forma comprensible la información al receptor, con un ritmo adecuado y evitando pausas y rupturas de ritmo y controlando muy bien el vocabulario y su significado.

La persona afectada con la enfermedad de Alzheimer manifiesta problemas de fluidez verbal y de comprensión.

Ante esta circunstancia:

· Hay que saber contestar a sus preguntas, respondiendo con afirmaciones sencillas.
· Saber cuánto comprende una conversación, si entiende lo suficiente para mantener una conversación por decisión propia. Plantear y contestar preguntas relativas a datos personales y concretos.
· Hacerle participar en una conversación de forma sencilla.
La comunicación se basa totalmente en la repetición, reformulación y corrección de frases.

Según Harlan Kellem los principios para desarrollar la fluidez verbal son:

· Repetición: Este principio implica llevar a cabo actividades de repetición.
· Maximizar tiempo de habla: Para conseguir esto, es prioritario trabajar en grupos pequeños. Se debe potenciar también la conversación libre. En este nivel será necesario dirigirle un poco al principio para después dejar espacio para que ellos/as continúen hablando de manera más espontánea.
· Preparación: Otro factor que contribuye a aumentar la fluidez es una buena
preparación antes de hablar, creando un ambiente de confianza, temas que son de su interés (un viaje, la cocina, su boda, fiestas, etc.), reactivando su vocabulario.Esta preparación va a afectar a su nivel de confianza.
· Temas familiares y motivadores: Cuanto más familiar y más significativo sea un tema, más hablarán. Si el tema es desconocido o ajeno va a suscitar menos entusiasmo. Relacionados con la propia experiencia: contar un viaje, enseñar fotos de su casa o familia, recordar su infancia…
· Nivel de lengua apropiado: Las actividades para promover la fluidez deben tener el nivel apropiado para que no tengan que pensar demasiado mientras hablan. Por ello el practicar estructuras o vocabulario recién aprendidos no es muy buena idea para desarrollar fluidez. Es mucho mejor trabajar con lengua ya adquirida, con temas
familiares.
· Establecer un tiempo: Si bien es importante crear un ambiente relajado. Puede ser
conveniente en ocasiones introducir un poco de intensidad, estableciendo límites de tiempo en las actividades de conversación. Esto obliga a hablar más rápido y hacer menos
pausas.
· Enseñar frases y colocaciones: Para desarrollar fluidez es importante emplear frases hechas en momentos apropiados. Reutilizar lengua ya aprendida lo que afianza su seguridad y contribuye a su fluidez.

¡Participa llevando a cabo las actividades propuestas y cuéntanos cómo te está yendo! 

No dejes de leer cómo la terapia ocupacional ayuda a las personas con Alzheimer.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.