Terapia ocupacional en niños con TEA

La terapia ocupacional en niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA) se centra en el trabajo de las Actividades de la Vida Diaria (AVD), explica la terapeuta ocupacional de la Asociación TEA, María Cedenilla.

0
731
Terapia ocupacional con personas con TEA
Ver vídeo: Terapia ocupacional: Una profesión para capacitar, adaptar y reilusionar Fuente: Rosalie Orens

La terapia ocupacional en niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA) se centra en el trabajo de las Actividades de la Vida Diaria (AVD), explica la terapeuta ocupacional de la Asociación TEA, María Cedenilla.

En la asociación se dividen éstas actividades según las áreas que haya que trabajar con cada niño: terapia de alimentación, integración sensorial y terapia en entornos naturales.

¿Cómo se trabajan los problemas de alimentación con la terapia ocupacional?

Las dificultades de alimentación en los niños con TEA están muy asociadas a los problemas sensoriales, ya que se trata de una actividad en la que participan todos sentidos.

Los niños suelen tener problemas a nivel:

  • Sensorial: Sienten demasiado u muy poco el alimento en la boca y no lo saben manejar.
  • Oromotor: No tenien bien desarrolladas las destrezas orales y no mastican bien porque, por ejemplo, sólo comen purés por una mala experiencia.
  • Conductual: Son muy rígidos. Tienen miedo nuevo a lo nuevo y a lo desconocido.

Se realiza una evaluación del niño y se trabaja sobre aquello que le genera dificultades. Se trabaja siempre con reforzadores positivos que se anticipan en los pictogramas que desglosan las etapas de la actividad.

¿En qué consiste la terapia de integración sensorial?

Ésta terapia intenta ayudar a los niños en la forma en que procesan la información que les viene del exterior.

Durante la terapia se le proponen desafíos al niño para que tenga que poner en marcha los sistemas afectados y que eso se vaya integrando en su cerebro con conexiones nuevas que puedan llevarle a una respuesta más adaptada.

El mal procesamiento de la información les provoca problemas de conducta, rabietas, que les moleste ir al supermercado, ciertos olores, ruidos, determinadas texturas de alimentos, etc.

¿Cómo se trabaja la terapia ocupacional en entornos naturales?

El trabajo fundamental es con los padres y la familia ya que son los que más oportunidades tienen a lo largo del día de ayudar e intervenir con los niños.

En ésta área se intenta potenciar la autonomía del niño: vestido, desvestido, alimentación a nivel de manejo de cubiertos y conducta.

Los niños con autismo suelen tener problemas a la hora de recoger la habitación, organizar la tarea, sentarse a hacer deberes, etc. El establecimiento de rutinas y límites es esencial en éste aspecto.

Según cuál sea la dificultad del niño se interviene de una forma u otra.

Lo importante de ésta terapia es que realiza con los papás y en la casa del niño.

¿La terapia ocupacional se realiza también en los colegios?

María va a los colegios a hacer coordinaciones con los profesores, aunque no puede intervenir directamente, intenta ofrecer estrategias al personal de apoyo para ayudar al niño.

La intervención del terapeuta ocupacional en los colegios es una necesidad real. Está incluido en las aulas de otros países porque hay estudios que lo avalan.

Aquí hay muchas aulas de niños con autismo, las “aulas TEA”, que cuentan con profesionales de apoyo pero que no están formados en autismo.

Muchas veces los coles demandan el asesoramiento de los terapeutas ocupacionales pero éstos no cuentan con un sistema educativo que los avale.

La intervención  de éstos profesionales no sólo podría favorecer que el niño esté más tranquilo en general y coma mejor en los comedores, también podría facilitar su inclusión en el patio.

¿Cuál es la mayor dificultad a la que se enfrentan los niños con TEA y sus familias?

Uno de los grandes problemas que hay es el estigma social, muchas veces por desconocimiento, tanto de los profes, como de los demás niños y de sus padres.

Lo que los niños dicen es lo que los padres piensan y les transmiten.

Hay que enseñar a los niños a jugar con los niños con autismo, hay que explicar desde el minuto cero que el niño tiene un problema y cómo se puede jugar con él.

Tomando la iniciativa los padres de acercarse a la criatura prestándole un juguete o algo que le interese,por ejemplo, interactuando con cariño y respeto estamos dando un gran paso hacia la normalización.

Es importante inculcar que éstos niños son diferentes pero que éso no es malo. En algunas cosas no tendrá dificultades pero en otras sí y en ésas podemos ayudarle.

Nuestro objetivo es que haya adaptación, que el niño pueda funcionar con normalidad en su día a día.

Los niños con TEA tienen dificultades en ése aspecto y es por eso que el resto tenemos que hacer lo posible por ofrecerles una mejor calidad de vida.

Tenemos que aprender a convivir.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.