Síndrome de Text neck en niños y adolescentes

Esta postura de hiperflexión del cuello durante horas, con la cabeza inclinada mirando la pantalla del dispositivo móvil, hace que comiencen a aparecer posturas en adolescentes encorvados y con la cabeza siempre por delante.

0
181

El síndrome de Text neck, en los últimos años puede considerarse como un síndrome emergente del s. XXI, comenta, Evelia Serrano Corrochano, fisioterapeuta experta en desarrollo neuromotriz del Equipo Cira.

¿Qué es el Síndrome de Text neck?

De todos es sabido que la tecnología se ha colado en nuestras vidas para quedarse, independientemente de la edad. No solo niños y adolescentes, también muchos adultos, pasamos muchas horas delante de nuestros dispositivos portátiles (sobre todo móviles), con la cabeza inclinada hacia delante con las consecuencias que esto tiene para nuestra salud.

El peso de la cabeza sobre la columna aumenta drásticamente cuando se flexiona hacia delante. De hecho, una cabeza adulta pesa casi 5 kg en posición neutra. Cuanto más se flexiona la cabeza, más fuerzas actúan sobre el cuello, aumentan a más del doble a 15 ° (aproximadamente 12 kg).

La carga del peso de la cabeza aumenta a 18,14 kg a 30 ° y a 22,23 kg a 45 °, alcanzando un efecto de más de cinco veces a 60 °, llegando a 27,22 kg.

Por lo tanto, podemos observar que nuestro cuello no está preparado fisiológicamente para soportar un peso tan elevado mantenido en el tiempo. La flexión continuada de la cabeza durante períodos de tiempo prolongado en horas y días, puede provocar a la larga cambios en la curvatura cervical, ligamentos, músculos, … causando dolores en el cuello y zonas próximas.

Esta postura de hiperflexión del cuello durante horas, con la cabeza inclinada mirando la pantalla del dispositivo móvil, hace que comiencen a aparecer posturas en adolescentes encorvados y con la cabeza siempre por delante.

Es recomendable que el dispositivo móvil se acerque a la cara y no la cara al dispositivo, y así prevenimos enfermedades o patologías a largo plazo.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Text neck?

En la actualidad, el síndrome del text neck afecta al 86,9% de la población infantil y adolescente. Los niños y adolescentes, en pleno proceso de crecimiento, pasan una media de 7 h; horas al día delante de los teléfonos inteligentes y/o tablet; una mala posición en el uso de estos dispositivos puede provocar a largo plazo daños en la población infantil y juvenil.

Los niños y adolescentes desconocen el daño que les puede provocar a largo plazo en el cuerpo porque los efectos a corto plazo no son notables.

Un estudio del Departamento de Pediatría, Universidad de Chiati (Italia) (D. David, C. Giannini, F. Chiarelli, A. Mohn; febrero 2021) realizado a 180 pacientes de 8-17 años (con una edad media de 14 años) refirieron que mantenían el cuello flexionado hacia delante cuando usaban dispositivos móviles y/o tablet; todos pasaban una media de 5-7 horas diarias.

Como efecto secundario estaba: dolor de cuello(100%), dolor de hombro (69%), dolor de espalda baja (61%), dolor de brazos (13%); síntomas oculares: fatiga (12%), ojos secos (7%), miopía (3%),; efectos psicológicos y sociales: irritabilidad (82%), estrés (62%), ansiedad (59%), mala comunicación (82%), disminución calificaciones escolares (64%).

¿Cómo se puede prevenir el Síndrome de Text neck?

La prevención es fundamental en el síndrome de text- neck.

Aquí tenéis algunas recomendaciones al utilizar teléfonos inteligentes u otros dispositivos portátiles:
 Evitar el uso excesivo y tomar descansos frecuentes.
 Evitar posturas estáticas prolongadas.
 Colocar el dispositivo de tal forma que reduzca la tensión de la cabeza/cuello y extremidades superiores.
 Evitar repeticiones excesivas de movimientos, como escribir o deslizar el dedo por la pantalla de manera prolongada.
 Evitar sostener dispositivos grandes o pesados en una mano durante mucho tiempo.

La Asociación Americana de Pediatría (2016) hace las siguientes recomendaciones:
 No usar las pantallas antes de ir a dormir, durante las comidas o como herramienta para calmar al niño.
 No exponer a los niños a contenidos violentos o inapropiados a su edad.
 Limitar el tiempo de exposición a las pantallas.
 Establecer reglas de utilización de la tecnología para toda la familia.
 Enseñar con el ejemplo el uso responsable y saludable; no ofrecer modelos de consumo excesivo por parte de los cuidadores principales.
 Compartir tiempo de pantalla con los hij@s y no como sustitutivo de los padres.

Cómo alternativa de ocio para niños y adolescentes, sería recomendable realizar actividades al aire libre, compartiendo tiempo y espacio con sus cuidadores principales y así evitar el sedentarismo que se está convirtiendo en otra de las patologías emergentes del siglo XXI.

Bibliografía

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí