¿Qué es un tratamiento facial y para qué sirve?

0
112

Esta semana queremos hablarte sobre la importancia del tratamiento facial y su rol en el cuidado de nuestra salud, para ello, entrevistamos a Encarga Rodríguez, esteticista y gerente de Centro Pilates Talavera.

¿Por qué es importante realizar un tratamiento facial?

Pues muy sencillo, porque la piel es el órgano más grande que tenemos en el cuerpo y tenemos que alimentarla y cuidarla como cuidamos el resto de nuestro organismo.

La higiene facial es muy relevante porque durante el día la piel suda y excreta toxicidad. Si no la limpiamos, se generan problemas de dermatitis y de seborrea, entre otros.

La piel está afectada por las hormonas, por el estrés, por el ritmo de vida que llevamos, por la contaminación atmosférica, la contaminación lumínica. La piel es la barrera para evitar enfermedades graves y, sin embargo, todo eso no lo consideramos porque no lo conocemos a fondo, o no le damos el valor que tiene.

Incluso el estado anímico de la persona influye en el estado de su piel. Una persona triste, el tejido se cae, una persona alegre, el tejido está  más vivo.

¿En qué consiste un tratamiento facial?

Actualmente, está al alza el tema de la investigación de la cosmética facial y gozamos ahora mismo de una cosmética científica que roza la médica, teniendo cada una su parcela. En estos momentos estamos hablando ahora de peelings maravillosos a 3D, bioplasma, placenta, ácido hialurónico, de biológicos realmente interesantes.

Teniendo en cuenta que la esteticista no puede pinchar, ni puede meter nada que sea agresivo, que eso es parte médica, sí que es cierto que tenemos unos recursos a través de la cosmética profesional, donde podemos llegar lejos para cuidar la piel y para mantenerla saludable.

Luego, tratamientos hay infinidad, está el retinol, que es una maravilla, está al reloj biológico que son viales con unos principios activos de primera calidad, omegas, colágeno, elastina, reticulina, trufa blanca, caviar.

¿Qué se consigue con un tratamiento facial?

Fundamentalmente, nutrir y restaurar la célula, el tejido celular, porque por lo que he comentado antes del estrés, de la contaminación y ahora con el tema de las mascarillas, pues que la piel se asfixia, necesita respirar, necesita estar limpia. 

Estos tratamientos consiguen que la piel esté joven, aunque se arrugue, pero que sea una arruga bella, no sea una arruga por falta de hidratación, que se nota mucho y también se evita mucha queratina en la piel y capa córnea que perjudica que el producto penetre.

Hay mucha gente que nunca se ha hecho un peeling facial o nunca ha ido a un centro de estética a hacerse algo en la piel y se están dando productos que les cuesta mucho dinero y son muy buenos, pero que no tienen esa penetración ideal porque no pueden atravesar tanta barrera como presenta la piel, dado que la piel, una de sus cualidades, es ser defensiva.

Cada tratamiento facial se adapta a la situación de cada piel. Hay personas que tienen un problema de dermatitis o de seborrea o de piel grasa, piel desvitalizada, problemas de manchas y de arrugas. 

¿Es recomendable comprar cremas por nuestra cuenta?

Si te compras cualquier crema sin tu saber antes cuál es la que necesitas, porque de momento no presentas ningún problema,  a la larga sí que hay un problema.

Por ejemplo, el uso de las toallitas desmaquillantes. Mi experiencia es que he tratado acnés a personas de 40-45 años, incluso más, por el uso de ese tipo de productos. ¿Por qué? Porque la toallita lleva impregnado una glicerina que tapa el poro. Si se tapa el poro, la piel no respira y la grasa que hay para mantener viva la piel empieza a enquistarse y salen granos.

Lo mismo sucede con las cremas antienvejecimiento por 6 €. Pues no, porque por lógica no puede llevar ningún principio activo porque solo el principio activo cuesta más de ese dinero, amén del envase, la grasa, los aceites, los conservantes.

Entonces, que yo lo estoy usando en una edad en la que puedo usarlo porque tengo 15-18-20 años, vale, pero hay una edad, a partir de los 25, que ya hay que tomarse en serio el cuidado de la piel de una manera más profesional.

El asesoramiento profesional no implica que luego puedas comprar la crema en otro sitio, pero, en todo momento, saber lo que estás poniendo en tu piel.

Es como el alimento. No es lo mismo que te comas todos los días arroz a que tengas una variedad de alimento importante para que tu piel esté sana.  Además, eso lo notamos mucho, cuando comemos mucha carne o  mucha fruta, en la piel se nota rápidamente “el lustre”, como decían las personas mayores.

¿Qué tipo de cosas valoras para recomendar una crema una persona?

Mira, hay personas que tienen problemas de rojeces. Pues esas personas no son candidatas a comprar cremas en grandes superficies porque pueden perjudicar todavía más su situación.

Hay personas que usan ácidos, por ejemplo, y no pueden usar ácidos porque son propensas a manchas o porque tienen una edad donde ya las hormonas están trabajando, por otro lado.

Personas con acné, deben tener muchísimo cuidado con su piel, porque a lo mejor no hay que darle tanto producto, a lo mejor es solo limpiar esa piel y cuidar la alimentación.

Hay personas con una piel asfixiada con un poro muy dilatado. Pues ese poro tiene que cerrarse porque si no está permanentemente expuesto a perder agua, con lo cual se deshidrata por naturaleza.

Me gustaría en este sentido hacer un apunte con respecto al cuidado del cuerpo. Hay cantidad de personas con una dermatitis atópica en piel y bueno, puede ser por nacimiento, pero puede ser también por exceso de higiene. Se utiliza demasiado gel en la piel, no somos mineros ni tenemos la piel tan sucia como para usar la cantidad de litros de gel que usamos, eso lo que está haciendo es  matar o eliminar el manto lipídico, la grasa natural que el cuerpo tiene.

Yo siempre a mis clientas les digo, “el gel en zonas nobles, en el resto agua”. Agua que limpie bien  y que tonifique y luego una buena crema hidratante, que sea buena.

¿Siempre se aplica masaje en el tratamiento facial?

Depende del tratamiento. Yo, por ejemplo, cuando hago un tratamiento de retinol aplico un masaje, cuando hago un tratamiento de reloj biológico, aplico otro masaje, o cuando hago un tratamiento de relax, porque la persona está muy estresada, tiene mucha tensión de los músculos faciales hay otro tipo de masaje.

Cada persona es un mundo, y hay que adaptarnos al problema que tiene esa persona en ese momento, para ayudarla, para que esté bien, porque si nos vemos bien, internamente estamos bien, pero si estás bien, pero te ves mal, ahí ya no estamos tan a gusto.

Con los ácidos no se dan masaje, normalmente solo es la aplicación de productos de una variedad muy extensa, superbonita, queda la piel preciosa, hidratada, luminosa, quitando queratina, capa córnea y sin perjudicar el ph de la piel.

No hay que olvidar la piel, como no olvidamos el pelo, le cuidamos y vamos a la peluquería y confiamos en la profesional. En la estética vemos que hay una laguna muy grande en cantidad de personas que no van a cabina, van puntualmente cuando hay un bautizo, una comunión, una boda y desaparecen, eso es un gran error.

Una revisión, por lo menos cada 3 meses, por ejemplo, cuatro veces al año habría que ir a una cabina, es lo mínimo. Luego también está el cuidado diario de la persona. Porque yo te puedo hacer un tratamiento fantástico, pero si luego tú llegas a casa y no te das nada de nada, pues hemos perdido el beneficio de prolongar ese tratamiento. 

¿La cirugía es un último recurso?

Podemos cuidar la piel sin llegar a usar la cirugía,  que la podemos usar, pero como último recurso, cuando ya tengas muchos años que ya veas que has probado de todo y has agotado todas las posibilidades.

En caso de optar por la cirugía, busca referencias, ponte en buenas manos. Si llevas una piel preparada, elástica, hidratada, cualquier cosa que te hagan en cirugía te va a ir bien, Pero si no es así, los resultados no serán los mismos.

Algunas recomendaciones más para el cuidado de la piel

  1. Fundamental, mañana y noche, limpiar la piel con leche limpiadora y agua. Luego tonifica. Hay personas que dicen no les hace falta porque no se maquillan, pero resulta que la piel ha respirado, pues la grasa de la cocina o la polución de la calle, o está estresada y el tejido celular se ha oxidado. Todo eso hay que quitarlo, porque luego, cuando te des el producto, la piel tiene que estar limpia. Por la noche también excretamos toxicidad, que sale a la superficie de la piel, que no se ve, pero ahí está. Entonces se limpia y luego ya se da el producto que cada una tenga, una hidratante, una nutritiva o biológico, anti arrugas, lo que necesite.
  2. Es importante tanto en invierno como en verano, proteger la piel. Siempre hemos dicho que primero te vistes y luego te pones el abrigo, el abrigo sería como la protección. Estimo que siempre hay que usar el factor de protección independiente de las cremas. Hay personas que lo necesitan más y otras que lo necesitan menos, pero por regla general, la protección es crucial.
  3. Bebe mucha agua y cuida tu alimentación.
Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 2 Average: 3]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí