¿Qué es el TEL?

La médico foniatra, Dra. María Bielsa, nos habla en éste artículo sobre el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), un trastorno que necesita de atención multidisciplinar y de apoyos educativos importantes. 

0
636
TEL
Ver vídeo sobre TEL

La médico foniatra, Dra. María Bielsa, nos habla en éste artículo sobre el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), un trastorno que necesita de atención multidisciplinar y de apoyos educativos importantes.

¿Qué es el TEL?

El TEL es un trastorno grave de adquisición del lenguaje que no responde a un déficit intelectual ni a problemas auditivos ni a que el niño no haya sido suficientemente estimulado.

La definición excluye todos los problemas neurológicos, intelectuales o físicos que pueden hacer que el niño no hable.

No es un problema de desarrollo. Se prolonga durante toda la vida del niño. No debemos esperar a que evolucione madurativamente porque sus secuelas perdurarán toda su vida.

Hay tantos tipos de TEL como niños que lo tienen.

Todas las áreas del lenguaje se ven afectadas: la comprensión y expresión del lenguaje, la articulación, el vocabulario, la formulación de frases, etc.

Según el grado de afectación, estas dificultades repercuten en su desarrollo social, la comunicación con los demás y al aprendizaje. Puede ser motivo de discapacidad en la edad adulta.

“Sé que han dicho pero, ¿qué han querido decir?”

El diagnóstico precoz es importantísimo para que un niño reciba la atención necesaria y el tratamiento especializado así como la coordinación con el colegio y con su entorno.

Antes que un niño hable es muy difícil saber si va a ser un niño que no hable.

Antes del año es complicado pronosticar que va a haber un TEL y no un retraso simple del habla pero existen algunos signos de alarma que pueden hacer pensar que el niño tiene características de un trastorno y no de un retraso:

– Falta de respuesta de orientación al sonido y la falta de comprensión de las órdenes sencillas que le damos.
– A los 6 meses no balbucea, no hace los sonidos repetitivos.
– No responde a su nombre a los 10 meses.
– Emite algunos sonidos o chillidos.

Disponemos hoy en día de pruebas diagnósticas que permiten descartar desde el nacimiento problemas auditivos, así como otros métodos para descartar problemas neurológicos mediante atención temprana y resonancia magnética.

Señales de alerta del TEL por edades

A los 2 años

El niño no se comporta como un niño de 2 años. No señala objetos, dibujos o fotos familiares. No comprende órdenes sencillas. Apenas dice palabras lo que dificulta su comunicación.

A los 3 años el niño entra al cole

Ésta etapa es crucial para el desarrollo del niño. Es la etapa de socialización. El niño que va al cole y no puede comunicarse con sus compañeros es un niño que está perdido, que va a tener muchísimas dificultades para convivir y para estar cómodo en el colegio.

Además:
– El niño no señala partes de su cuerpo.
– No comprende conceptos básicos: dentro/fuera, delante/detrás.
– No hace preguntas
– La familia no le entiende.
– En el colegio la profesora dice que el niño no se comunica, no participa en la asamblea, por ejemplo.
– No hace frases.

A ésta edad ya se han descartado problemas auditivos pero son frecuentes los problemas respiratorios y las vegetaciones.

A los 4 años

Tiene problemas de compresión evidentes. No es capaz de seguir varias órdenes seriadas.

Pronunciación muy infantil. Confunde los nombres de las cosas. Enumera las cosas sin estructura narrativa. No puede formar frases gramaticales.

A ésta edad también se pueden descartar otros problemas neurológicos como un trastorno de epilepsia temporal. El neuropediatra hará un electroencefalograma mientras el niño duerme, pues es cuando suelen producirse esos “ataques” al lenguaje. No es causa de convulsiones.

Entre los 5 y 6 años

Es la edad del lenguaje simbólico. Un niño sin TEL cuenta cuentos e historias. Entiende las películas, juega con el lenguaje.

Un niño con TEL no. Comete muchísimos errores en palabras largas. Frases mal construidas. No tiene vocabulario. Las palabras no le salen. No presta atención a los cuentos.

A los 6 años

No leen porque les cuenta muchísimo leer.

Como no saben explicarse, ni saben defenderse ni saben argumentar, eso es motivo de rabietas, de agresividad, de negativismo y de problemas de conducta antisocial en el cole.

Tienen estos problemas por el nivel de frustración que les produce no poder hacerse entender ni que les entiendan.

Hay un gen que relaciona el TEL con la dislexia y con el TDAH por lo que es bastante frecuente la triada, la comorbilidad entre estos trastornos.

A ésta edad se dispone de más herramientas diagnósticas y test psicológicos que van a permitir definir que el niño tiene una inteligencia normal, que tiene un potencial intelectual normal pero que la parte relacionada al lenguaje está afectada.

A los 7 años

El problema relacionado con el déficit de lectoescritura y el aprendizaje, junto con la mala comprensión lectora, van a generar baja autoestima, aislamiento y agresividad así como un rendimiento escolar en detrimento que va a terminar en un fracaso escolar, si no se les ayuda.

TEL semántico- pragmáticos

Algunos niños que no necesariamente pronuncian mal o incluso que no han arrancado a hablar tarde como otros.

Ése déficit comprensivo se ha ido arrastrando a lo largo del tiempo porque su comprensión funcional era aceptable, nadie se daba cuenta de que no entendía bien.

Tienen muchísimos problemas para comprender las metáforas, los símiles, las exageraciones o las bromas. (La planta del pie)

Son patosos hablando. No saben cuándo intervenir y no estar interpretando lo que se les está queriendo decir.

“Miguel ha estado hoy de excursión, después de convencerle para que fuera, porque la sociabilidad no era muy buena, la mamá le hizo unos nuggets de pollo que le gustan mucho”.

“Cuando Miguel volvió de la excursión, los nuggets seguían en la mochila sin haberlos tocado. La mamá le preguntó por qué no había comido y Miguel contestó “porque la profe dijo que nos comiéramos el bocadillo.”

Al entender las frases de forma literal y no ser capaces de comprender el lenguaje figurado son rechazados por sus compañeros. Son candidatos a sufrir acoso escolar.

Tantos TEL como niños que lo tienen

Hay una gama enorme de colores en los TEL. Desde los niños que se parecen mucho a los autistas porque tienen conductas muy similares a éstos hasta los niños que tienen un problema de expresión verbal.

Hay niños que nunca van a hablar por lo que hay que utilizar un lenguaje alternativo (pictogramas, tabletas, lenguaje simbólico) y otros que se van a defender aceptablemente bien y se van a poder presentar a las pruebas de acceso de la Universidad (PAU) con sus adaptaciones.

El tratamiento se basará en un trabajo en equipo tanto de los diferentes profesionales que traten al niño como logopedas, neuropediatras, psicólogos, así como con la familia y el colegio.

El TEL es una discapacidad, está reconocido como tal en algunas Comunidades Autónomas. Equivale a una discapacidad de una sordera profunda que representa el 33%.

En Castilla- La Mancha no está contemplado como discapacidad pero si se justifica con un informe los equipos con muy sensibles a ellos.

Sin tratamiento se ve limitado el aprendizaje y el desarrollo de la persona afectada.

Desde la Asociación ATEL CLM solicitan la implementación de un protocolo o medidas de actuación que permitan un diagnóstico precoz y seguro, así como el reconocimiento de las necesidades especiales de los niños y un acompañamiento mediante medidas terapéuticas adecuadas: logopedia, psicólogos, psicomotricista, terapeutas ocupaciones, pedagogos, etc.

Te recomendamos el siguiente texto sobre el Trastorno específico del lenguaje (TEL) de Elvira Mendoza

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.