Detección precoz de la sordera en niños

Se estima que en España 1 de cada 3.000 niños puede nacer sordo, algunos expertos opinan que puede ser 1 de cada 1.000 niños. Actualmente hay más de 1.000.000 de personas que tienen alguna pérdida auditiva, comenta la Dra. María Bielsa.

0
534

En esta exhaustiva entrevista, la médico foniatra, Dra. María Bielsa, nos habla sobre la sordera en niños, los métodos de detección precoz de la misma, los tipos de sordera y las ayudas auditivas disponibles.

Se estima que en España 1 de cada 3.000 niños puede nacer sordo, algunos expertos opinan que puede ser 1 de cada 1.000 niños. Actualmente hay más de 1.000.000 de personas que tienen alguna pérdida auditiva.

Vamos a diferenciar entre la sordera de los niños y la sordera de los adultos, porque en los niños va a haber una repercusión importante sobre la adquisición del lenguaje, el aprendizaje, la escolaridad y, por encima de todo, sobre el desarrollo del niño.

En los adultos jóvenes considero fundamental mencionar la importancia de los ambientes con ruido incontrolado que a la larga provocan pérdidas auditivas por trauma acústico, por desgaste del nervio auditivo.

¿Cuándo se realiza la detección de la sordera en niños?

Desde el año 1999 se viene realizando en España la detección universal de sordera infantil. No hay niño que nazca en un hospital de la red pública que no pase por esta prueba. Es muy sencilla, requiere únicamente unos segundos y un personal mínimamente formado.

Antes de esta fecha se realizaba únicamente a los niños que tenían riesgo de padecer sordera por historia familiar,  algún problema durante el embarazo, malformación congénita, etc.

La Confederación para la Detección Precoz de la Hipoacusia (CODEPEH) demostró que sólo teniendo en cuenta los casos con factores de riesgo se perdían casi el 50% de los diagnósticos.

No obstante, no todas las sorderas congénitas se manifiestan en los primeros meses o incluso en los primeros años de vida. Es aquí donde debemos estar alertas.

¿Qué pruebas se realizan para detectar la sordera?

Hay pruebas subjetivas, en las que el niño tiene que hacer cosas y hay pruebas objetivas donde automáticamente hay unas curvas que nos están diciendo que es lo que está transmitiendo el oído al cerebro, se llaman Potenciales Evocados (PEATC), se usan sobre todo para el diagnóstico en niños pequeñitos.

En niños que pueden colaborar podemos utilizar instrumentos sencillos. Los expertos hemos ideado muchas veces recursos propios para saber si el niño oye o no oye.

Disponemos de un repertorio enorme de instrumentos sonoros: panderetas, maracas, castañuelas, timbres, campanas, distintos sonidos agudos, medios y graves e intensidades calibrables para saber si el niño es capaz de escuchar e identificar de qué sonido se trata.

En niños un poco más mayores el condicionamiento pasa por el juego con ellos.

Todas estas exploraciones nos van a orientar mucho en las pruebas diagnósticas necesarias para informar al otorrinolaringólogo que es el que finalmente va a tener la responsabilidad diagnóstica.

¿Cómo detectar la pérdida auditiva en casa?

Hay una serie de recomendaciones sobre cómo detectar que el niño puede tener alguna pérdida auditiva:

De 0 a 6 meses

  • no se despierta ni tiene reacciones reflejas ante el ruido
  • no dirige la mirada hacia la fuente sonora
  • no sonríe ni se tranquiliza cuando le habla su madre
  • no identifica voces familiares

De 6 a 9 meses

  • golpea objetos para que venga su madre, no vocaliza para llamar la atención
  • aparece laleo que luego desaparece “pa”, “ma”, “ta”
  • no juega ni sonríe imitando canciones
  • no atiende a ruidos

De 9 a 12 meses

  • no reconoce cuando le nombran “papá”, “mamá”
  • no entiende la negación
  • no responde a “dame” si no se le hace el gesto
  • no localiza la fuente sonora ni responde distinto a sonidos diferentes
  • no se entretiene emitiendo y escuchando

De 12 a 18 meses

  • no aparecen las primeras palabras “papá”, “mamá”
  • no identifica partes del cuerpo
  • no comprende órdenes sencillas
  • no identifica objetos familiares por su nombre

De 24 a 36 meses

  • es más inquieto de lo normal
  • no presta atención a cuentos
  • no se le entiende las palabras que dice
  • no construye ni repite frases
  • no contesta a preguntas sencillas

Entre 3 y 4 años

  • muy escaso vocabulario
  • no sabe contar lo que pasa
  • no conversa con otros niños
  • sólo le entiende su familia

La detección de la sordera en los niños es importantísima para su desarrollo. Dicen que un niño con 1 año de vida que aun no se le ha diagnosticado la sordera ya es un viejo porque en los 3 primeros meses de vida se han podido hacer multitud de actuaciones.

El niño ya debería llevar un audífono puesto para que cuanto antes se ponga en contacto con el mundo sonoro.

Mientras el niño no está recibiendo estímulos, esa corteza cerebral que está en pleno desarrollo no está estableciendo las conexiones necesarias para que identifique luego esos sonidos. Cuanto más tarde se detecte la sordera, mucho peor resulta cualquier actuación terapéutica, audífonos o implante coclear.

Causas de la sordera

No todas las sorderas impiden al niño adquirir el lenguaje. Las sorderas profundas sí, si el niño no está en contacto con el lenguaje no lo va a aprender, no es como otras habilidades del ser humano que van madurando espontáneamente.

El lenguaje se adquiere interaccionando con la persona que habla, por eso es tan importante estimular auditivamente al niño desde los primeros días, incluso desde el útero. Un niño que no ha tenido una suficiente estimulación auditiva, será un niño que va a tener un lenguaje mucho más pobre.

Si un niño ha tenido una pérdida auditiva que ha pasado desapercibida, lógicamente va a tener un lenguaje más pobre, va a tardar más en hablar o incluso su lenguaje nunca va a ser un lenguaje normal.

Los niños sin pérdidas auditivas severas, de 40- 50 decibelios, pueden escuchar la palabra, a veces lo que no hacen es diferenciar correctamente sonidos parecidos, se llama “discriminación auditiva”. Confunden fonemas similares, por ejemplo, la “f” y la “z”, la “l” y la “d” o la “r”, no las pronuncian bien o incluso luego, cuando tienen que escribirlas en un dictado, cometen errores.

Estos problemas de discriminación auditiva pueden ser debidos a problemas respiratorios en el niño, por ejemplo, vegetaciones muy grandes que obstruyen parcialmente el cavum (rinofaringe) que generan en la trompa (en el conducto que comunica con el oído) una alteración en las presiones que hacen que el tímpano no se mueva correctamente, no conduzca bien, por lo que esos sonidos no se diferencian entre sí y el niño las dice mal porque no  las está detectando correctamente y no las discrimina entre sí.

Hay pruebas muy sencillitas que hacemos en foniatría por las que se pasan unos pares de palabras similares como, por ejemplo, “plata”- “”rata”, “tripa”- “tipa”, “plomo”- “pomo”. El niño debe decirnos, si ya tiene capacidad de hacerlo, si son iguales o diferentes.

Esto nos permite saber, junto con otras pruebas, si hay un problema con la conducción de los sonidos a través del tímpano.

Esto puede solucionarse con un tubito de drenaje que coloca el otorrinolaringólogo (ORL) en el tímpano para garantizar la ventilación a uno y otro lado del tímpano.

Los sonidos se reciben a través del pabellón auricular, estimulan el tímpano y la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo), conducen los sonidos hacia el oído interno y estimulan la cóclea (caracol).
A partir de ahí los estímulos van al nivel central, a través del nervio auditivo.

Tipos de sordera

  • Sorderas de conducción o transmisión: dependen del oído externo y medio, van desde la cadena de huesecillos hacia el exterior. Por ejemplo, niños con pérdidas auditivas pequeñas o medianas debidas a vegetaciones.
  • Sorderas neurosensoriales: dependen del oído interno, se producen en el caracol, nervio auditivo o incluso la corteza cerebral. Suelen ser más profundas, más severas que las anteriores, por ejemplo, sorderas genéticas, debidas a problemas vasculares, tumor, origen en toxoplasmosis u otras, etc.

Las sorderas que afectan el lenguaje son aquellas que van de medias a profundas, por ejemplo niños con sorderas muy profundas o totales, solamente tienen restos auditivos, no oyen por encima de los 80- 90 decibelios.

Es muy diferente que un niño tenga sordera en un sólo oído que en los dos, ya que la repercusión en el lenguaje es mucho mayor.

Cuando el niño ingresa al colegio cerca de los 3 años de edad, empieza a recibir una cantidad de estímulos, empieza a aprender vocabulario todos los días, todas las semanas, empieza a diferenciar las palabras y los sonidos que las componen.

Estas pérdidas auditivas de tipo medio pueden tener repercusión en la lectura, escritura, en el aprendizaje en general y en que el niño no adquiera la pronunciación correcta.

Pero en las sorderas severas, al ingresar el niño en el colegio tienen que haber sido detectadas, diagnosticadas y el niño tiene que ir al cole con su audífono o implante coclear, cualquiera sea la elección que se haya seguido.

También respecto a los tipos de sordera, podemos diferenciar en:

  • Prelocutivas: se producen en el niño antes de que se haya puesto en contacto con el lenguaje (antes del 1er año y medio de vida)
  • Poslocutivas: el niño se queda sordo por una meningitis, encefalitis, traumatismo, tumor, etc. Después de los 2-3 años de vida, cuando ya se había puesto en contacto con el lenguaje. Si se actúa precozmente, se puede mantener el lenguaje aprendido.

Cuanto más precoz es la sordera, más dificultades va a tener el niño en adquirir el lenguaje, por lo tanto, los prelocutivos tendrán más dificultad.

Un niño sordo al que no se ha detectado y ya había empezado a hablar, generalmente lo que hace es perder parte del lenguaje que tenía, empeorar la pronunciación, alterar el timbre de la voz o tener dificultades para estructurar las frases, etc.

¿Qué tipo de ayudas auditivas existen?

Audífono

El audífono es un dispositivo electrónico externo, un amplificador de sonidos.

El audífono recibe la información acústica y la amplifica para que se perciban sonidos, para que el umbral de audición en el niño pueda estar más elevado por pérdidas entre 30 a 60 decibelios.

El paciente seguramente necesitará tratamiento logopédico para captar los matices de percepción de la palabra, identificación correcta de los sonidos y discriminación de los mismos.

Por encima de esa pérdida hay veces que los audífonos no son capaces de proporcionar al niño umbrales suficientes para que perciba correctamente la palabra.

Las sorderas profundas, por encima de 90 decibelios no permiten una ganancia suficiente con el audífono para garantizar la adquisición del lenguaje en el niño.

Implantes cocleares

Desde hace unos 30 años se hacen intervenciones que se llaman implantes cocleares. Se trata de un adelanto tecnológico que ha permitido adquirir el lenguaje a niños sordos profundos, cosa que antes era impensable.

El implante coclear es un dispositivo electrónico que se coloca en el interior de la cóclea.

Tiene un micrófono exterior, un procesador con unos electrodos y estos electrodos hacen el recorrido de los bucles de la cóclea, producen una estimulación eléctrica en el nervio auditivo que la corteza cerebral recibe y traduce a estímulos acústicos.

El implante coclear no hace sonidos, estimula el nervio auditivo. Hay que reeducar este nervio para que los estímulos eléctricos se traduzcan a estímulos acústicos.

No es posible decir cómo oye un niño implantado hasta que no se hace una estimulación auditiva. El implante es una intervención muy laboriosa realizada por personal especializado.

Antes del implante, se realiza un protocolo donde se ve qué nivel de lenguaje tiene el niño tanto comprensivo como expresivo, la capacidad para verbalizar.

Se puede realizar esta intervención durante el primer año de vida del niño.

Afortunadamente  hemos visto ya el desarrollo de niños que han sido implantados y tenemos la satisfacción de decir que su lenguaje no difiere en absoluto de el de que cualquier niño de su edad, están escolarizados normalmente, con un muy buen rendimiento escolar.

El tratamiento logopédico puede durar unos años hasta garantizar que el niño va adquiriendo correctamente todos los pasos del aprendizaje del lenguaje.

Los implantes cocleares se ponen en las sorderas severas y profundas cuando no pueden beneficiarse del uso del audífono. Siempre que haya un audífono que permita al niño una ganancia suficiente para percibir correctamente los sonidos, éste será la primera elección.
El implante está reservado a las personas que no son candidatas al audífono.

¿Quiénes no son candidatos a implante coclear?

  • personas con sordera de tipo central, depende de la corteza cerebral, el implante sólo sirve en sorderas de oído interno, del  caracol
  • patología psiquiátrica grave
  • retraso intelectual
  • cuando no se dan las condiciones para mantener el implante (control y calibramiento)

El implante tiene que ponerse en marcha poco a poco y es la logopeda quien tiene que ir vigilando que el implante está funcionando bien (programas) y trabajando con el paciente para su rehabilitación.

Cada vez los criterios de inclusión de los niños para implante se van ampliando, así como a los adultos.

Es una intervención quirúrgica que requiere anestesia general, puede producir algún rechazo , pero la experiencia, en general, es que es bien tolerado.

Lengua de signos española

En cuanto a la posibilidad de no intervenir al niño y utilizar la lengua de signos, la comunidad sorda está dividida entre los partidarios de implantar al niño precozmente  y los partidarios de mantener al niño sin esta intervención y utilizar la lengua de signos española.

Es una lengua de signos muy rica, con unas posibilidades comunicativas importantes, restringida a la comunidad sorda, padres y familiares que lo aprenden pero con muchas posibilidades de desarrollo de las personas y de aprendizaje.

La elección es personal y es responsabilidad de los padres, en caso de los menores. El médico y el equipo implantador debe informar de los pros y los contras de una u otra opción.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 1 Average: 5]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí