Mochila portabebés: el porteo ergonómico y sus beneficios

El porteo ergonómico es un método de transportar a los bebés donde se aúnan diversos factores que provocan beneficios tanto en el adulto que portea como en el bebé y donde se respetan sus características fisiológicas y anatómicas.

0
36

Puede que no hayas escuchado hablar del porteo nunca o lo hayas escuchado hace relativamente poco. No es algo “de modernos”, explica la fisioterapeuta, Laura Flores.

¿Qué es el porteo ergonómico?

El porteo se practica desde hace mucho tiempo y en todo el mundo. Todos hemos visto alguna vez en la televisión a mujeres, por ejemplo, africanas llevar a sus bebes con pañuelos grandes alrededor de su cuerpo. Eso es portear.

El porteo ergonómico es un método de transportar a los bebés donde se aúnan diversos factores que provocan beneficios tanto en el adulto que portea como en el bebé y donde se respetan sus características fisiológicas y anatómicas.

El mantenimiento de una postura correcta en ambos individuos es la principal particularidad de este sistema, de manera que se evitarán posibles lesiones futuras.

Principios básicos del porteo ¿cómo colocamos al bebé en la mochila?

Existen una serie de criterios que van a determinar que el porteo sea “ergonómico”:

  • La altura de la cabecita del bebé tiene que estar a un beso del adulto porteador, es decir, cuando el adulto incline la cabeza hacia delante para dar un beso tiene que alcanzar la cabecita del bebé. De la misma manera, el culete del bebé debe estar por encima del ombligo del adulto.
  • La espalda del bebé tiene que estar redondeada formando una C de manera que las vértebras estén completamente sujetas.
  • Las rodillas del bebé tienes que estar más altas que el culete. Si miras al bebé de frente a su espalda sus caderas y su culete deben formar una M.
  • La zona del periné del bebé debe apoyarse en el cuerpo del porteador con su cadera basculada.
  • La cabeza del bebé debe estar rotada hacia un lado de forma que las vías respiratorias estén libres y la barbilla separada del pecho del adulto que portea.
  • El portabebés debe sujetar con firmeza, pero no debe aplastar. Al agacharse hacia delante no se debe separar el cuerpo del bebé del cuerpo del porteador.
  • El bebé debe ir mirando hacia el adulto por dos razones: puede recibir demasiada estimulación del exterior difícil de gestionar por parte del bebé y su espalda no se curva a la inversa
  • La tela que hace de asiento debe llegar desde la parte posterior de la rodilla a la otra rodilla de manera que el apoyo sea amplio y simétrico.

 

 

Beneficios del porteo para el bebé

  • Favorece el desarrollo psicomotor del bebé ya que recibe información de diferentes sentidos.
  • Evita deformaciones craneales ( plagiocefaleas ) ya que el bebé va a pasar menos tiempo tumbado. La tela del portabebés se adaptará a la cabeza del bebé no presionándola de manera asimétrica.
  • Favorece el correcto desarrollo de la columna y las caderas ya que la posición vertical mejora el tono muscular y le permite mayor posibilidad de movimiento. En cuanto a las caderas la posición en ranita provoca que la cabeza del fémur esté correctamente situada en el acetábulo de la cadera y disminuye la tensión corporal del bebé.
  • Disminuye la aparición de cólicos y mejora los síntomas cuando los hay debido a la posición vertical y el movimiento.
  • El bebé se sentirá seguro lo que en un futuro se transformará en un buen equilibrio emocional. Esa seguridad y tranquilidad mejorará la calidad del sueño y el bienestar físico general del bebé facilitando de manera directa el aprendizaje del entorno. Esta tranquilidad hará que el bebé llore menos.

Beneficios del porteo para el adulto

  • Comodidad ya que te permite mantener las manos libres ganando autonomía
  • Favorece la lactancia materna por el contacto entre madre e hijo ya que se activa las hormonas que promueven la lactancia (oxitocina y prolactina) y la colocación del útero en su posición fisiológica.
  • La tranquilidad y seguridad que tiene el bebé porteado se traduce en una mayor autoestima de los padres o adultos que los portea.
  • El contacto constante ayuda a las madres con depresión postparto.
  • Mejora la postura del adulto que portea ya que el peso del bebé se repartirá de manera simétrica.
  • En la recuperación postparto el porteo puesto que ayuda a mantener una buena postura y esto influye de manera directa en la recuperación del suelo pélvico.

Tipos de mochilas portabebés

Existe una variedad muy extensa de portabebés y deberás valorar cuál se adapta mejor a tus gustos y circunstancias:

  • Fulares: Es una tela que puede usarse desde el nacimiento del bebé. Se le pude poner de diferentes posiciones según la manera de colocar la tela, aunque es necesario tener cierta soltura para ponérselo correctamente. El modelo elástico por un lado en más fácil de poner porque se pueden hacer nudos antes de colocar al bebé y luego ir ajustando, pero por otro tienden a ceder perdiendo la forma correcta.
  • Mochilas: constan de un panel de tela, un cinturón a nivel lumbar y tirantes acolchados. Muy fáciles y rápidos de poner.
    • Por edades o tamaño del bebé: el panel de sujeción es fijo por lo que su uso es limitado.
    • Evolutivas: Van ajustándose al tamaño del bebé
  • Mei tai: panel de tejido con dos tirantes y dos tiras que se ajustan en la cintura. Fácil de poner, pero no adaptable al tamaño del bebé. El peso se carga en un solo hombro.
  • Bandoleras con anillas: Tela con unas anillas. Fácil de poner cuando se adquiere cierta destreza pero
  • Además, existen otros tipos de portabebés menos usados como los poch, tonga, suppori que nos ayudan a llevar el peso del bebé más que a portearlo o las camisetas de porteo, las mochilas caboo y los portabebés africanos.

 

Consejos generales para portear

  • No abrigar al bebé en exceso
  • No realizar actividades peligrosas (deporte, cocinar, etc.)
  • Si usas mochila lo correcto sería que el cinturón se colocara por encima de las caderas, pero siempre prevalece la altura de la cabeza del bebé con respecto al adulto (a un beso).
  • Si usas fular la tensión de la tela debe ser la correcta para generar seguridad al bebé y que la espalda del porteador no sufra.
  • Si el portabebés no es evolutivo hay que respetar las edades o el tamaño del bebé para el que está fabricado de forma que el panel frontal llegue de rodilla a rodilla del bebé.

¡ANÍMATE A PORTEAR! SI LO HACES BIEN TODO SON BENEFICIOS, PERO SI TIENES DUDAS DÉJATE ACONSEJAR POR UNA PERSONA CON LOS CONOCIMIENTOS ADECUADOS.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 1 Average: 5]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí