Congreso de Foniatría 2018

El tema de la ponencia son los tumores de cabeza y cuello desde un abordaje foniátrico y logopédico.  Esto quiere decir que no vamos a incidir directamente en el diagnóstico de estos tumores sino en las consecuencias, incluso cuando el paciente ya está intervenido y tratado con radio o quimioterapia.

0
647

La Presidenta de la Sociedad Médica Española de Foniatría (SOMEF), la foniatra, Dra. María Bielsa, nos habla sobre el próximo Congreso de Foniatría que se celebra en Talavera de la Reina los días 25, 26 y 27 de octubre de 2018.

El tema de la ponencia son los tumores de cabeza y cuello desde un abordaje foniátrico y logopédico.  Esto quiere decir que no vamos a incidir directamente en el diagnóstico de estos tumores sino en las consecuencias, incluso cuando el paciente ya está intervenido y tratado con radio o quimioterapia.

La incidencia de los tumores de cabeza y cuello es relativamente alta, es el sexto tumor en frecuencia, pero en concreto el tumor de la laringe es el segundo más frecuente entre los hombres. El tabaquismo mantenido durante tantos años hace que en España haya una incidencia mucho más alta que en otros países.

¿Cómo se tratan los tumores de cabeza y cuello?

El tratamiento generalmente es quirúrgico, tanto de los tumores de cabeza y cuello en general, como los tumores del sistema nervioso y suele complementarse con un tratamiento de radioterapia y/o de quimioterapia.

Después de estos tratamientos puede haber problemas en el habla porque muchas veces se amputan ó  se hace una resección amplia de zonas como la lengua, el paladar, la mandíbula, y por tanto va a repercutir en algo tan importante como es hablar, comunicarse, y también sobre la deglución, que es un aspecto menos conocido.

La persona tiene dificultades para comer, para masticar, para procesar los alimentos en la boca y, algunas veces, dificultades al deglutir que pueden traer problemas en la seguridad de la deglución.

A esto se le llama Disfagia y tiene una gran importancia porque aumenta la mortalidad de éstos cánceres en un porcentaje altísimo de pacientes.

Los que han sobrevivido a éstos cánceres después de una cirugía agresiva, incluso después de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia que han afrontado con valentía, muchas veces se encuentran con dificultades  al tragar que provocan desnutrición, o con problemas de seguridad (se atragantan, tosen, aspiran hacia las vías respiratorias y esto genera infecciones respiratorias y aumento de la mortalidad).

Es ahí donde entramos Foniatras y Logopedas ya que  formamos parte de un equipo multidisciplinar donde están incluidos cirujanos, otorrinos, neurólogos, radiólogos.  Entre todos tenemos que hacer un bloque para no solamente tratar el tumor, salvar la vida del paciente, sino atender a la calidad de vida que tiene que tener después ,volver a comer, a tragar y tener una comunicación eficaz.

El valor social de la comida

Los seres humanos somos seres sociales, nos relacionamos entre nosotros, nos comunicamos. El aislamiento genera depresión y problemas de autoestima, pero si hay problemas con la comida muchísimo más aún. Nos reunimos para comer, salimos a comer con los demás, celebramos las cosas en familia comiendo, nos reunimos en el trabajo para despedir el año etc.

Cuando una persona deja de tener el placer de comer con los demás y la comida pierde el valor social, se pierde algo muy importante del ser humano.

Hay personas que reniegan de haber sobrevivido a un cáncer cuando luego tienen estos problemas al comer y les repercute en la calidad de vida.

La importancia de la Disfagia y de atender a las necesidades nutricionales de éstos pacientes  considerando que tienen que tener placer y ganas  de comer ha hecho que la Asociación Española de Pacientes de Cáncer de Cabeza y Cuello (APC) haya publicado el libro ¿Y qué como?

Los pacientes con cáncer necesitan unos aportes nutricionales, proteicos y calóricos muy importantes porque el cáncer consume. La falta de apetito que produce la radioterapia y la quimioterapia y el propio tumor hacen que muchas veces el paciente deje de comer,  bien porque no le apetece porque la comida le sabe rara, metálica, o bien, vomitan. Los alimentos les saben diferentes y rechazan la comida.

Los familiares que se ocupan de la alimentación de éstos pacientes, incluso las cocinas hospitalarias, se encuentran con que el paciente rechaza  los alimentos y es lo peor que puede hacer un paciente con cáncer: no nutrirse y no hidratarse correctamente.

La apuesta del congreso por la cocina

El paciente pierde peso, adelgaza y se debilitan también los músculos de la deglución. A medida que perdemos peso, las fibras estriadas del músculo dejan de tener potencia para procesar los alimentos y cada vez hay más dificultades para comer.

Por ésta razón hemos dado muchísima importancia al tratamiento nutricional de la disfagia. Se va a presentar el libro mencionado antes así como adaptaciones a la dieta para pacientes que no pueden masticar y que no pueden deglutir alimentos sólidos.

Hoy día la cocina nos da un montón de posibilidades. La cocina molecular está muy de moda, hay espumas, hay aires, hay deconstrucciones de alimentos.

Organizando el Congreso de Foniatría 2018
De izquerda a derecha Loluca Tascón (Smoothfood España) , Carlos Maldonado (chef) , María Bielsa,(presidenta de la SOMEF) Maria Jesús Romero (presidenta de la APC). Fuente: Dra. María Bielsa.

Nosotros hemos hecho apuesta por integrar todas éstas novedades en la cocina en nuestros pacientes con disfagia y contamos para ello con la colaboración especial del Chef talaverano Carlos Maldonado.

A Carlos Maldonado, que es una persona innovadora, inquieta y curiosa, le propusimos el reto de elaborar un menú para pacientes con disfagia, un menú para que puedan salir a comer fuera de casa, acudir a celebraciones.

Lo mismo que una persona celíaca o vegana puede solicitar un menú especial y tiene la posibilidad de encontrarlo, también una persona con disfagia.

La comida debe ser atractiva y agradable

No se trata solo de triturar los alimentos juntos y convertirlos en un puré marrón. La presentación es importante, comemos por los ojos, un olor agradable y un sabor, donde los alimentos se identifiquen por separado, es importante y tenemos que sensibilizar a la sociedad para que esto suceda.

Debe haber menús para personas con dificultades en la deglución. En el Congreso trataremos estos temas con talleres prácticos, donde los asistentes van a poder experimentar el uso de gelificantes,  espesantes,  espumas y podrán ver y saborear dietas para la disfagia.

En éste Congreso vamos a recibir a especialistas de fama internacional. Tenemos el lujo de contar con equipos de profesionales de los Hospitales Gregorio Marañón, 12 de octubre y Hospital Clínico de San Carlos, junto con profesionales del Área Integrada del Hospital de Talavera de la Reina.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí