Tengo Hipotiroidismo

0
532
Glándula tiroides.
Dominio público

El Dr. José María Palacio Mures, especialista en Endocrinología y Nutrición, nos habla sobre el hipotiroidismo, un problema que puede afectar hasta un 5% de la población. Es más frecuente en mujeres que en hombres y puede aparecer a cualquier edad.
El hipotiroidismo aparece cuando hay una disminución de la producción normal de hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas se producen por la glándula tiroides que está situada en la parte anterior del cuello. 

Las causas más frecuentes de su aparición son: la tiroiditis crónica autoinmune, la cirugía tiroidea, la irradiación de la glándula, el déficit de yodo en la alimentación, y la toma de algún medicamento (como la amiodarona o el litio).

¿En qué consiste?

En las personas hipotiroideas todo está enlentecido. Aumentan de peso porque se quema menos energía. Están más cansados y con más sueño. Tienen frío y se les seca la piel. Su corazón late más lentamente. En una analítica de sangre pueden tener niveles de colesterol elevados o tener anemia.

Se va a sospechar por los síntomas, antecedentes familiares o la exploración física. Para diagnosticarlo se mide en una muestra de sangre la tiroxina y la tirotropina (TSH), en los hipotiroidismos los niveles de tirotropina están normales o disminuidos y los de TSH elevados.

¿Cómo se trata?

No existe un tratamiento curativo para la mayoría de hipotiroidismos, la alteración suele persistir toda la vida. El tratamiento consiste en administrar la dosis de tiroxina necesaria para que desaparezcan los síntomas y se normalice la analítica. Suele ser en la mayoría de los casos un tratamiento para toda la vida.

¿Se puede prevenir?

La mayoría de causas que provocan la aparición de hipotiroidismo no es posible realizar una prevención de su aparición, sobre todo las más frecuentes como son las tiroiditis autoinmunes y las cirugías e irradiaciones de la glándula tiroidea.

Los pacientes con un hipotiroidismo tratado con una dosis adecuada de tiroxina suelen tener una calidad de vida óptima y no suelen presentar síntomas asociados al hipotiroidismo. 

Es preciso realizar de manera periódica una analítica para comprobar que la dosis de tiroxina sigue siendo la adecuada; si esta descompensado, se puede ajustar la dosis de tiroxina.

Artículo original escrito por:

Dr. José María Palacio Mures
Dr. José María Palacio Mures
Especialista en
Endocrinología y Nutrición 
Imi Toledo

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.