¿Para qué sirve el vendaje neuromuscular?

El vendaje neuromuscular, Kinesiotaping o Taping Neuromuscular  es una forma de vendaje que establece sus principios en la quiropraxia y en la Kinesiología.

0
749

La fisioterapeuta y osteópata, María Cedenilla Juárez,  nos  explica qué es el vendaje neuromuscular y  para qué sirve así como las contraindicaciones que puede tener.

Vendaje neuromuscular
Vendaje neuromuscular. Fuente: Fisioterapeuta Laura Flores

¿Qué es el vendaje neuromuscular?

El vendaje neuromuscular, Kinesiotaping o Taping Neuromuscular  es una forma de vendaje que establece sus principios en la quiropraxia y en la Kinesiología.

Se fundamenta en el pensamiento de que la actividad muscular y el movimiento son imprescindibles para recuperar la salud.

Por esto el Taping, al permitir el movimiento de la zona lesionada, también fomenta un mayor aporte sanguíneo y linfático que contribuye a la recuperación de la lesión.

Principalmente son los fisioterapeutas los que aplican este tipo de vendajes, pero la formación en vendajes neuromusculares es muy amplia pudiendo realizar un curso cualquier profesional sanitario.

Es un método de tratamiento bastante actual que está aún creciendo en lo que en investigación se refiere. Su aplicación, efectos terapéuticos y resultados aún se encuentran en periodo de estudio, por lo que la bibliografía que podemos encontrar aún es escasa.

La técnica del vendaje neuromuscular no se opone al vendaje funcional tradicional, sino que a pesar de tener objetivos terapéuticos diferentes pueden combinarse obteniendo resultados muy satisfactorios.

¿En qué consiste el vendaje neuromuscular?

La venda se caracteriza principalmente por ser elástica y adhesiva. Es 100% algodón y el pegamento es hipoalergénico. Este pegamento se aplica en forma de ondas lo que le da esa capacidad extensible y de ventilación.
Se puede llegar a tensar hasta un 140% igualando la elasticidad de la piel, lo que posibilita formar una especie de “segunda piel”.
Se puede mojar y no se despega. El pegamento que posee la venda, se adhiere mejor con el calor, por lo que después de la aplicación se debe frotar ligeramente para aumentar la adhesión. Aun así, al aumentar la temperatura corporal, la fijación será aún mayor.
El tiempo de aplicación es de 3 a 5 días, después de los cuales debe de ser retirado ya que la capacidad de adhesión se reduce y el Taping pierde efectividad.
La técnica al basarse en principios de origen oriental emplea diferentes colores los cuales poseen distintos objetivos terapéuticos (Cromoterapia).
El color fucsia, al ser un color “cálido”, se suele utilizar como estimulante de la circulación sanguínea, aumentando la temperatura local. Principalmente se utiliza en lesiones de carácter crónico.
El color azul, al ser un color “frío” se emplea como vasoconstrictor, es decir, disminuyendo el aporte de sangre local, provocando un enfriamiento de la zona. Se usa en lesiones de tipo agudo y en lesiones que necesitamos activar la circulación linfática.
El color beige, negro, naranja y verde, se emplea más de forma estética pero sigue un poco el principio de colores fríos y cálidos como hemos explicado anteriormente.

vendaje neuromuscular

¿Para qué sirve el vendaje neuromuscular?

En función de la lesión que presente nuestro paciente la aplicación del vendaje variará. Jugaremos pues con la elasticidad de la venda creando distintos tipos de vendajes, los cuales influirán sobre los diferentes tejidos corporales.
Podemos realizar diferentes técnicas:
  • Técnica muscular, en la cual la venda se colocará sin ningún tipo de tensión.
  • Técnica de ligamento/ Tendinosa, la cual se aplica con un 100% de tensión
  • Técnica de corrección muscular, emplearemos un 75% de tensión y los anclajes irán sin tensión.
  • Técnicas para aumentar el espacio articular
  • Técnicas para drenaje linfático, las tiras de esparadrapo se colocan como si fuera un “ pulpo”
  • Técnica para hematomas y fibrosis, se realiza una especie de enrejado. Es una técnica muy efectiva.
Los efectos que conseguimos con este tipo de vendajes son principalmente efectos relacionados con la vascularización a nivel local y sobre el sistema linfático.
Al aplicar la venda, debemos estirar la piel de la zona a tratar dando tensión a la musculatura y articulaciones (es decir el vendaje hay que colocarlo en una posición de estiramiento).
Al volver la zona a una posición de relajación, la elasticidad de la venda hace que se eleve ligeramente la piel formándose unas ondulaciones en ella. Estas ondulaciones crean un aumento del espacio a nivel subcutáneo lo que hace que se restablezca la vascularización sanguínea y la evacuación linfática.
Por este motivo se favorece la desaparición de la inflamación, puesto que los productos de desecho se drenan con mayor facilidad, se relajan los receptores del dolor y se facilita el movimiento.

 

El Kinesiotaping está indicado para:

  • Terapia analgésica
  • Terapia antiinflamatoria
  • Corrección articular, fascial y postural.
  • Trabajo propioceptivo
  • Relajación y activación muscular
  • Linfedemas
  • Hematomas
  • Puntos dolorosos
  • EPOC/ Polinosis (Fiebre del heno)

¿Tiene contraindicaciones?

Al ser una técnica bastante nueva, aún no se sabe a ciencia cierta mucho sobre las posibles contraindicaciones pero algunas de ellas, basadas en el sentido común y en la experiencia que nos da el uso diario, pueden ser:

 

  • Principalmente el USO INADECUADO DEL VENDAJE NEUROSMUCULAR, bien sea por la falta de formación, desconocimiento, etc…. No debemos de colocar vendajes si no sabemos cuáles son sus principios y sus funciones. Por desgracia, ya se pueden obtener las vendas en grandes superficies, de forma precortada y con accesibilidad para todos los públicos.
  • Heridas, ya que no es un tejido estéril.
  • Trombosis. Al estimularse la circulación podemos favorecer el desprendimiento trombótico.
  • Embarazo. Podemos incidir indirectamente sobre el útero provocando contracciones uterinas.
  • Cáncer metastásicos. Por la influencia sobre el sistema linfático podemos estimular aún más la propagación de las células cancerígenas.
  • Alteraciones en la piel. Si la piel es propensa a irritaciones, no es la técnica de elección.
  • Diabetes.Hay estudios que demuestran que el tratamiento puede producir cambios en las necesidades de insulina cuando este es aplicado en las zonas donde se inyecta la medicación.
  • Falta de resultados. Si no obtenemos resultados beneficiosos, debemos de ajustar la técnica o revalorar el diagnóstico.
En conclusión, podemos decir que es una técnica bastante novedosa y que su éxito se basa en un buen conocimiento de la anatomía y del diagnóstico para poder elegir de una forma correcta la aplicación más adecuada.
El profesional sanitario que la aplica debe de estar formado correctamente y debe ser consecuente con la técnica que está empleando.
Es una técnica muy efectiva siempre y cuando se coloque adecuadamente y en el lugar que es necesario.
Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí