Educación emocional a través de cuentos

Las emociones son reacciones subjetivas ante cambios en nuestro entorno y que hacen que nos adaptemos a él, que nos desarrollemos como personas, pero para ello es de suma importancia la educación acerca de ellas, comprendiendo lo que nos pasa, por qué y finalmente gestionarlas, explica la psicóloga, Lorena Muñoz. Los cuentos son una herramienta excelente para ello.

0
211

¿Qué son las emociones?

Las emociones son reacciones subjetivas ante cambios en nuestro entorno y que hacen que nos adaptemos a él, que nos desarrollemos como personas, pero para ello es de suma importancia la educación acerca de ellas, comprendiendo lo que nos pasa, por qué y finalmente gestionarlas, explica la psicóloga, Lorena Muñoz.

En alguna ocasión hemos podido observar algún niño tirado en el suelo con una rabieta, o con un enfado y al mismo tiempo escuchar al adulto decir que ya aprenderá a controlarlas cuando sea más mayor.

Pues bien, numerosos estudios demuestran que se puede educar emocionalmente desde muy pequeñitos, y una de las formas es a través de los cuentos.

¿Cómo trabajar las emociones a través de los cuentos?

Los cuentos son el primer contacto que los niños pueden tener de historias adaptadas a su edad en las que se crea un espacio entre el que lee y el que escucha, favoreciendo el desarrollo de la lectura. Además, se entrena la atención por que el niño debe estar siguiendo el relato.

Mediante la lectura a los niños, surge la motivación hacia esta ya que hacen de ella una actividad gratificante que les permite identificarse con los personajes y con las emociones de estos, además de poner nombre a las emociones que ellos sienten (¿Qué siente el personaje?)

Esto es muy importante ya que en muchas ocasiones los niños saben que les pasa algo pero no saben identificarlo con una emoción concreta y por tanto, no tienen estrategias para gestionarlo.

Mediante esta identificación es posible que los niños desarrollen la empatía mediante el descubrimiento de que otros pueden sentir lo mismo que ellos y al mismo tiempo puedan involucrarse en la generación de alternativas.

¿Qué puede hacer el personaje para cambiar la emoción que presenta? Aquí podemos aprovechar para entrenar en habilidades de autocontrol para prevenir emociones intensas y que nos son adaptativas en muchas de las ocasiones.

La neurociencia nos dice que a través de los cuentos se fomenta la imaginación, la creatividad, viviendo en primera persona las situaciones que ocurren en el relato, desarrollando mayores competencias y habilidades sociales.

Y, para terminar, me gustaría citar una frase de Ítalo Calvino:

 “La lectura es una relación con nosotros mismos, y no únicamente con el libro, con nuestro mundo interior a través del mundo que el libro nos abre”

Libros para trabajar emociones

Recomiendo los siguientes libros para trabajar las emociones:

  • Vaya rabieta, de Mireille d’ Allance

  • La rabieta de Julieta, de Steve Antony

“La Rabieta de Julieta, de Steve Antony es un divertidísimo álbum ilustrado de NubeOcho con el que los niños se van a sentir muuuuuy identificados ya que Julieta, su protagonista, sufre una tremenda rabieta tras otra cada vez que se frustra por algo”. Fuente: Pekeleke

  • Los tres tesoros de Martin, de María Marta García Fuentes

“Martín era un niño que vivía en un lugar mágico. Su casa se encontraba en el campo, en un lugar rodeado de montañas, de árboles y de rocas por las que subía y bajaba jugando y divirtiéndose. (…) Sin embargo, algunas veces  le entraba malhumor porque tenía que recoger su habitación.  Se molestaba con sus papás y no quería recoger”. Fuente: Instituto Psicode

  • Martín Gris, de Zuriñe Aguirre 

  • Mapache quiere ser el primero, de Susana Isern y Leire Salaberria 

“Mapache Quiere ser el Primero, de Susanna Isern y Leire Salaberría es un precioso álbum infantil que nos habla de no perderse en la competitividad absurda y disfrutar de lo que tenemos, viviendo intensamente el aquí y el ahora.” Fuente: Pekeleke

  • Así es la vida, de Ana-Luisa Ramírez y Carmen Ramírez 

“Un cuento que nos invita a pensar y reflexionar, pero, sobretodo, a hablar y dialogar con los más pequeños. Porque “así es la vida” y así nos la muestra el libro: algunas veces llena de alegrías e ilusiones y otras, llena de decepciones, tristeza y frustración”. Fuente: Club Peque Lectores

  • Si yo tuviera una púa, de Eva Clemente y Teresa Arias 

  • ¡Cómo mola tu escoba!, de Julia Donalson y Alex Scheffler 

  • A que sabe la luna, de Michael Grejniec 

  • Yo voy conmigo, Raquel Díaz Regueira

Una pequeña reseña de la Librería Dumas

Yo voy conmigo ¿qué significa ser aceptado?
Librería Dumas recomienda: “Yo voy conmigo”. Fuente: Librería Dumas

Actualmente, sobre todo los adolescentes, se encuentran con la situación de querer ser aceptados por encima de cualquier cosa.

La protagonista de nuestro libro está enamorada de Martín, pero él no se fija en ella, por lo que “sus amigas” le dicen que haga cambios tanto en su físico como en su personalidad para que Martín se fije en ella.

Así, nuestra protagonista se quita sus gafas, sus alas, sus pecas, deja de sonreír tanto y de ser tan parlanchina, de forma que Martín ahora sí se fija en ella. Pero, tiene un problema, no se reconoce.

Por este motivo decide recuperar todo lo que había dejado atrás para volver a ser ella misma.

En este álbum vemos como una niña divertida y diferente deja su esencia a un lado para hacer caso a otras personas para gustar a un niño.

Este acto nos demuestra que muchas veces, por desgracia, hacemos demasiado caso a otras personas, dispuestas así a abandonar aquello que nos hace diferentes y especiales para sentirnos aceptados.

Con este libro, “Yo voy conmigo” de Raquel Díaz Reguera, estamos concienciando a los más pequeños de la importancia de valorarse a uno mismo, y entender así que, ser diferentes no es malo si no que, nos hace únicos y especiales.

 

Recomendación

Los mejores CUENTOS para trabajar EMOCIONES con los NIÑOS ..

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.