Cuidados del bebé en tiempos de coronavirus

Posibilidades de contagio de la Covid-19 durante el embarazo, como será tu parto y la lactancia materna en tiempos de coronavirus.

0
133

Esta semana, el enfermero de Neonatología, Pedro Camacho, nos habla de los principales temores de las recientes y futuras mamás durante esta pandemia mundial: posibilidades de contagio de la Covid-19 durante el embarazo, como será tu parto y de la lactancia materna en tiempos de coronavirus.

toma de temperatura del bebé
Fuente: Pedro Camacho

Posibilidades de contagio de la Covid-19 durante el embarazo

En ésta etapa de confinamiento y desescalada que nos ha tocado y nos queda de vivir, hay un colectivo que especialmente lo está sintiendo de una manera muy especial. Este colectivo son las mamás embarazadas y las que han dado a luz hace muy poco tiempo.

Las recientes y futuras mamás tienen muchos temores: La posibilidad de contagio, el parto y la lactancia materna se llevan la palma.

Durante el embarazo la mamá se pregunta, ¿tendré más posibilidad de contagio por coronavirus al ser un colectivo más vulnerable?

En realidad, la embarazada no tiene más probabilidad de contagiarse que una mujer no embarazada. No hay ningún estudio que lo evidencie.

Cómo será tu parto

Sobre el parto, si podrán o no estar acompañadas durante el nacimiento del bebé, es la pregunta y la duda estrella.

Al respecto hay que decir que el parto será normal, con alguna salvedad, pero con toda normalidad.

Al llegar al hospital para dar a luz, la mamá será sometida a un test rápido para detectar si hay enfermedad por Covid-19.

En el supuesto de resultado negativo y ausencia de cualquier sintomatología sospechosa no habrá ningún cambio con respecto a hace unos meses, cuando no existía el virus y podrá dar a luz acompañada si así lo desea.

Solamente en el supuesto de resultado positivo y con sintomatología compatible con el virus habrá algún cambio.

Habrá que realizar al recién nacido un par determinaciones de PCR intranasal en 48 horas para confirmar la negatividad y la ausencia de transmisión vertical (antes, durante o tras el parto por lactancia materna).

Lactancia materna en tiempos de coronavirus

A día de hoy, la información de la que disponemos con respecto a la lactancia materna y Coronavirus es la siguiente:

La forma de transmisión de este virus es oral, por lo que la leche materna no tendría relevancia en el contagio respiratorio.

Madre asintomática

Si la madre no tiene síntomas, no ha estado en contacto con personas infectadas y se encuentra en buen estado de salud, no debería dejar de dar el pecho, debe utilizar los cuidados higiénicos habituales: Lavarse las manos antes de amamantar y no toser ni estornudar cerca del bebé. Con estas precauciones debería bastar.

Madre sintomática

Si la madre tiene síntomas de la enfermedad, pero se encuentra en su domicilio y su estado de salud le permite continuar con la lactancia, puede seguir haciéndolo siempre que utilice mascarilla, desinfecte las zonas comunes que puedan estar contaminadas y se lave las manos antes y después de amamantar.

Los numerosos beneficios de la lactancia materna superan sustancialmente los riesgos potenciales de enfermedad asociados con el virus.

Está claro que si hay un positivo, los padres deben asumir que hay un riesgo de contagio con el bebé. Los bebés y niños sí son susceptibles de contagio.

Valora la situación personalmente con tu médico si tienes dudas.

Existen organismos que dicen que con las adecuadas medidas de protección e higiene de una madre contagiada asintomática puede ser suficiente para no pasar el virus a su recién nacido. En el caso de las mujeres asintomáticas el contacto piel con piel y la lactancia materna son mejores para el desarrollo de los recién nacidos.

Un consejo: ser flexible ante estas situaciones ayuda a transitarlas con menos miedo y cansancio.

En resumen, si padeces o has padecido coronavirus, no es razón para evitar o interrumpir la lactancia materna, salvo que el estado de salud de la mamá o el bebé se vea gravemente afectado, es decir, cuando la madre tiene síntomas, se encuentra mal y está dando el pecho.

En estos casos Unicef y la OMS sostienen que si una mujer se encuentra muy enferma de COVID-19, lo mejor que puede hacer es extraerse la leche y que el bebé la tome en biberón, taza o a cucharadas.

Las medidas higiénicas deberán extremarse y si la mujer se encuentra en aislamiento, no debería tener más contacto con el bebé que este.

Interrumpir la lactancia materna podría ser una opción, si es que la mujer no tiene la fuerzas suficientes como para continuar o si los profesionales que la tratan consideran que es una situación de riesgo para el bebé.

Cómo medir correctamente la temperatura a nuestro bebé

Por otra parte y relacionado con esta pandemia, tenemos el tema del control de temperatura, tanto de la mamá como del bebé.

A este respecto se han disparado las ventas de termómetros infrarrojos.

El tema de los termómetros es largo y tendido e iremos profundizando en él en siguientes artículos. De momento y para “abrir boca” os muestro cómo medir correctamente la temperatura a nuestro bebé.

Para tomar la temperatura a nuestro bebé, a parte de los famosos termómetros infrarrojos existen multitud de diferentes tipos en el mercado, como por ejemplo: tiras de plástico, auriculares, rectales o chupetes-termómetro, etc.

Todos son válidos pero….. a mi entender, el más eficaz y sencillo de manejar es el termómetro digital, y la zona más recomendable para tomar la temperatura es la axila.

Los termómetros digitales son una de las opciones para sustituir a los viejos termómetros de mercurio. Son aptos para medir la fiebre a nivel axilar, sublingual y rectal. Su mecanismo se basa en un detector metálico en la punta que se calienta al contacto con la piel del cuerpo, dándonos la lectura al cabo de unos segundos en una pantalla digital.

¡¡IMPORTANTE ¡¡

El termómetro se coloca en la axila de forma que el extremo donde está el sensor de temperatura quede en el hueco axilar, completamente cubierto por la piel y sin estar en contacto con la ropa.

Para mantener el brazo del bebé junto a su pecho (y así sujetar el termómetro mientras hace la medición) agarraremos al bebé por su muñeca (y no por la parte de la axila, cosa que podría aumentar la temperatura de la zona y falsear el resultado)

Bibliografía

 Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.

Con la finalidad de ofrecerte un apoyo personalizado y una información sanitaria con contenido de calidad, muy útil y exclusiva del recién nacido Pedro Camacho pone a tu disposición:

Atención presencial.

Consultas online.

Clases online especificas sobre problemática del recién nacido.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]
Artículo anteriorFases de desescalada
Artículo siguienteDisfagia: me atraganto al comer
Pedro Camacho
Enfermero de Neonatología, y Miembro del Comité de Lactancia Multidisciplinar del Hospital Nuestra Sra. del Prado de Talavera de la Reina (Toledo). Osteópata Craneosacral. Máster en nutrición pediátrica y perinatal. Terapeuta del Método Rubio para el tratamiento del Cólico del Lactante. Asesor de padres primerizos.  Autor del libro: Mi recién nacido: La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé y Todo sobre el bibe. Clínica Marazuela: Av. Extremadura, 5- Talavera de la Reina. Citas: Móvil: 625 455 791 o info@colicolactantetalavera.es http://colicolactantetalavera.es/

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí