Toxoplasmosis y embarazo

El veterinario, Antonio Folch, del Centro Médico Veterinario Pío 109, nos habla en esta entrevista sobre las principales enfermedades que pueden afectar a una embarazada. En esta primera parte nos explica la toxoplasmosis.

0
4367

La toxoplasmosis es la enfermedad más conocida entre las embarazadas.

Está producida por un parásito unicelular.

Hay distintas formas de contagio pero una de las causas más comunes y la que más se teme en los animales de compañía, es a través de las heces de los gatos. 

Es una enfermedad que puede ser muy grave entre las embarazadas porque puede provocar malformaciones en el feto o incluso abortos.

Por estos temores, en cuanto una mujer se queda embarazada, la gente empieza a decirle que tiene que sacar de casa al perro, al gato, al periquito, al hámster y a todos los animales porque le van a contagiar ésta enfermedad.

Esto es cierto pero muy a medias.

Todos los animales que tenemos por animales de compañía pueden transmitir la toxoplasmosis, si ocurren dos cosas:

  • Que se haya infectado previamente de la enfermedad.
  • Que te lo comas crudo. Si lo cocinas bien, tampoco habría problema. Las probabilidades que te comas a tu perro son más bien escasas.

El caso del gato es diferente.

Se contagia de toxoplasmosis, durante un mes elimina ooquistes de toxoplasma en las heces.Cuando esas heces llevan 24 horas en el ambiente son infectivas, si se ingieren.

La forma de contagio es:

  • Por ingestión de heces, que nadie en su sano juicio lo va a hacer.
  • Por ingestión de heces porque tengamos las manos sucias y nos las llevemos a la boca, por ejemplo.

Por lo cual:

  • Si limpiamos la bandeja dos veces al día, no hay heces infectivas.
  • Con una higiene mínima no podríamos contagiarnos.
  • Otra persona, distinta a la embarazada, recoja la bandeja.
  • Chequear al gato para saber si tiene anticuerpos. No es una prueba completamente segura.

¿Cómo se contagia un gato de toxoplasma?

Igual que las personas, debe comer carne cruda de un animal contagiado de la enfermedad.

La forma más normal de ingestión de toxoplasma es bien porque comiera carne cruda que le diéramos nosotros o porque cazara roedores.

Entonces, un gato que no sale de casa, que come pienso seco y que está controlado sanitariamente, es muy difícil que nos contagie la toxoplasmosis.

¿Cuáles son las otras formas de contagio de la toxoplasmosis?

Una de las fuentes principales de contagio de la toxoplasmosis no es por estar en contacto con los gatos sino por el consumo de verduras mal lavadas porque, por ejemplo, en el huerto un gato asilvestrado ha defecado allí y ha contaminado de heces estos alimentos. O porque quien ha estado en el huerto, tiene las uñas sucias y está infectando las verduras.

Otra fuente muy importante de contagio del toxoplasma es la ingestión de carne cruda de cordero. Tanto si nos comemos la carne cruda como si cortamos con el mismo cuchillo otros alimentos, sin limpiarlo previamente.

La conclusión:

  • No hay que sacar al gato de casa. Mi gata estuvo durmiendo en nuestra cama mientras mi mujer estaba embarazada.
  • A la pareja es a quien le toca limpiar la bandeja durante esos meses.
  • Considero que es más traumático para una embarazada que el gato salga de casa a que se quede, siempre que esté sano.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.