Cómo cuidar cuerpo y mente

Date muchas satisfacciones personales y grupales. Si tú estás feliz, haces feliz a tu entorno.

0
143

Esta semana queremos hablarte sobre el cuidado del cuerpo y de la mente, para ello, entrevistamos a Encarga Rodríguez, esteticista y gerente de Centro Pilates Talavera.

¿Por qué debemos cuidar del cuerpo?

El cuerpo necesita estar en equilibrio, necesita estar saludable. A veces nos enfocamos más en un área, por ejemplo, el deporte, o la nutrición o el cuidado estético, pero el cuidado de cada parte es lo que contribuye al equilibrio.

Otro paradigma muy importante es el equilibrio mente – cuerpo. Hay veces que el cuerpo está bien, pero la mente está por los cerros de Úbeda o al revés, la mente está bien y el cuerpo está deteriorado. Ese equilibrio, cuerpo- mente lo necesitamos para funcionar en nuestro día a día y para estar con pleno rendimiento en todas las facetas: laboral, familiar, amistades.

Es necesario cuidar nuestro cuerpo por dentro y por fuera.

¿Qué recomiendas para una nutrición saludable?

Al cuerpo le gusta la variedad, entonces, focalizar el cuerpo solamente en un área, ya partimos de un desequilibrio.

Hay personas que se enfocan en su trabajo y luego para despejarse hacen footing o bicicleta o natación, hacen deporte. Está fenomenal, pero si luego, por ejemplo, llegan a casa y la nutrición que le aportan al cuerpo no es equitativa a ese desgaste corporal que han tenido tanto el sistema nervioso como el sistema muscular, pues ya estamos en deterioro.

¿Entonces, qué hay que hacer?

Escuchar al cuerpo,  porque no siempre necesita lo que la mente quiere, porque la mente quiere hacer de todo, porque la gusta, es divertida y quiere hacer de todo, pero hay veces que el cuerpo no le sigue.

Entonces, cada persona debe enfocarse en lo que realmente está más predispuesta. Si a mí, por ejemplo, me encanta Zumba, pues voy a hacer una sesión de Zumba X días a la semana, pero luego voy a llevar una alimentación correcta, voy a guiarme de unas pautas alimenticias bien prescritas por un nutricionista o por mí misma, porque sé lo que me sienta bien, tendré un descanso adecuado.

Y luego pues, una higiene corporal correcta, pues de una buena limpieza no solamente de la ducha, sino también, pues un peeling, de cuidar la piel.

Es importante que haya equilibrio en todas las facetas que el cuerpo necesita, sobre todo para mantener la salud, porque hay veces que cuando nos pasamos, pues luego sucede que estamos en desajuste, nos encontramos pesados, decaídos, no tenemos esa alegría de vivir, sino que estamos ahí, un poco como arrastrando esa situación que el cuerpo acusa, lógicamente.

Presta atención a tu descanso

También debemos prestar más atención al descanso, al cuerpo le damos poco descanso. Hay muchas personas que vienen a consulta y no duermen bien o dicen que duermen, pero no descansan y ahí hay como una paradoja.

Por ejemplo, es muy relevante lo que a última hora del día estás viendo, cómo te vas a la cama, si te vas agitada, con pensamientos que te atormentan o con culpa de que no has hecho todo lo que tenéis que hacer en ese día. Todo eso hay que cuidarlo.

A lo mejor en ese momento pues te viene muy bien una infusión. O te viene muy bien una hora antes de ir a la cama, estar reposado, tranquilo, con una buena respiración, una buena meditación.

Abordar todo lo que supone la vida, en definitiva. No solamente focalizarnos en el trabajo y la casa, sino que tener una visión más amplia.

Estamos siempre haciendo cosas y no estamos interiorizando la vida que estamos viviendo

Estamos pagando tributo a la inmediatez. Siempre, todas las cosas necesitan un tiempo, requieren una constancia y, la inmediatez, no es la mejor consejera para que tú mantengas un programa de trabajo o de curso.

Escuchar al cuerpo para ver lo que el cuerpo necesita, porque no siempre necesita lo que quieres darle.

La escucha es muy interesante y para eso necesitamos momentos de silencio. Momentos de estar contigo misma y me temo mucho que, por nuestras circunstancias laborales y de la vida, eso nos lo damos poco. Y, a veces bueno, decimos “lo hago el fin de semana”, pero el fin de semana te viene un acontecimiento familiar o tenemos unos amigos que se presentan, o hay planes que tú no contabas con ellos y ya el fin de semana se va.

Y así sucede, que vamos a veces a caballo con el cuerpo y el cuerpo, te sigue, te sigue, te sigue, hasta que dice “hasta aquí”.

Tratamos al cuerpo como una herramienta, no como parte de nosotros.

A veces castigamos mucho al cuerpo, le obligamos a hacer cosas que realmente están al límite.

Por otro lado, cuando le das algo que realmente te pide, el cuerpo es muy agradecido porque te da vitalidad, te encuentras fenomenal, te pesa todo menos, estás más alegre, más comunicativo. No sé, la vida te sonríe de otra manera y no es porque hayas hecho nada extraordinario, sino porque has sabido darle lo que te pide,  o al menos estar en escucha, y eso es muy, muy importante, la escucha corporal.

¿Recomiendas algún ejercicio en particular?

El movimiento para mí es fundamental. Pienso que desde que nacemos hasta que nos vamos tenemos que estar en movimiento, y puede ser a través de 1000 cosas, desde un deporte determinado o un área de que te guste.

Por ejemplo, hay personas que le encanta natación, pues ve a natación un día a la semana, o ciclismo o deportes de grupo, como puede ser fútbol,o el baloncesto.

Siempre conectar con algo que te haga vibrar, que te guste realmente, no porque te lo impongan o te lo impongas. Hay personas que les encanta el yoga, hay otras que les encanta pilates, otras feldenkrais o hipopresivos.

Es crucial ver la necesidad que tienes en cada momento, es decir, no siempre tienes que hacer lo mismo, porque, a lo mejor, en un momento dado con alguna de las modalidades que acabo de indicar, tienes una lesión, pues te retiras, pero lo sustituyes por otra que puedas hacer.

El movimiento es clave. Eso de estar sentadas en horario laboral, luego irte a casa y estar sentada otra vez, deteriora mucho el cuerpo, sufre muchísimo y luego empezamos pues con problemas de piernas, de espalda y demás.

Por otro lado, está el tema del peso.  Hay personas que pues les encanta comer, que es un privilegio, pero no comer cualquier cosa, o les encanta beber, pero no siempre cerveza porque genera unos abdómenes brutales. 

A veces hay cosas que no nos gustan, pero que tenemos que comer o tomar. La falta de minerales, a veces, es causa de muchos problemas de cabeza porque no llega bien a nuestro cerebro toda la nutrición que necesitamos o beber más agua, estar hidratado es fundamental.

Es importante que nos relacionemos porque el cuerpo es sociable, la mente es sociable, pero el cuerpo todavía es más, necesita el contacto y bueno, por las circunstancias que estamos viviendo últimamente, pues eso se ha limitado mucho, pero es importante quedar con amigos, dialogar. 

Vamos a buscar un poco el estar bien: en tus horas de trabajo, en tus horas de ocio, tus horas de descanso, tus horas de estar con la familia, de diálogo, porque, además, es viable, porque el día tiene muchas horas, en 24 horas se puede hacer mucho.

La alegría de vivir es clave

Date muchas satisfacciones personales y grupales. Si tú estás feliz, haces feliz a tu entorno.

La alegría de vivir se consigue con el equilibrio, con el equilibrio mente- cuerpo, con desarrollar aquello que realmente me gusta, y si no lo puedo hacer al 100%, pues al  menos al 20%, pero me doy la satisfacción de hacerlo. Estar en la vida disfrutándola, no sufriéndola.

Mensaje para las personas que nos siguen

Cuida tu cuerpo, cuida tu mente.

Es fundamental leer,  documentarse, y como le dijo un médico a una amiga hace unos días, “no estar viendo tanta televisión”, porque tanta información a veces nos agobia mucho y achata el cuerpo, nos queda con una pesadez que no podemos gestionar porque no depende de nosotros y sufrimos mucho.

Hacer ejercicio, tomar sol, beber agua y dormir bien, aumenta las defensas de nuestro organismo.

Aprende a rodearte de cosas y personas que te nutran, no de cosas que te bajen, ni la moral, ni las defensas. Decide estar pendiente de lo que te dice el cuerpo porque además el cuerpo tiene sus razones y siempre suele llevar razón.

Marian Rojas tiene un libro muy interesante que supongo que conoce mucha gente que se llama, “Encuentra tu persona vitamina” y es muy interesante. Recomiendo que lo lean, está muy bien.

Deseamos que esta entrevista sea una buena referencia para estar en equilibrio, estar en calma y escuchar el cuerpo, para estar conectados con él aquí y ahora y con lo que realmente nos hace bien para que seamos personas más felices y saludables.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí