Cuentos para trabajar las emociones

Las emociones son reacciones subjetivas ante cambios en nuestro entorno y que hacen que nos adaptemos a él, que nos desarrollemos como personas, pero para ello es de suma importancia la educación acerca de ellas, comprendiendo lo que nos pasa, por qué y finalmente gestionarlas, explica la psicóloga, Lorena Muñoz. Los cuentos son una herramienta excelente para ello.

0
325

Los cuentos son el primer contacto que los niños pueden tener de historias adaptadas a su edad en las que se crea un espacio entre el que lee y el que escucha, favoreciendo el desarrollo de la lectura. Además, se entrena la atención por que el niño debe estar siguiendo el relato, explica la psicóloga sanitaria, Lorena Muñoz.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son reacciones subjetivas ante cambios en nuestro entorno y que hacen que nos adaptemos a él, que nos desarrollemos como personas, pero para ello es de suma importancia la educación acerca de ellas, comprendiendo lo que nos pasa, por qué y finalmente gestionarlas, explica la psicóloga, Lorena Muñoz.

En alguna ocasión hemos podido observar algún niño tirado en el suelo con una rabieta, o con un enfado y al mismo tiempo escuchar al adulto decir que ya aprenderá a controlarlas cuando sea más mayor.

Pues bien, numerosos estudios demuestran que se puede educar emocionalmente desde muy pequeñitos, y una de las formas es a través de los cuentos.

¿Cómo trabajar las emociones a través de los cuentos?

Los cuentos son el primer contacto que los niños pueden tener de historias adaptadas a su edad en las que se crea un espacio entre el que lee y el que escucha, favoreciendo el desarrollo de la lectura. Además, se entrena la atención por que el niño debe estar siguiendo el relato.

Mediante la lectura a los niños, surge la motivación hacia esta ya que hacen de ella una actividad gratificante que les permite identificarse con los personajes y con las emociones de estos, además de poner nombre a las emociones que ellos sienten (¿Qué siente el personaje?)

Esto es muy importante ya que en muchas ocasiones los niños saben que les pasa algo pero no saben identificarlo con una emoción concreta y por tanto, no tienen estrategias para gestionarlo.

Mediante esta identificación es posible que los niños desarrollen la empatía mediante el descubrimiento de que otros pueden sentir lo mismo que ellos y al mismo tiempo puedan involucrarse en la generación de alternativas.

¿Qué puede hacer el personaje para cambiar la emoción que presenta? Aquí podemos aprovechar para entrenar en habilidades de autocontrol para prevenir emociones intensas y que nos son adaptativas en muchas de las ocasiones.

La neurociencia nos dice que a través de los cuentos se fomenta la imaginación, la creatividad, viviendo en primera persona las situaciones que ocurren en el relato, desarrollando mayores competencias y habilidades sociales.

Y, para terminar, me gustaría citar una frase de Ítalo Calvino:

 “La lectura es una relación con nosotros mismos, y no únicamente con el libro, con nuestro mundo interior a través del mundo que el libro nos abre”

Libros para trabajar emociones

Recomiendo los siguientes libros para trabajar las emociones:

  • Vaya rabieta, de Mireille d’ Allance

  • La rabieta de Julieta, de Steve Antony

“La Rabieta de Julieta, de Steve Antony es un divertidísimo álbum ilustrado de NubeOcho con el que los niños se van a sentir muuuuuy identificados ya que Julieta, su protagonista, sufre una tremenda rabieta tras otra cada vez que se frustra por algo”. Fuente: Pekeleke

  • Los tres tesoros de Martin, de María Marta García Fuentes

“Martín era un niño que vivía en un lugar mágico. Su casa se encontraba en el campo, en un lugar rodeado de montañas, de árboles y de rocas por las que subía y bajaba jugando y divirtiéndose. (…) Sin embargo, algunas veces  le entraba malhumor porque tenía que recoger su habitación.  Se molestaba con sus papás y no quería recoger”. Fuente: Instituto Psicode

  • Martín Gris, de Zuriñe Aguirre 

  • Mapache quiere ser el primero, de Susana Isern y Leire Salaberria 

“Mapache Quiere ser el Primero, de Susanna Isern y Leire Salaberría es un precioso álbum infantil que nos habla de no perderse en la competitividad absurda y disfrutar de lo que tenemos, viviendo intensamente el aquí y el ahora.” Fuente: Pekeleke

  • Así es la vida, de Ana-Luisa Ramírez y Carmen Ramírez 

“Un cuento que nos invita a pensar y reflexionar, pero, sobretodo, a hablar y dialogar con los más pequeños. Porque “así es la vida” y así nos la muestra el libro: algunas veces llena de alegrías e ilusiones y otras, llena de decepciones, tristeza y frustración”. Fuente: Club Peque Lectores

  • Si yo tuviera una púa, de Eva Clemente y Teresa Arias 

  • ¡Cómo mola tu escoba!, de Julia Donalson y Alex Scheffler 

  • A que sabe la luna, de Michael Grejniec 

  • Yo voy conmigo, Raquel Díaz Regueira

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

Yo voy conmigo ¿qué significa ser aceptado?
Librería Dumas recomienda: “Yo voy conmigo”. Fuente: Librería Dumas

Actualmente, sobre todo los adolescentes, se encuentran con la situación de querer ser aceptados por encima de cualquier cosa.

La protagonista de nuestro libro está enamorada de Martín, pero él no se fija en ella, por lo que “sus amigas” le dicen que haga cambios tanto en su físico como en su personalidad para que Martín se fije en ella.

Así, nuestra protagonista se quita sus gafas, sus alas, sus pecas, deja de sonreír tanto y de ser tan parlanchina, de forma que Martín ahora sí se fija en ella. Pero, tiene un problema, no se reconoce.

Por este motivo decide recuperar todo lo que había dejado atrás para volver a ser ella misma.

En este álbum vemos como una niña divertida y diferente deja su esencia a un lado para hacer caso a otras personas para gustar a un niño.

Este acto nos demuestra que muchas veces, por desgracia, hacemos demasiado caso a otras personas, dispuestas así a abandonar aquello que nos hace diferentes y especiales para sentirnos aceptados.

Con este cuento, “Yo voy conmigo” de Raquel Díaz Reguera, estamos concienciando a los más pequeños de la importancia de valorarse a uno mismo, y entender así que, ser diferentes no es malo si no que, nos hace únicos y especiales.

  • Yo pienso, yo soy, de Louise L. Hay

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

Portada libro "Yo pienso, yo soy"
Portada libro “Yo pienso, yo soy”. Fuente: Librería Dumas

Este tipo de libros nos ayuda a fomentar la confianza de los niños, a que puedan lograr todos sus propósitos, y formar así niños felices, adultos sanos.

La autoestima es algo que se desarrolla en la primera infancia, por lo que en esta época nos preguntamos qué puede pasarle a los niños para que, cuando llegan a la adolescencia tengan tantos pensamientos malos, negativos y dañinos.

A través de autoras como Louise L. Hay, quién está considerada como una pionera en los temas de desarrollo personal intentamos mostrar a los niños un mensaje de positividad.

Lleva divulgando su mensaje durante casi 30 años, sus obras han sido distribuidas en 33 países y traducidas a más de 25 idiomas.

En ¡Yo pienso, yo soy!, la autora muestra ejemplos muy sencillos que permiten a los niños iniciarse en la comprensión del pensamiento positivo.

  • Yo soy Adila, de Fulvia Degl’Innocenti y Anna Forlat.

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

Yo soy Adila
Librería Dumas recomienda: Yo soy Adila. Fuente: Librería Dumas

De niña, Adila, va al colegio con muchas ganas y una gran preocupación porque ha aprendido a leer y teme que sus padres no le permitan continuar con sus estudios.

La profesora de Adila, sabe lo que piensa la niña por lo que decide visitar a sus padres y hablarles de la galardonada con el Nobel de la Paz en 2014, Malala Yousfzai.

Creemos que es muy importante concienciar a los niños/as sobre sus derechos, sin importar su sexo, país, edad o religión.

Este álbum cuenta con un vocabulario muy rico en palabras desconocidas para los más pequeños y los acerca al drama que puedan vivir mujeres y niños a diario.

Malala nos transmite, a través de su ejemplo, la importancia de la identidad, del reconocimiento de sus propios derechos, y de lo importante que somos cada uno de nosotros.

  • No me gusta como soy, de Alma Brami

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

No me gusta como soy
No me gusta como soy, de Alma Brami. Fuente: Librería Dumas

Para nosotros, es uno de los libros que más nos ha llamado la atención por la cantidad de ventas y personas interesadas en su adquisición.

Este precioso álbum es perfecto para la primera edad del cole, ya que los niños comienzan a formar grupos, a preocuparse en cierto modo de las opiniones de los demás niños, por las críticas con respecto a su aspecto físico, envidias por objetos materiales o juguetes que poseen, y un largo etc.

Esta historia comienza con una frase clave, “A mí no me gusta como soy…”

Nuestra protagonista recita esta frase, con la que afirma no estar contenta con ninguna parte de su cuerpo, ni sus brazos, su nariz, sus mejillas, etc.

Como todas las mamás, la de nuestra protagonista le dice que ella es perfecta como es.

Sonia, la amiga de nuestra niña, es su ideal ya que tiene una melena rubia, es alta y delgadita, de forma que le recuerda que ella no es así.

La sorpresa llega después, ya que, un día, recibe una nota de su amiga Sonia, quien se ha dado cuenta de cómo Tomás (un amiguito de clase) la mira.

“Para Tomás, ella es la más bonita…”

Como una revelación, se da cuenta de que todas aquellas cosas que no estaban bien en su cuerpo, eran tan sólo invenciones suyas.

Ella es bonita, lo ha sido siempre, como su mamá le decía, y que a pesar de las opiniones de los demás, siempre lo será y habrá personas como Tomás, que lo verán.

Desde Dumas, creemos que es un cuento perfecto para abordar el tema de la autoestima y poder hablar con nuestros niños sobre su imagen y que opinan de ellos mismos.

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

Un libro para explicar de dónde sale el dinero a los más pequeños, recomendado para mayores de 4 años.  

Es un cuento genial con el que explicar a los niños de una forma muy fácil de dónde sale el dinero, que podemos hacer con él y para que sirve. Es un libro ameno y muy interactivo ya que, tiene solapas que levantar y piezas que abrir y girar.

 “Nedita, que nunca se altera, tiene una gran idea:

– Vamos al mercado. Allí podremos ganar el dinero que necesitamos.”

Se acerca el cumpleaños de mamá, y Mon y Nedita quieren comprar un sombrero para su regalo por lo que, van a la tienda. Pero… ¡NO TIENEN DINERO!

Deciden pues, ir al banco con su tarjeta de crédito, pero… ¡OH, OH! La señora Céntimo les explica que no tienen dinero en el banco porque no han trabajado para ganárselo.

Nedita tiene una idea, irán al mercado a ganar el dinero para el regalo de mamá.

De esta forma, los dos trabajan rellenando hueveras para la señora Clueca y ganarse así su sueldo, como hacen los papás y las mamás todos los días.

Como no han gastado todo el dinero que ganaron en el regalo, deciden ahorrarlo.

Entre los materiales que ofrece este maravilloso libro podemos encontrar un sobre con un billete y monedas a modo de salario de nuestros protagonistas; un cerdito-hucha, en el que guardan el dinero que no han gastado para poder ahorrarlo; una tarjeta de crédito que podemos introducir en el cajero que Mon y Nedita visitan y además gran cantidad de solapas que poder levantar con los más pequeños.

Es un cuento perfecto que enseña a nuestros pequeños los valores, la constancia y que el trabajo duro tiene grandes recompensas. Además, nos enseña el amor y cariño con el que trabajamos para poder sorprender a nuestros más queridos.

  • La verdad según Arturo, de Tim Hopgood y David Tazzyman

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

La verdad según Arturo
La verdad según Arturo. Fuente: Librería Dumas

“Arturo tiene un pequeño problema porque ha hecho algo que está mal. Su madre le avisó para que no lo hiciera pero él se montó en la bici grande de su hermano y ¡menuda ha armado!”

Este libro nos parece ingenioso, divertido, sorprendente y perfecto para reflexionar.

Como podéis imaginar por el título, éste es un libro infantil sobre la verdad… o más bien sobre la mentira. Tan sólo con empezar tenemos una de las ilustraciones clave para ésta historia: la presentación de sus dos protagonistas.

A la izquierda nos encontramos a Arturo y a la derecha nos encontramos la Verdad.

Ahora mismo, Arturo y la verdad NO son muy amigos porque, pese a que su madre le dijo que no cogiera la bici grande de su hermano, él lo hizo y la ha roto al darse un golpe con el coche de mamá…

Así que cuando su amigo Noé le preguntó qué había pasado, Arturo trató de RETORCER la Verdad un poquito. 

A Arturo parece que no le ha funcionado su mentira. Por mucho que ha retorcido a la Verdad, su amigo Noé le dijo que su madre se enfadaría. Y esto no era exactamente lo que Arturo quería oír.

Así, iremos viendo cómo Arturo prueba con otras excusas cuando sus amigos le pregunten. Tratará de distorsionar la Verdad, de taparladisfrazarlaocultarlano hacerle ni caso

Cuando la mamá de Arturo entra en escena, nuestro protagonista no tiene más salida que mirar a los ojos a la verdad y… (NO OS LO DESVELAMOS)

Es un cuento que nos da una gran lección acerca de la Verdad y la mentira, explicando a los niños que por muchas “perrerías” que le hagamos, la Verdad siempre está ahí.

¿Qué tiene de especial éste libro ilustrado?

  • La Verdad está representada en éste cuento como otro personaje más, de forma que los niños puedan tener una representación o imagen de ella y no la vean como algo intangible.
  • Con éste libro, los niños llegan a sus propias conclusiones. No se trata de un libro para “reñir” o simplemente decir “esto está bien” o “esto está mal”. A través de una simpática historia los niños razonan sus propias decisiones.
  • Las ilustraciones son geniales ya que la imagen y las expresiones de Arturo nos recuerdan totalmente a los gestos de nuestros niños.

Autor e ilustrador han sabido expresar con gran acierto todo el mundo interior del niño cuando se enfrenta a la realidad y sufre por miedo a las consecuencias de sus actos.

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

Las muñecas son para las niñas
Las muñecas son para las niñas. Fuente: Librería Dumas

-A mi hermano le encantó el regalo de nuestra tía. “La llamaré Teresa” dijo al ver la muñeca de trapo. Cuando mi hermano dijo que quería dormir con Teresa, mi padre dijo: “No es grave. Ya se le pasará”…-

Físicamente, el libro es genial ya que cuenta con unas tapas encuadernadas con un material duro y resistente para que los más pequeños puedan manejarlo sin problema.

Además de unas ilustraciones que nos muestran unos gestos muy realistas por parte de nuestros personajes.

En relación a las ilustraciones también podemos observar que el cuento no dibuja escenarios muy abarrotados si no que se centra en mostrarnos tan sólo los objetos que más interesan, por lo que, nuestros niños pueden centrarse rápidamente en lo que están leyendo.

La historia está narrada por uno de nuestros personajes, el hijo mayor de la pareja quien  tiene un hermano pequeño. Un día, la hermana de la madre le regala al más pequeño una muñeca de trapo, lo que acarrea una serie de enfados y complicaciones para esta familia.

El hermano mayor nos cuenta muy sorprendido que a su hermano pequeño le ha encantado la muñeca de trapo, quien recibe el nombre de Teresa.

Papá no muestra preocupación alguna en el primer momento ya que piensa que el pequeño se cansará rápido del regalo, pero, para su sorpresa, el niño no sólo no se separa de Teresa sino que también la viste y la quiere llevarla consigo al cole.

Llegados a este punto el papá decide que no puede ocultar más tiempo su enfado y cree que la mejor solución es llevar al pequeño a una tienda juguetes y que escoja un “juguete de niño”, como un coche de carreras o una espada.

Para sorpresa del papá, el pequeño lo tiene clarísimo, él quiere un cochecito para llevar a Teresa de paseo.

Finalmente, papá le compra una caja de herramientas….

A veces, sin darnos cuenta, intentamos guiar a los más pequeños, como ocurre con los “juguetes de niño” y “juguetes de niña”, alimentando de esta forma los estereotipos que tan anclados están en esta sociedad que nos rodea.

Esta familia “al uso” nos sorprende porque vemos a un papá comprometido con el hogar, haciendo tareas y demás pero, algo dentro de él no le permite aceptar el uso de esa muñeca ya que “Las muñecas son para las niñas”.

Creemos que es necesario que vayan apareciendo más libros como éste, que apuesten por una educación igualitaria.

Con cuentos como éste, los más pequeños podrán hacerse preguntas referentes a sus gustos y nosotros enseñarles la libertad de elección de cada uno, sin olvidar la relación de amor que tienen éstos dos hermanos, lo cuales vemos como se cuidan y apoyan.

Orejas de Mariposa, Luisa Aguilar

Mercedes Justo, del Grupo Ellas Cuentan, nos lee este cuento.

Recomendación

Los mejores CUENTOS para trabajar EMOCIONES con los NIÑOS ..

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 1 Average: 4]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí