¿Qué hacer ante el riesgo de suicidio adolescente?

Desde Integra Salud Talavera consideramos fundamental trabajar unidos para la prevención del suicidio, por eso os traemos un pequeño resumen de la Guía para la prevención de la conducta suicida en adolescentes dirigida a docentes, escrita por Javier Jiménez- Presidente de RedAIPIS y editada por la Comunidad de Madrid.

Prevención del suicidio adolescente
Prevención del suicidio adolescente. Fuente: Rosalie Orens

El suicidio se está convirtiendo en la primera causa de muerte en adolescentes y jóvenes de 15 a 25 años, por disminución de las otras causas, explica Javier Jiménez- Presidente de la Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (RedAIPIS)

Es importante saber detectar las señales de alerta de intento de suicidio  así como de los factores que influyen en que se produzca.

Desde Integra Salud Talavera consideramos fundamental trabajar unidos para la prevención del suicidio, por eso os traemos un pequeño resumen de la Guía para la prevención de la conducta suicida en adolescentes dirigida a docentes, escrita por Javier Jiménez- Presidente de RedAIPIS y editada por la Comunidad de Madrid.

La guía mencionada es muy completa y recomendamos su consulta. En éste artículo vamos a centrarnos en las estrategias de actuación ante el riesgo al suicidio.

Estrategias de actuación ante la conducta suicida

  1. Tener disponibles teléfonos de emergencia y ayuda

Contactar rápidamente con la familia.  Consulta la Guía de ayuda para familiares

Es muy importante que contemos con el apoyo de la familia y de los distintos agentes preventivos del suicidio: psicólogos, médicos, psiquiatras, enfermeros, trabajadores sociales y amigos.

Dentro del centro escolar, es útil establecer un sistema de localización telefónico de los profesores que han recibido formación específica sobre la conducta suicida.

En caso de riesgo grave de suicidio es oportuno adoptar medidas rápidas: no dejar solo al alumno, calmarle, llamar a padres o tutores, contactar con urgencias el 112, tomar medidas especiales en caso de acoso escolar.

2. Limitar el acceso a posibles medios lesivos

3. No dejarle solo

Involucrar a los profesores, amigos u otros compañeros. El sentimiento de soledad y de rechazo es uno de los riesgos vinculados a la ideación suicida. Activar el protocolo de actuación, si existiera, propuesto en los factores de protección de esta guía.

Aunque una persona haya sido dada de alta de una hospitalización por riesgo de suicidio, el riesgo puede persistir. Mantener el seguimiento.

4. Mejorar las habilidades de comunicación: preguntar y escuchar.

Escuchar a nuestro alumno sobre sus pensamientos y emociones relacionadas con la conducta suicida aliviará su tensión, le haremos ver que nos preocupa y que deseamos ayudarle. Consulta ésta guía de autoayuda.

Mantener la serenidad, el respeto, la sensibilidad y la comprensión. Hacerle entender que todas las cosas y las situaciones, cambian, salvo la muerte. Centrarse en hacerle ver todas las virtudes y capacidades que tiene como persona. Hacerle ver su valía como ser humano diferente a todos los demás.

Nunca juzgarle, ni verbalmente, ni de manera no verbal o gestual. No criticar, no discutir, no utilizar sarcasmos, ni desafíos. Tomar sus amenazas en serio. No entrar en pánico, no mostrar nuestro miedo. Si no sabemos cómo actuar, lo que si podemos hacer es escuchar con calma y buscar apoyo especializado en cuanto podamos. Argumentar en positivo acerca de lo importante que él o ella es para nosotros y para otras personas, sobre todo si conocemos quién o qué es lo que más le importa.

Es fundamental concienciar a los adolescentes que una intervención rápida, también por parte de ellos, puede salvar la vida de su amigo o compañero.

5. Autocuidado del personal educativo y del entorno escolar.

Puede ser recomendable que los educadores y cualquier otro personal del entorno escolar que se hubiera implicado activamente con una persona con riesgo suicida, soliciten ayuda especializada, no debiendo adoptar el papel de profesionales de la salud.

6. ¿Qué hacer tras un intento de suicidio de un alumno que ha trascendido públicamente?

  1. No silenciar el acto, pero solicitar autorización de padres y del propio adolescente antes de hablar sobre ello.
  2. Hablar sobre ello, sin juicios de valor.
  3. Crear redes afectivas de apoyo.
  4. Tratarle con normalidad, mantener una actitud de escucha respetuosa, respetar sus silencios, dejar que cuente lo que quiera, sin interrupciones.

7. Ante un suicidio consumado de un alumno, ¿cómo ayudar a elaborar el duelo?

  1. Silenciar el hecho, es un grave error. La consternación de lo sucedido conlleva a la necesidad de hablar del hecho. De alguna manera, el ayudar a los alumnos a expresar los sentimientos es el primer paso para elaborar el duelo de manera sana.
  2. Intentar desculpabilizar, es lo más importante. La sinceridad. Comunicar a los alumnos la realidad de lo que ha sucedido, eliminando la morbosidad. Durante la primera semana es fundamental seguir hablando del suicidio del compañero. Ayudar a que expresen sus sentimientos, temores, miedos y vivencias, a través de distintas actividades y según su edad cognitiva, como por ejemplo por medio de dibujos, redacciones o coloquios sobre el suicidio.

8. Si el suicidio se ha realizado delante de los compañeros…

Avisar al 112.

La policía y comitiva judicial acudirán al lugar. Es IMPORTANTE aportar cualquier dato, por absurdo que parezca, que pueda tener relación con un posible caso de Ciberbullying o acoso escolar. SIEMPRE debe darse conocimiento a la Fiscalía de Menores. El docente es autoridad pública y su palabra tiene la consideración de prueba de veracidad. JAMÁS deben facilitarse datos a los periodistas a riesgo de vulnerar derechos fundamentales.

Separar a los demás alumnos del lugar donde está el cuerpo del fallecido.

No tocar el cuerpo. En cuanto puedan, los tutores de cada sección deben comunicar a los alumnos lo que ha sucedido, para intentar controlar el alto impacto emocional que están sintiendo todos. Ayudarles a manifestar lo que están sintiendo y ofrecerles ayuda. Solicitar ayuda de personal experto.

¿Qué señales de alerta puede presentar otro alumno después del suicidio de su compañero?

Sentirse culpable de la muerte de su compañero o amigo. Que a raíz de lo sucedido haya cambiado de conducta y comportamiento. Que piense que suicidarse es un acto de valentía y que cuando se está sufriendo lo mejor es morirse, que todos te admirarán por ello. Que manifieste que a él tampoco le gusta vivir. Que haya convertido a su compañero fallecido en un héroe. Que no deje de hablar sobre la muerte. Que se haya informado de las diferentes maneras de suicidarse. Que haya amenazado con quererse quitar él también la vida.

En estos casos es esencial que el tutor docente se ponga en contacto con los padres del alumno, para orientarles y hacerles ver que su hijo necesita ayuda profesional especializada.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.