¿Cómo actuar ante el atragantamiento del bebé?

Hoy, nuestro experto, Pedro Camacho, nos habla de cómo actuar ante un atragantamiento leve del lactante.

0
43

El enfermero de Neonatología, Máster en Nutrición Pediátrica y Perinatal, Osteópata Craneosacral, Terapeuta del Método Rubio para el tratamiento del cólico del lactante y Fundador de Mi Recién Nacido, Pedro Camacho, nos habla sobre cómo actuar ante el atragantamiento leve del bebé, mientras toma el pecho o el biberón.

¿Cómo actuar ante el atragantamiento leve del bebé?

Durante la etapa de la lactancia es muy normal que los bebés se atraganten, es una situación a la que debes acostumbrarte y sobre todo saber actuar ante ella.

En algunos lactantes esta condición se produce con relativa frecuencia incluso varias veces al día.

Lo primero que hay que hacer es prevenir antes que curar y saber sujetar al bebé, manejarle sin miedo es muy importante.

El atragantamiento leve del bebé se producirá por presencia de mucosidad y flemas o cuándo se está alimentando tanto en el pecho como tomando el biberón. Hay que realizar las mismas medidas en ambos casos.

Publicidad

Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.

 

banner mi recien nacido

Atragantamiento mientras toma el biberón

Antes de comenzar a dar el biberón tenemos que tener todo preparado. Es muy importante tener cerca de nosotros una superficie (mesa o similar) sobre la que soltar el biberón rápidamente.

Para dar el biberón pondremos al bebé semisentado con la espalda ligeramente inclinada hacia atrás (con una angulación de unos 75° grados) y lo sujetaremos del cuello. Está posición te permitirá reaccionar más rápido en caso de atragantamiento.

Lo más habitual es que el atragantamiento del bebé se produzca mientras está tomando el biberón y en ese momento hay que soltar inmediatamente el biberón e inclinar el bebé hacia adelante sujetándolo con los dedos índice y pulgar -colocados en su barbilla- y la palma de la mano sujetando su pecho, mientras utilizamos la otra mano para poder darle palmaditas en la espalda, como podemos observar en la fotografía.

Atragantamiento Bebé.Pedro Camacho
Atragantamiento Bebé. Fuente: Pedro Camacho

Al hacer este movimiento el bebé toserá con relativa facilidad y rapidez; puede también que vomite parte de lo que había tomado, pero en cualquier caso lo más probable es que el atragantamiento no vaya a más.

Transcurridos unos segundos el bebé volverá su respiración normal sin toser.

Es necesario asegurarse de que no persiste el atragantamiento y de que su ritmo respiratorio se ha regularizado para continuar dándole el biberón.

Debemos comprobar que no existe aleteo en su nariz (es decir, que los orificios de la nariz no se abren y se cierran llamativamente al respirar), que sus labios y los dedos de las manos o de los pies no están azulados, y de que el bebé tiene buen tono muscular (se mueve y reacciona correctamente).

Es normal que en ocasiones expulsen el contenido del biberón por la boca y por la nariz, y no hay porqué alarmarse por ello.

Si persiste el atragantamiento inclinaremos más hacia delante al bebé -colocándole casi completamente boca abajo- e incrementaremos levemente la fuerza de las palmadas en la espalda hasta que expulse el contenido o se normalice su respiración.

Atragantamiento mientras toma el pecho

Aquí deberemos de actuar igual que al dar el biberón solo que debemos tener en cuenta que partimos de otra posición de inicio, ya que el bebé estará pegado a tu cuerpo mamando del pecho.

Lo primero que hay que hacer si se produce un atragantamiento mientras el bebé está amamantándose es separarlo de tu pecho y colocarlo sentado sobre tu pierna y con la espalda recta. A continuación, daremos unas leves palmaditas en la espalda.

Si persiste el atragantamiento colocaremos los dedos índice y pulgar sobre su barbilla y la palma de esa misma mano en el pecho del bebé (como podéis ver en la foto anterior), mientras que con la otra mano daremos unas leves palmaditas en la espalda y procederemos igual que en caso anterior.

Os aconsejo practiquéis estas técnicas utilizando un muñeco antes de hacerlo con vuestro bebé. Practicadlas tanto como sea necesario hasta que las podáis hacer de forma automática (sin tener que pensarlo).

Tenéis que perder el miedo al manejo del bebé y cuanto más entrenéis, más confianza tendréis; así podréis reaccionar mejor ante una situación de urgencia.

Esta situación que hemos descrito es algo relativamente frecuente cuando se trata de recién nacidos, y de ahí la necesidad de aprender a sujetar y a manejar al bebé de la forma más adecuada posible.

Si el bebé está tosiendo, significa que está respirando, y eso es lo que nos conviene que siga haciendo.

Es decir: si tose, es que respira.
Y si respira, podemos decir que “la situación transcurre favorablemente” pese a que siga tosiendo.

Por ello es muy importante dejarle que siga tosiendo sin interferir demasiado (es decir, sin hacer prácticamente nada, o como mucho ayudándole con unos golpecitos muy suaves en la espalda).

En la mayoría de los casos, la propia tos acabará por expulsar el problema y solucionará el atragantamiento sin que nosotros hagamos prácticamente nada más que conservar la calma.

Más información sobre cuidados del bebé y mucho más…… lo podréis encontrar en el libro:Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé” Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 2 Average: 4.5]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí