¿Cómo influye el clima sobre ti?

En conmemoración del 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, la Dra. Nathalie Orens trae este artículo que relaciona la Salud y el Entorno.

0
582
Habrás escuchado más de una vez que cuando le duelen “los huesos” a alguien es que va a llover o va a bajar la temperatura. ¿Es eso cierto? O cuando hay viento o humedad nos duele la cabeza. ¿Existe una relación entre el clima y nuestro estado de salud?

 

Sí, esa relación existe y tanto la Medicina Tradicional China como la Medicina Convencional pueden explicar este fenómeno.

En conmemoración del 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, la Dra. Nathalie Orens trae este artículo que relaciona la Salud y el Entorno.

El primer canon del Emperador Amarillo (Huang di Neijing), libro de la Medicina Tradicional China (MTC) que data de hace más de 2000 años, ya nos habla de la influencia del clima sobre el organismo humano.

Para la MTC existen energías externas (externas a uno) que representan fenómenos climatológicos como ser la Humedad, la Sequedad, el Viento, el Frío, el Calor de Verano y el Fuego. Esas energías interaccionan con el ser humano, a veces de forma negativa, a veces de forma positiva.

Un ejemplo que se recoge en este libro habla sobre la energía patógena Humedad (en este caso la interacción es negativa) produciendo una cefalea como “si una venda apretara nuestra cabeza”

¿Cada vez que haya un exceso de humedad en el ambiente nos dolerá la cabeza? No. No debemos olvidar que el equilibrio sutil de la salud es dinámico.

Primero, cada uno de nosotros tiene sus propios desequilibrios y equilibrios energéticos y cada uno tiene una historia de salud (o enfermedad) previa.

Segundo, no podemos dejar de lado nuestra constitución física y psíquica. Si la energía patógena Humedad nos pilla con una energía defensiva baja es posible que sí tengamos dolor de cabeza.

En MTC existe un síndrome llamado Bi que resulta en la alteración de la circulación de Energía y Sangre debido a la penetración de Frío, Viento y Humedad en los meridianos. Hay un tipo de Bi, el doloroso, que consiste en dolor articular/muscular.

El Bi se presenta porque ha habido una deficiencia en la Energía defensiva y, sumado a la conjunción de esos factores climatológicos, se exacerba el dolor que podamos sentir.

Ejemplo: una persona con fractura en un hueso resiente aumento del dolor o presenta dolor (después que la fractura se haya consolidado) por aumento de la Humedad y descenso de temperatura ambientales.¿Os suena?

Según la Medicina Convencional, cuando se padece de forma aguda o se ha padecido una lesión osteomuscular que se ha cronificado, algunas personas resienten el aumento del dolor en articulaciones o hueso o músculo afectado y esto se debe a una alteración de los receptores de presión de estos.

Causas como el frío, el calor, la humedad, el viento o la presión barométrica pueden afectar negativamente nuestra salud. Es lo que conocemos como Meteoropatía.

En 1997 la Revista International Journal of Biometeorology publicó un estudio en el cual los resultados sugerían lo siguiente: que tanto el incremento de la humedad ambiental como la disminución de la temperatura aumentaba el dolor y la rigidez en pacientes con artritis.

También se han relacionado otro tipo de síntomas con el clima: dolor de cabeza / migraña , letargo, trastornos del sueño, fatiga, irritación, depresión, vértigo, problemas de concentración y el dolor de la cicatriz, resfriados y dolor muscular.

En un estudio realizado en un hospital general de Barcelona en 2002 se halló la relación de factores climáticos (viento caliente, lluvia y otoño) con ataques de pánico. La conjunción de estos factores aumentaba la posibilidad de padecer uno.

Sabiendo todo esto es fácil comprender que cuando tenemos problemas reumatológicos nos recomienden mudarnos a un clima más seco, lo mismo cuando tenemos asma incontrolable con medicación y otras medidas. Sin contar además en cómo pueden afectarnos los microclimas que tenemos en casa, en el colegio, en el trabajo, etc.

Como podéis ver, los fenómenos climatológicos nos afectan a varios niveles.

El entorno nos puede ayudar a estar mejor pero también puede empeorar nuestra sintomatología.El gran problema al que nos enfrentamos actualmente es el del cambio climático sobre el que podemos actuar sobre todo para evitar que empeore.

¡Cuida el medio ambiente y te estarás cuidando a ti y los tuyos!

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.