¿Cómo influye el clima sobre ti?

En conmemoración del 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, la Dra. Nathalie Orens trae este artículo que relaciona la Salud y el Entorno.

2
767
Habrás escuchado más de una vez que cuando le duelen “los huesos” a alguien es que va a llover o va a bajar la temperatura. ¿Es eso cierto? O cuando hay viento o humedad nos duele la cabeza. ¿Existe una relación entre el clima y nuestro estado de salud?

 

Sí, esa relación existe y tanto la Medicina Tradicional China como la Medicina Convencional pueden explicar este fenómeno.

En conmemoración del 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, la Dra. Nathalie Orens trae este artículo que relaciona la Salud y el Entorno.

El primer canon del Emperador Amarillo (Huang di Neijing), libro de la Medicina Tradicional China (MTC) que data de hace más de 2000 años, ya nos habla de la influencia del clima sobre el organismo humano.

Para la MTC existen energías externas (externas a uno) que representan fenómenos climatológicos como ser la Humedad, la Sequedad, el Viento, el Frío, el Calor de Verano y el Fuego. Esas energías interaccionan con el ser humano, a veces de forma negativa, a veces de forma positiva.

Un ejemplo que se recoge en este libro habla sobre la energía patógena Humedad (en este caso la interacción es negativa) produciendo una cefalea como “si una venda apretara nuestra cabeza”

¿Cada vez que haya un exceso de humedad en el ambiente nos dolerá la cabeza? No. No debemos olvidar que el equilibrio sutil de la salud es dinámico.

Primero, cada uno de nosotros tiene sus propios desequilibrios y equilibrios energéticos y cada uno tiene una historia de salud (o enfermedad) previa.

Segundo, no podemos dejar de lado nuestra constitución física y psíquica. Si la energía patógena Humedad nos pilla con una energía defensiva baja es posible que sí tengamos dolor de cabeza.

En MTC existe un síndrome llamado Bi que resulta en la alteración de la circulación de Energía y Sangre debido a la penetración de Frío, Viento y Humedad en los meridianos. Hay un tipo de Bi, el doloroso, que consiste en dolor articular/muscular.

El Bi se presenta porque ha habido una deficiencia en la Energía defensiva y, sumado a la conjunción de esos factores climatológicos, se exacerba el dolor que podamos sentir.

Ejemplo: una persona con fractura en un hueso resiente aumento del dolor o presenta dolor (después que la fractura se haya consolidado) por aumento de la Humedad y descenso de temperatura ambientales.¿Os suena?

Según la Medicina Convencional, cuando se padece de forma aguda o se ha padecido una lesión osteomuscular que se ha cronificado, algunas personas resienten el aumento del dolor en articulaciones o hueso o músculo afectado y esto se debe a una alteración de los receptores de presión de estos.

Causas como el frío, el calor, la humedad, el viento o la presión barométrica pueden afectar negativamente nuestra salud. Es lo que conocemos como Meteoropatía.

En 1997 la Revista International Journal of Biometeorology publicó un estudio en el cual los resultados sugerían lo siguiente: que tanto el incremento de la humedad ambiental como la disminución de la temperatura aumentaba el dolor y la rigidez en pacientes con artritis.

También se han relacionado otro tipo de síntomas con el clima: dolor de cabeza / migraña , letargo, trastornos del sueño, fatiga, irritación, depresión, vértigo, problemas de concentración y el dolor de la cicatriz, resfriados y dolor muscular.

En un estudio realizado en un hospital general de Barcelona en 2002 se halló la relación de factores climáticos (viento caliente, lluvia y otoño) con ataques de pánico. La conjunción de estos factores aumentaba la posibilidad de padecer uno.

Sabiendo todo esto es fácil comprender que cuando tenemos problemas reumatológicos nos recomienden mudarnos a un clima más seco, lo mismo cuando tenemos asma incontrolable con medicación y otras medidas. Sin contar además en cómo pueden afectarnos los microclimas que tenemos en casa, en el colegio, en el trabajo, etc.

Como podéis ver, los fenómenos climatológicos nos afectan a varios niveles.

El entorno nos puede ayudar a estar mejor pero también puede empeorar nuestra sintomatología.El gran problema al que nos enfrentamos actualmente es el del cambio climático sobre el que podemos actuar sobre todo para evitar que empeore.

¡Cuida el medio ambiente y te estarás cuidando a ti y los tuyos!

Plantas de interior, aliadas de la salud

Es muy probable que lo hayas pensado alguna vez o lo hayas leído, sobre todo si eres amante de la naturaleza, así que te confirmamos que está probado que las plantas tienen efectos beneficiosos sobre el ser humano.

A continuación te proponemos diferentes ejemplos sobre los que vale la pena reflexionar:

Síndrome del edificio enfermo

Este síndrome se define como la presencia de una variada sintomatología, no específica, que sufren los ocupantes de un edificio u oficina y se asocia con el tiempo en el que uno está en ese sitio. Sin embargo, las causas exactas no se conocen.

Dolor de cabeza, mareos, náuseas, irritación de ojos, nariz o garganta, tos seca, piel seca o picazón, dificultad para concentrarse, fatiga, sensibilidad a los olores, ronquera en la voz, alergias, síntomas del resfrío, aumento de la incidencia de ataques de asma y cambios en la personalidad, son algunos de esos síntomas.

Algunos estudios han probado que la presencia de plantas de interior en oficinas disminuyen estos síntomas.Estrés y productividad

Varios estudios aseguran que la presencia de plantas reduce el estrés. En el hospital, en el trabajo…. lugar donde, además, potencian la creatividad y la productividad.

Purificadoras del aire

Sí, pero teniendo en cuenta el momento del día. Las plantas devuelven al aire más oxígeno que dióxido de carbono cuando realizan la fotosíntesis en los días con buena luminosidad y mayor dióxido de carbono en el aire porque lo absorben para transformarlo en O2 y glucosa, alimento que les sirve para crecer; durante la noche, respiran (“exhalan”) dióxido de carbono.

Debido a esto, si trabajas de día con plantas alrededor es posible que mejoren la incidencia de tus ataques de asma o de tus alergias (si no eres alérgico/a a esa planta, claro)

¡La presencia de acuarios también puede beneficiarte!

La visualización de un acuario ayuda a disminuir el pulso y la tensión muscular por lo que tu nivel de estrés puede disminuir al tener una pecera en casa o en el trabajo.

Por lo que ya ves, la interacción con las plantas y los animales ayudan a tu bienestar.

¡Cuidemos el planeta, que él cuida de nosotros!

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]
Artículo anteriorFibromialgia: Entender, aceptar, luchar
Artículo siguienteCáncer de laringe y calidad de vida
Dra. Nathalie Orens Viedma
La Dra. Nathalie Orens Viedma es Licenciada en Medicina y Cirugía. Máster en Acupuntura y Moxibustión. Auriculoterapia. Máster en Estudios Biologico-Naturistas y Homeopatía. Máster en Metodología de la investigación en MTC.  Miembro de la Asociación española de Médicos Integrativos, Tesorera de la Asociación de Médicos Acupuntores de Madrid y Miembro de la Sociedad de Acupuntura Médica de España. Experta en Valoración de daño corporal.Médico experta en Medicina Tradicional China en Femedical Women Clinics, Calle Miguel Hernández, 2. Talavera de la Reina. Tlf. 925 680 720.Administradora de la página de salud Integra Salud Talavera

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí