Demencias y fisioterapia

Desde el aula 2 del Programa de Fomento de la Autonomía Personal (F.A.P) de Cocemfe Talavera queremos tratar de dar visibilidad a la importancia de la intervención del fisioterapeuta en el tratamiento de estas enfermedades.

0
128

Esta semana, en nuestra sección de Compromiso Social, el departamento de Fisioterapia del Centro de Atención Integral a la Diversidad Funcional de Cocemfe Talavera, nos habla sobre la importancia de la fisioterapia para reducir y retrasar el deterioro físico causado por el Alzheimer y otras demencias.

Se trata de las enfermedades crónicas más frecuentes entre las personas mayores, correspondiendo a dos de cada tres personas. Según los estudios, en España, la población mayor de 65 años se encuentra entre el 4 y el 9%, llegando a alcanzar hasta el 31-54% en las personas mayores de 90 años. En los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), existen en torno a los 500.000-600.000 casos de demencia. En 2050 se estima que habrá cerca de un millón de casos.

Desde el aula 2 del Programa de Fomento de la Autonomía Personal (F.A.P) de Cocemfe Talavera queremos tratar de dar visibilidad a la importancia de la intervención del fisioterapeuta en el tratamiento de estas enfermedades.

El Alzheimer se dividir en tres periodos o fases:

• Fase inicial. La sintomatología es leve, la persona puede valerse por sí misma para las actividades básicas, aunque precise apoyo, puesto que ya aparecen los olvidos y una ligera desorientación témporo-espacial.

A su vez, la coordinación empieza a verse alterada y aparecen ciertas dificultades para llevar a cabo algunas actividades que antes realizaban de forma mecánica.

• Fase intermedia. La persona comienza a tener fuertes lagunas de amnesia, empieza a ser más dependiente, y a necesitar ayuda para el auto cuidado. La coordinación de sus gestos para realizar algunas tareas está ya deteriorada, por lo que no es capaz de vestirse solo, no puede abotonarse o atarse los cordones de los zapatos sin ser ayudado, o no recuerda el orden en que debe colocarse la ropa. Carece de memoria reciente, por lo que necesitará que se reiteren a menudo los ejercicios dentro de una misma sesión. Se fatiga fácilmente, y cada vez necesitará mayores estímulos para realizar cualquier actividad. También son frecuentes en esta fase las conductas de vagabundeo.

• Fase avanzada o terminal. La persona es dependiente para todas las tareas básicas de la vida, ha olvidado el gesto de comer, de peinarse, caminar, tienen problemas de deglución etc. En este periodo pierden el contacto con el medio exterior y no pueden comunicarse ni responder a los estímulos externos. Se acentúa la lentitud y torpeza de movimientos, debido a que la rigidez muscular se ha instaurado. Se manifiestan con malas actitudes posturales y es frecuente que presenten problemas respiratorios.

Tratamiento de fisioterapia aplicada en Cocemfe Talavera

En primer lugar se hace una anamnesis para poder hacer un tratamiento específico y conocer los factores de riesgo más importantes (normalmente se trata de personas de más de 60 años que ya tiene otras patologías osteomusculares, vasculares, etc.). A su vez, colaboramos con otros miembros del equipo multidisciplinar en una labor consultiva, educacional para el asesoramiento para los pacientes, familiares-cuidadores y personal del servicio sanitario y social. Todo ello para mejorar la calidad de vida de los usuarios y si cabe, de sus familias.

fisioterapia demencias
Fuente: Cocemfe Talavera

Un gesto tan sencillo como el de asistir desde la parte caudal del hueco poplíteo a una persona con demencia, que se bloquea durante la marcha, cuando está cruzando un paso de cebra, puede ser la diferencia entre “no quiero salir a pasear porque me quedo atascado” y “voy a salir con mi familia a disfrutar”.

 

En Cocemfe Talavera trabajamos tanto de forma individual, como por parejas y grupal. La atención individualizada tiene grandes beneficios, como son el poder aislar elementos de distracción que entorpezcan la comprensión y ejecución de los ejercicios, pero necesitamos hacer también trabajo grupal, porque es aquí, cuando la motivación de estar con sus iguales, les permite realizar las tareas con menos esfuerzo.

En el abordaje de fisioterapia para un paciente de estas características nos proponemos objetivos específicos, pero en este artículo hablamos de forma general, por lo presentamos una síntesis de los más usuales.

Tipos de actividades de fisioterapia con personas con demencia

fisioterapia demencias
Fuente: Cocemfe Talavera
fisioterapia demencias
Fuente: Cocemfe Talavera

Movilizaciones articulares activas: Ejercicios de imitación… De este modo prevenimos la atrofia muscular, la rigidez articular y retrasamos por tanto los cuadros de inmovilismo y la aparición de úlceras por presión (UPP).

Movilizaciones articulares activas asistidas: Poleas de MMSS…

Potenciación muscular (ejercicios con pesas, lastres, bandas elásticas, resistidos por el fisioterapeuta): Se hace para mejorar el tono muscular y se trabajan sobre todo, la musculatura que más participa en el control postural y en la marcha.

-Estiramientos: Favorecen la sinergia neurológica relacionada con los grupos musculares agonistas-antagonistas.

Bicicleta estática y pedalier: Se trabaja de forma aeróbica para mejorar la función cardiorrespiratoria (resistencia), mantener la movilidad articular y trabajar la coordinación. Además provoca efecto antiálgico por la segregación de las endorfinas.

Reeducación de la marcha: Trabajamos en paralelas, con y sin obstáculos, rampas, cambios de dirección, con trayectos trazados, cambios de dirección… Esta es otra de nuestras formas de conservar la marcha funcional e independiente.

Escaleras.

Entrenamiento en transferencias: Implica un trabajo de la propiocepción. Así conseguimos hacer prevención de caídas y prepararnos, de cara a una caída y el síndrome que la sucede.

Psicomotricidad: A través de circuitos, ejercicios con sillas, aros, picas, globos, conos, churros, balones de distintas medidas y texturas. De este modo mantenemos las habilidades motoras, la coordinación, el mantenimiento del rango articular y la plasticidad cerebral.

fisioterapia demencias
Fuente: Cocemfe Talavera
fisioterapia demencias
Fuente: Cocemfe Talavera

Terapia con música: La utilizamos como recurso motivacional para trabajar cosas como el equilibrio y la movilidad. Y muy importante recordar, que a la vez que fomenta las relaciones sociales, mejora la capacidad de comunicación y si cabe, también el estado de ánimo.

Fisioterapia respiratoria: Este apartado es otro de los que consideramos muy importante y que a menudo no se tienen en cuenta. Buscamos mantener la flexibilidad de la caja torácica, realizamos ejercicios de tos dirigida, etc. Cuanto más óptima es la musculatura respiratoria, menos fatiga sentirán.

Movilizaciones articulares pasivas: En la fase final los pacientes requieren que se les movilice para prevenir la atrofia mioarticular y favorecer la circulación.

Masaje: Les ayuda a aliviar el dolor, a mejorar la circulación de la zona y muy importante para ellos, les aporta sensación de relajación, sobretodo en momentos de agitación, en la fase intermedia y en la final.

Ejercicios de relajación: Desde el punto de vista tónico, podemos aliviar las contracturas extra piramidales, producidas por la iatrogenia y facilita el descanso. Como consecuencia, colabora frente al estreñimiento.

Termoterapia: infrarrojos.

Evidencia

En el estudio de Honea et al., las personas con Alzheimer que realizaban actividad física se beneficiaron de una mayor preservación de la corteza frontal, temporal y occipital de forma significativa.

Según Laura Elizabet Castro-Jiménez et al.  existe evidencia en la prevención del deterioro cognitivo y la mejora a nivel físico (del equilibrio, a nivel cardiovascular).

En la revisión sistemática de los efectos del ejercicio físico sobre el número de caídas y el equilibrio en los pacientes con deterioro cognitivo, reflejan que el ejercicio físico es muy positivo en la mejora del equilibrio y con el deterioro cognitivo y en la variable número de caídas, también una parte de los estudios obtuvo resultados positivos en este tipo de población. No obstante, Shaw y cols. , Jensen y cols. y De Andrade y cols. no encontraron cambios significativos.

En estudios como el de Burns et al. se asocia positivamente la realización de la actividad física con el volumen cerebral total, así como el de la sustancia blanca en personas con demencias.

Otros autores hablan a su vez del efecto de una mayor plasticidad del cerebro (por la carga cognitiva), en específico, del hipocampo y un aumento del BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro).

Conclusión

Hoy en día, existen tratamientos farmacológicos que mejoran temporalmente los síntomas y tratamientos no farmacológicos que mejoran la calidad de vida, como es el caso, de los tratamientos de fisioterapia.

Y tal y como nos demuestra la evidencia científica, la fisioterapia aporta numerosos e importante beneficios a los pacientes con enfermedad de Alzheimer y otras demencias. En cualquier caso, en este tipo de enfermedades es necesario un tratamiento multidisciplinar.

Agradecimientos al Equipo de Cocemfe- Talavera

fisioterapeutasBlanca Margarita Sandoval de Gómez – Fisioterapeuta

Rosa María Montealegre Gil – Fisioterapeuta col.CLM 1582

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 8 Average: 4.5]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí