Si corres, cuida tus pies. Segunda parte.

Además de tu tipo de pisada, tu peso y frecuencia de entrenamiento, para elegir bien tus zapatillas para correr, que vimos en la primera parte del artículo, debes tener en cuenta el lugar donde entrenas y algunos factores más, explica la fisioterapeuta, Laura Flores.

0
620

Además de tu tipo de pisada, tu peso y frecuencia de entrenamiento, 
que vimos en la primera parte del artículo,para elegir bien tus zapatillas para correr,  debes tener en cuenta el lugar donde entrenas y algunos factores más, explica la fisioterapeuta, Laura Flores.

Lugar del entrenamiento:

El lugar el entrenamiento va a variar el tipo de zapatilla que necesitemos:

* Asfalto: Si frecuentemente corremos por asfalto serán necesarias unas zapatillas en las que primen una buena amortiguación ( sobre todo en la zona del talón ), ya que al ser terreno regular la estabilidad no es importante. Por tanto, van a ser zapatillas de talón alto y blando.

* Parque/caminos: En este caso va a primar la estabilidad más que la amortiguación ya que el terreno en sí es mucho más blando. Las zapatillas deben tener, además un buen agarre.

Montaña: Calzado de trail con buena tracción, agarre y estabilidad porque el terreno suele ser sumamente irregular.

* Pista: Las zapatillas para la práctica del atletismo en pista suelen ser muy ligeras y con tacos. Hay modelos específicos para ello.

Otros factores a tener en cuenta a la hora de entrenar

* Clima: si en tu ciudad llueve mucho necesitaras una zapatillas con un buen agarre de la suela, si es un clima más seco necesitarás unas zapatillas que evacuen la humedad rápidamente.

* Talla: Se recomienda coger siempre un número más en las zapatillas de correr que el que tengamos en el calzado de calle. Normalmente, debe sobrar un dedo entre el dedo más largo del pie ( no necesariamente es el pulgar, puede variar según el tipo de pie del corredor) y la puntera de la zapatilla.

* Plantillas: Si usas plantillas debes elegir unas zapatillas neutras ya que la propia plantilla te está corrigiendo la pisada y puedes caer en el error de una doble corrección que te provoque lesiones. Siempre que vayas a elegir la talla de la zapatilla debes probarlas con las plantillas puestas.

* Flexibilidad: Las zapatillas que uses deben tener una buena flexibilidad, deben doblarse al menos un 30% por el tercio anterior de la zapatilla.

Estos son los elementos más importantes que debes considerar a la hora de elegir unas zapatillas para practicar running que estén adaptadas a nuestras características físicas y a nuestro entorno para evitar lesiones futuras.

Por último, me gustaría mencionar un tipo de zapatillas que se está poniendo muy de moda por la tendencia a correr descalzo y que es el calzado minimalista. Se caracteriza por permitir el movimiento natural del pie y la propiocepción del pie al máximo eliminando todo tipo de sistemas de amortiguación, luces y suelas especiales.

Suelen tener un talón bajo, una suela fina y un peso muy ligero. Como podéis comprobar son básicamente contrarias a las zapatillas que se usan habitualmente para correr. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado en su uso para evitar lesiones y es saber que es necesario:

Realizar cambios en la técnica de la carrera como, por ejemplo, no pisar con el talón, cambiar el centro de gravedad de nuestro cuerpo, etc.

Pasar por un periodo de transición para que los músculos y huesos del pie se acostumbren a la nueva forma de pisar. Por ejemplo, sal a correr con las nuevas zapatillas menos kilómetros de los que estés habituado, aumentándolos progresivamente.

Y RECUERDA…………………

NO USES ZAPATILLAS DE CORRER PARA OTROS DEPORTES Y VICEVERSA. CADA ZAPATILLA TIENE UNAS CARACTERÍSTICAS ESPECÍFICAS QUE NOS PROTEGEN LOS PIES Y LOS TOBILLOS SEGÚN LAS PARTICULARIDADES DEL DEPORTE QUE REALICEMOS.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.