¿En qué consiste la terapia con caballos?

Integrantes de la Asociación Zardulan, Rosa Dulanto Banda, Ángela Zarzoso Ajado y Carolina Rodríguez Sánchez, nos hablan sobre la terapia asistida con caballos. ¿En qué consiste? ¿Para qué sirve?

0
172
Monitora sosteniendo a niño sobre caballo
Terapia con el caballo Zardulan Fuente: Asociación Zardulan

¿Qué es la equinoterapia?

La Equinoterapia es una terapia alternativa y complementaria que aprovecha los beneficios de la relación entre un animal tan magnífico como único, el caballo, y las personas (discapacitadas o no) para contribuir a su desarrollo físico, mental y/o social; generalmente en un entorno natural y complementado por actividades lúdicas.

¿En qué consiste?

Existen diversas formas de clasificarla, aunque según los objetivos de la terapia, esta se puede dividir en:

1) Hipoterapia: va dirigida a aquellas personas que no pueden ejercer prácticamente ninguna acción sobre el caballo. Aprovecha las características físicas del caballo, como el olor, el calor y su movimiento tridimensional.

2) Monta o Equitación Terapéutica, que incorpora los efectos positivos de la interacción entre el caballo y el paciente sobre los problemas o limitaciones de índole psicosocial, emocional y de aprendizaje que pueda presentar el usuario. Es aquella realizada por personas que pueden ejercer alguna acción sobre el caballo, ya sea durante la higiene, preparación del material o a la hora de montar a caballo.

¿A quién va dirigida?

Como decíamos, puede ir dirigida a cualquier persona que necesite potenciar su desarrollo en distintos ámbitos: neurológico, psicomotor, emocional, psicológico o social.

Entre las personas en las que está más extendida se encuentran usuarios con Trastornos del Espectro AutistaSíndrome de DownEsclerosis Múltiple, Trastornos de la Ansiedad, Trastornos de Déficit de Atención y/o Hiperactividad, Parálisis Cerebral, Trastornos Afectivos o Psicóticos, aunque muchas otras situaciones son susceptibles de obtener ventajas con esta terapia.

Existen, también, contraindicaciones relativas y absolutas en las que no se debe realizar Terapia Asistida con Caballos: embarazo, infecciones agudas, hernias discales, tromboflebitis, cardiopatías o neumopatías de cierta gravedad o incluso alergia a los medios naturales que suelen rodear al caballo (polen, pelo del caballo, heno, etc.), entre otras.

¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

Es importante recordar que los beneficios para la salud dependen de muchos factores, entre los que se encuentran el perfil de cada usuario, la identificación adecuada de los objetivos terapéuticos, la planificación de las sesiones o el seguimiento periódico, así como la constancia, el trabajo y coordinación entre los diversos actores: terapeutas, monitores, familia y el propio usuario.

Teniendo esto en cuenta, las ventajas de la equinoterapia pueden ir desde mejorar la autoestima, la concentración, la relajación y el desarrollo del comportamiento cooperativo, hasta potenciar la rehabilitación de problemas del tono muscular, psicomotoras, de equilibrio y de lenguaje.

Por último, es necesario aclarar que estamos hablando de una terapia complementaria, que requiere de un trabajo colaborativo con los profesionales que atienden de manera regular al usuario.

¿Cuál es su origen?

En la historia de la humanidad se viene utilizando al caballo como “herramienta” terapéutica desde hace muchos siglos, situando sus orígenes en la época de Hipócrates, quien consideraba “saludable” el ritmo natural del caballo.

Existen numerosas referencias entre los siglos XVI a XVIII sobre los beneficios preventivos y rehabilitadores de montar a caballo.

Sin embargo, ha sido en las últimas décadas cuando ha alcanzado una mayor relevancia como opción terapéutica, sobre todo en países como Alemania, Inglaterra y Francia y posteriormente en Estados Unidos y Canadá, en donde la terapia asistida con caballos tiene una trayectoria más extendida.

En América Latina (principalmente Colombia, México, Cuba) y en España se ha dado un impulso importante a esta disciplina en los últimos 15 años.

¿Cuáles son los resultados obtenidos?

Los resultados obtenidos pueden ser diversos, y de distintas magnitudes. Como hemos dicho, dependen del perfil de cada persona, de los objetivos terapéuticos, de la constancia, del momento evolutivo de la enfermedad, etc.

La investigación sobre los distintos resultados que se pueden conseguir con la Equinoterapia está evolucionando positivamente en las últimas décadas, y cada día más estudios científicos avalan las distintas posibilidades de este tipo de terapia.
¿Qué mensaje queréis dejar para las personas que nos siguen?

Aunque los resultados ya descritos se pueden lograr con otro tipo de terapias más “convencionales”, recomendamos la equinoterapia como terapia complementaria, por ser además lúdica y por encontrarse dentro de un entorno natural.

No cabe duda que los caballos suelen fascinar a las personas por su majestuosidad y por la paz que transmiten, pero pocos saben que también su calor y sus movimientos tridimensionales nos ofrecen posibilidades únicas en el mundo de la recuperación y el desarrollo de las personas.

Ojalá la terapia asistida con caballos se convierta en una opción cada vez más utilizada por aquellas personas que puedan aprovechar sus potenciales beneficios.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí