Escoliosis, síntomas y tratamiento

La fisioterapeuta, Laura Flores, de la clínica Fisioterapia Athenea de Talavera de la Reina, nos habla sobre la escoliosis, un problema bastante común en la sociedad actual: en qué consiste, cuáles son sus causas, a quiénes afecta y cuáles son sus principales síntomas y signos. En la segunda parte de ésta entrevista nos explicará el diagnóstico y tratamiento de ésta anomalía.

0
1148

La fisioterapeuta, Laura Flores, nos habla sobre la escoliosis, un problema bastante común en la sociedad actual: en qué consiste, cuáles son sus causas, a quiénes afecta y cuáles son sus principales síntomas y signos.

¿Qué es la escoliosis? 

La escoliosis es una anomalía de la columna vertebral que consiste en una alteración de las curvas fisiológicas.

Lo normal es que la columna esté recta, sin embargo, lo que ocurre en la escoliosis es que aparece una curva en “C” o en “S”.

Cuando la escoliosis está muy asentada pueden aparecer deformaciones anatómicas tanto en las propias vértebras de la columna como en las estructuras que la rodean (ligamentos, musculutura, etc.)

¿Cuál es el origen de la escoliosis?

Hay dos tipos de escoliosis según su origen:

– Estructural, ya asentada, puede ser:

  • Congénita, de nacimiento
  • Idiopática, es la más habitual ya que la tiene el 80% de las personas que padecen escoliosis. Su origen es desconocido.
    • Puede ser degenerativa, producida por una osteoporosis, por ejemplo.
    • O neuromuscular, producida por una enfermedad como la espina bífida o la parálisis cerebral.

– No estructural o actitud escoliótica, es reversible, puede ser por:

  • Malas posturas
  • Compensación, por ejemplo, por la longitud de las piernas
  • Para evitar un dolor
  • Por una inflamación

 

¿Cómo podemos clasificar la escoliosis? 

  • Por el número de curvas, como he comentado antes, puede ser una escoliosis en “C” o en “S”.
  • Por la lateralidad de la inclinación, puede ser una una escoliosis izquierda o derecha.
  • Por el nivel al que se encuentre: cervical, cérvico-dorsal, dorsal, dorso-lumbar o lumbar. Normalmente aparece una pero si no tomamos medidas para frenarla, la columna puede ir compensando para que podamos seguir andando rectos.

¿A quiénes afecta más la escoliosis?

Sobre todo más a las mujeres que los hombres y suele aparecer en los niños entre los 10 y 14 años, afecta más a las niñas.

Actualmente hay mucho programas de prevención en los colegios para valorar si los niños tienen escoliosis e implementar medidas para poder corregirla cuanto antes.

¿Cuáles son los signos y síntomas que aparecen?

Los signos son:

  • inclinación de la columna
  • deformidades en el tronco
  • deformidades en las caja torácica
  • desequilibrios a nivel de los hombros y de la cadera

Los síntomas que pueden aparecer son:

  • dolor de espalda en adultos (los niños no lo presentan)
  • dolor de cabeza
  • contracturas
  • en casos graves, pueden aparecer dificultades respiratorias

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

Primero se hace una valoración visual del paciente y un examen físico.

Entre otras valoraciones que se hacen, se realiza el test de Hannah. El paciente se inclina hacia adelante con las rodillas estiradas, dejando colgando los brazos.

Si hay una escoliosis, al observar la espalda, aparece una giba o abultamiento en uno de los lados de la espalda entre otros desequilibrios.

Para valorar el grado de la misma es necesaria una radiografía de la columna completa donde se podrán hacer mediciones del ángulo de la curvatura (ángulo de Cobb), rotación de las vértebras y maduración ósea.

Se podrá observar la ubicación de la misma, en función de esto, poner un tratamiento más concreto y e individualizado.

¿Cómo se trata la escoliosis?

A nivel médico se suele usar corsé, se suelen colocar en la fase de crecimiento, es decir, cuando el niño tiene entre 10- 12 años para reducir la progresión e intentar corregir la columna.

En casos muy graves, a partir de los 40º de escoliosis y cuando el corsé no ha hecho efecto, se usa la cirugía.

La cirugía es un poco complicada pero suele ser bastante efectiva. Consiste en colocar unas barras en los laterales de la columna e injertos óseos con el fin de crear una fusión espinal.

A nivel de la fisioterapia tenemos trabajo manual en la musculatura para quitar las contracturas.

Sobre todo mandamos ejercicios a los pacientes, éstos deben ser muy constantes para que la escoliosis no evolucione o lo haga más lentamente.

El Pilates va muy bien. Hay también métodos específicos para tratar la escoliosis como el método Schroth o el método Klapp.

La reeducación postural es esencial, explicamos a los pacientes cómo deben realizar ciertas posturas de forma correcta.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí