Suelo pélvico y Método Hipopresivo

La fisioterapeuta Estela López, especializada en Método Mézières y  suelo pélvico, nos explica qué es esta zona del cuerpo, qué problemas puede presentar y cómo los podemos tratar.

0
119
Suelo-pélvico
 Ver vídeo de la entrevista

El suelo pélvico es un conjunto de músculos que cierra la pelvis por debajo, es un tejido blando que rodea nuestros esfínteres, el esfínter anal, la vagina y la uretra. Interviene en funciones relacionadas en esta parte del cuerpo.

¿Qué problemas de salud podemos tener en esta zona?

Cuando el suelo pélvico se encuentra bien y tiene una firmeza adecuada, en principio, no tenemos por qué presentar ningún problema a nivel urinario, de la defecación o de las relaciones sexuales.

Pero si no es así y el suelo pélvico no trabaja como debe ser, sí que podemos encontrarnos con incontinencias urinarias, prolapsos (descenso de vísceras después del parto), con problemas en las relaciones sexuales (en la mujer vaginismo, anorgasmia, y en el hombre, eyaculación precoz, impotencia).

¿Cómo podemos tratar estos problemas?

Es muy conocido que en fisioterapia tratamos la musculatura y quizás todos lo relacionamos con los músculos de la espalda, pero el suelo pélvico no dejan de ser unos músculos también y como tales necesitan estar bien para funcionar adecuadamente.

Utilizamos trabajo manual para testar esa musculatura, para detectar si está contracturada o demasiado relajada. También utilizamos ejercicios para fortalecer esa zona (reconocimiento del suelo pélvico, ya que no estamos acostumbrados ni a verlo ni a sentirlo), utilizamos láminas y cuerpos anatómicos para identificar la zona.

Una vez que el paciente conoce su suelo pélvico, le enseñamos a hacer una correcta contracción de esa zona, que no es fácil de hacerlo solos/as en casa.

El trabajo de contracción de esta zona lo relacionamos mucho con el abdomen, ya que ambos se mueven muy en conjunto. Todo esto lo englobamos siempre en un trabajo postural desde el punto de vista del Método Mézières, intentando reequilibrar la postura para que el suelo pélvico pueda trabajar bien.

Hay unos ejercicios muy específicos que trabajan en ese sentido, son los ejercicios abdominales hipopresivos. 

¿En qué consisten estos ejercicios?

Los ejercicios abdominales hipopresivos constituyen un método en sí que empezó Marcel Caufriez en los años 80.

Es un método que se comenzó a hacer sobre todo de cara a la mujer, después del parto, porque se buscaba un tipo de ejercicios que fuese más allá del trabajo en el suelo pélvico en sí mismo, que sirviese para recuperar esa musculatura que, después del parto, se ha distendido tanto y ha perdido tanta fuerza.

Marcel Caufriez empezó a indagar y descubrió que haciendo un ejercicio muy específico con los músculos de nuestras costillas conseguimos mejorar el tono de la pared abdominal y del suelo pélvico.

Es un ejercicio postural, una vez mantenida la postura correcta,  se hace un hipopresivo para conseguir mejorar la fuerza del suelo pélvico, del abdomen y posicionar las vísceras más altas.

¿Cómo se practica?


¿Tiene alguna contraindicación?


Sí. Las mujeres embarazadas no pueden practicarlo y las personas con hipertensión arterial tienen cierto riesgo, habría que hacer un seguimiento.También hay contraindicaciones relativas, por ejemplo, teniendo en cuenta la tipología postural de cada persona.Teniendo en cuenta esto y con un control adecuado del paciente, esto lo pueden realizar tanto chicos como chicas.¿Hay algún estudio que avala los beneficios de estos ejercicios para la salud?


Hay estudios que avalan que un trabajo adecuado del suelo pélvico mejora las patologías que están relacionados con ello.

En cuanto al Métodos Hipopresivo hay estudios realizados por Marcel Caufriez y algunos compañeros suyos donde demuestran que estos ejercicios producen beneficios a nivel del suelo pélvico, de columna vertebral y de postura.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí