Medicina Estética aplicada a pacientes oncológicos

El Director Médico de Kalos Medicina Estética, Dr. Eduardo de Frutos, nos explica cómo la medicina estética puede beneficiar a las personas que han padecido cáncer o actualmente lo padecen.

0
735
El Director Médico de Kalos Medicina Estética, Dr. Eduardo de Frutos, nos explica cómo la medicina estética puede beneficiar a las personas que han padecido cáncer o actualmente lo padecen.
Uno de los campos más avanzados dentro de la Medicina Estética es la Oncoestética, que consiste en poder ayudar al paciente oncológico en la mejora de su calidad de vida y bienestar.
El trabajo del médico estético en este caso se limita a ciertas áreas, siempre en colaboración con el Oncólogo, y respetando el tratamiento que se le haya prescrito a ese paciente.

Podemos aportar mucho en cuanto a la prevención tanto primaria como secundaria de cualquier tipo de cáncer fomentando estilos de vida positivos y sanos, eliminando ciertos tóxicos en los hábitos de nuestros pacientes.
Podemos mejorar ciertas secuelas y efectos secundarios que puede tener un paciente que, por ejemplo, está siendo sometido a quimioterapia mejorando su calidad de piel. El ácido hialurónico es un tratamiento que no es exclusivo para los pacientes sanos.
También podemos tratar la alopecia e incluso podemos plantear tratamientos con implantes capilares en pacientes que han perdido su cabello como consecuencia de la quimio y radioterapia.
Podemos aconsejar sobre técnicas de maquillaje, utilización de pañuelos y, en general, cuidados de la imagen personal.
Podemos realizar micropigmentación en los casos que haya que regenerar, por ejemplo, cejas o incluso la areola del pezón en los cánceres de mama. También en este último caso podemos ayudar cuando hay linfedema.
El drenaje linfático es una técnica muy utilizada en Medicina Estética sobre todo en tratamientos de pérdida localizada de grasa.

¿Hay alguna contraindicación en la aplicación de éstas técnicas?

En principio, no todos los tratamientos estéticos se pueden aplicar al paciente oncológico.
Algunos, deben retirarse mientras que el paciente está sometido al tratamiento de su enfermedad (ciertos peelings, láser, inyectables) pues no está probada su eficacia en estos casos. Podrían aplicarse una vez que el paciente esté de alta.
Otros, están incluso recomendados porque van a minimizar las secuelas o efectos secundarios de su tratamiento.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.