Mitos sobre la lactancia materna

La Dra. Begoña De la Iglesia, médico de familia, puericultora y homeópata del Centro Médico Ssysna de Talavera de la Reina, nos habla sobre los mitos de la lactancia materna.

0
110
Ver vídeo de la entrevista

1) No sé si tengo suficiente leche.

Sólo un porcentaje mínimo de madres no tiene suficiente leche para alimentar a su bebé debido a una hipogalactia real( hipotiroidismo, agenesia de tejido mamario, cirugía
previa de reducción mamaria , etc).
Si el bebé toma el pecho en postura correcta a demanda, toda madre producirá la cantidad de leche que necesita su hijo en cada momento.
Es importante dar el pecho en la posición correcta y la cantidad de veces que el bebé necesita, no cada determinadas horas, como equivocadamente se aconseja. Es fundamental vaciar el pecho.
Es conveniente que el recién nacido esté en contacto con su madre desde el primer momento y que no se le separe, permitiéndole que pida las veces que sea necesario evitando los suplementos y las tetinas. Esa madre aumentará su producción según lo demande su bebé.
2) Mi leche no alimenta a mi bebé
La leche de la madre tiene todos los nutrientes y anticuerpos que necesita el bebé para crecer sano y fuerte.
Si el problema es que no le está dando suficiente de su leche, habrá que aumentar la producción de la propia madre para tener más cantidad.
A veces vienen bebés a la consulta que lloran por hambre pero eso puede ser porque se le está espaciando las tomas de leche de la madre. Es importante darle el tiempo y las veces que él pida corrigiendo la postura si ésta es incorrecta.
3) Da el pecho cada 3 horas
Esto puede generar problemas al bebé y a la madre. Puede provocar pérdidas de peso al bebé o mastitis a la mamá.
Hay algunos bebés que tienen una succión muy vigorosa y son capaces de
ordeñar muy rápido el pecho de la madre, otros sin embargo, se duermen al pecho
.
A su vez, los conductos de salida de la leche de la madre también varían de una a otra, siendo que a algunas le sale la leche a chorro y a otras más lentamente.
Es importante relajarse y confiar en que el bebé sabe lo que tiene hacer. A veces necesita mamar más frecuentemente porque tiene hambre y otras puede estar 2 o 3 horas sin demandar. Así como también el tiempo de cada toma variará según lo que necesite.
Dar el pecho a demanda es lo que debe hacerse salvo en los casos en los que
pierda peso, ahí se pondrá un horario y se estimulará la producción de leche de
la madre.
 
Si hay un problema de grietas es porque el bebé mama en mala posición, esto se soluciona muy fácilmente poniendo la propia leche sobre la grieta y dejándola secar y corrigiendo la posición.
Si tenemos dudas, es muy recomendable buscar un profesional que esté bien formado en lactancia, que nos asesore sobre cuál es la postura adecuada para dar de mamar a nuestro bebé. 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí