Lactancia materna recién nacido

Hoy, nuestro experto, Pedro Camacho, nos habla de la lactancia materna, la alimentación en los primeros días y nos ofrece recomendaciones muy útiles para hacer frente a esta nueva experiencia de tener un bebé en casa.

1
548

El enfermero de Neonatología, Máster en Nutrición Pediátrica y Perinatal, Osteópata Craneosacral, Terapeuta del Método Rubio para el tratamiento del cólico del lactante y Fundador de Mi Recién Nacido, Pedro Camacho, nos ofrece recomendaciones sobre la lactancia materna.

lactancia maternaInformarse y leer sobre lactancia materna es muy importante

Hoy en día la lactancia materna está muy establecida en la sociedad y la mayoría de las mamás lo contemplan como primera opción.

No es que ahora esté de moda, sino que hay una mayor apuesta de los profesionales sanitarios por informar a las mamás de los grandes beneficios que supone amamantar a nuestro bebé, pero puede que éste afán informativo (en ocasiones excesivo según mi criterio profesional) condicione y a veces incomode a algunas madres que se ven obligadas a dar el pecho porque se creen que si nó serían malas madres.(Y a estas madres también se debe respetar su decisión).

Cuando te planteas dar el pecho a tu bebé, tienes que ser consciente de que puede resultar una tarea fácil o de que pueden surgir piedras en el camino que te harán menos fácil la tarea de amamantar.

Publicidad

Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.

banner mi recien nacido

Problemas de lactancia materna en los primeros días

En los primeros días es cuando pueden surgir la mayoría de la problemática relacionada con la lactancia materna, ¿tengo suficiente leche? ¿estará comiendo bien? ¿necesito complementar? ¿porque llora tanto?, etc.

En cualquier caso, yo te recomiendo que te informes sobre el tema con anterioridad al parto, y que leas mucho.

Debes saber lo que es normal en la lactancia y lo que no lo es, porque ante un posible problema que te surja estar informada te reducirá el nivel de estrés y os vendrá muy bien al bebé y a ti.

Acudir a talleres de lactancia en vuestra área de salud o buscar profesionales expertos en resolución de problemas relacionados con la alimentación del recién nacido, te facilitará lograr ésta tarea con éxito, ya que estos profesionales ofrecen una atención con esmerado cuidado y respetuosa hacia la lactancia materna, comprenden tus necesidades y encontraran la mejor manera de ayudarte y apoyarte en tus decisiones.

Busca información imparcial sobre lactancia

Ahora bien, una información no debe de ser sesgada, no debe de hacernos perder el sentido común, (que por otra parte es el menos común de los sentidos) y sobre todo tras un parto reciente y todo el carrusel hormonal en funcionamiento.

La información debe ser imparcial, libre de influencias y respetuosa con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé.

Soy de los que piensan que los papás deben de informarse sobre todos los métodos de alimentación infantil (lactancia materna, mixta o artificial) para después de estar bien informado, tomar la elección adecuada y saber actuar en consecuencia.

Si me dan a elegir, prefiero lactancia materna, como segunda opción me quedo con la mixta y después con la artificial.

Todo es respetable y con cualquiera de las opciones de alimentación el bebé será igual de guapo y estudiará la misma carrera universitaria.

Cantidad de comida que el bebé debe de tomar

Con respecto a la cantidad de comida que el bebé debe de tomar, que es la duda más habitual, en bebés de lactancia materna ofrecer el pecho cada vez que tenga hambre, es decir, a demanda.

Si no hay una lactancia más o menos continua demandada por el bebé, se debe ofrecer el pecho cada 2 o 3 horas, y evitar un ayuno mayor de 5 horas, sobre todo en los primeros 15 días para que no disminuya su glucemia (cantidad de glucosa /azúcar en sangre) y regule su función intestinal.

Tras la primera semana ya no suele haber peligro de bajada de glucemia y su función intestinal estará regulada en gran parte.

Autorregulación del bebé

La mayoría de los bebés regulan su alimentación por instinto, -no hace falta intervenir en gran parte- solamente ofrecerle la comida cuando éste lo demande, pero si es conveniente tener en cuenta los datos anteriores.

Hay una frase que siempre se cumple y que la tengo muy oída a compañeras enfermeras con mayor experiencia que yo -y a personas más mayores y más sabias que son las abuelas- y que es muy cierta.

Dice así: “lo que el bebé no come por el día, lo come por la noche”. Y añado yo… “y viceversa”. Por eso yo recomiendo (sobre todo los primeros 15 días), que tratéis de establecer una pauta más o menos regular (cada 2 o 3 horas) a lo largo del día y por la noche no es recomendable que llegue a sobrepasar las 5 horas de ayuno.

Con esta manera de dar de comer, a la larga, tendremos más posibilidades de conseguir que durante el día el bebé tome la cantidad necesaria y que vaya espaciando sus tomas por la noche, con lo cual va a ir regulando el sueño (así, no tendrá el sueño cambiado y no os dará malas noches).

De ese modo, el bebé estará más despierto por el día y más dormido por la noche.

Si el bebé manifiesta ansiedad y hambre continua, darle de comer.

En el transcurso de 1 o 2 semanas se regulará por sí solo.

Cada bebé es único

Hablo de posibilidades, pero ya sabéis que ningún bebé es igual y en ocasiones sirve de poco intentar establecer un ritmo de alimentación porque el bebé establecerá sus necesidades y prioridades. Estar atentos a sus señales y a sus costumbres y poco a poco os iréis conociendo y todo se irá normalizando.

Si necesitas ayuda tienes a tu disposición consultas on line para resolver este tipo de problemática.

En las primeras semanas vigilaremos que el bebé esté activo y que vaya ganando peso.

En ocasiones incluso la lactancia a demanda las 24 horas del día no es suficiente y hay que plantearse el plan B, que sería buscar la manera de amamantar y complementar sin perder la lactancia materna, es decir una lactancia mixta con las mínimas interferencias posibles, de la cual hablaremos en próximos artículos.

Hay que tener la mente abierta por si surge la necesidad o se desea hacer.

Más información sobre cuidados del bebé y mucho más…… lo podréis encontrar en el libro:Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé” Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 1 Average: 5]

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí