Cigarrillo electrónico

Se pueden encontrar varios formatos de cigarrillos electrónicos, desde los que emulan el cigarrillo convencional a los que tienen forma de USB. Sea la forma que sea la forma, ninguno es recomendable.

0
24

Se sabe que el cigarrillo enferma y puede producir la muerte. Lo sabemos desde hace mucho tiempo. El cigarrillo electrónico (CE), en el cual se han encontrado distintos tipos de sustancias como formaldehído, acetaldehído, metales pesados y nicotina (1), entre otros, no podía ser bueno para la salud, explica la Dra. Nathalie Orens. 

Ahora sabemos con más precisión que, efectivamente, es nocivo para la salud.

cigarillo electrónico
Fuente: Lindsayfox

Evidencia científica

En 2014 ya podíamos encontrar artículos relacionados con la preocupación que teníamos los/as médicos/as acerca del uso de esta tecnología. Se hablaba de intercambiar el cigarrillo convencional por el cigarrillo electrónico para dejar de fumar; sin embargo, la comunidad médica no tenía clara ni la seguridad ni la eficacia de este dispositivo para este fin.

En este artículo de la Cochrane (2014), se examinó la eficacia de los CE para ayudar a fumadores/as a lograr la abstinencia a largo plazo; se examinó la eficacia de las CE para ayudar a las personas a reducir el consumo de cigarrillos en al menos un 50% de los niveles de referencia y para evaluar la aparición de eventos adversos asociados con el uso de los CE.

¿Conclusiones? Evidencia baja de que los CE ayudasen a disminuir o dejar de fumar a largo plazo y parecía que no había evidencia de eventos adversos a corto plazo con el uso de los CE (2).

Este mercado ha ido creciendo exponencialmente. Se pueden encontrar varios formatos
de cigarrillos electrónicos, desde los que emulan el cigarrillo convencional a los que
tienen forma de USB. Sea la forma que sea la forma, ninguno es recomendable.

¿Por qué el cigarrillo electrónico es malo para la salud?

Daño cardiovascular

La acroleína, solvente presente en los CE, ha sido implicada en la disfunción miocárdica y la miocardiopatía. Tendría un efecto trombogénico en humanos, podría producir disregulación autonómica y daño oxidativo, evidenciado en estudios preclínicos (3)

Entre los más de 7000 sabores que pueden tener los CE, se sabe que algunos de estos contienen químicos tóxicos. Todavía no se conoce el efecto que puedan producir a nivel cardiovascular.

Podemos encontrar en cualquiera de los componentes de los cigarrillos electrónicos la emisión de 10 veces más de radicales libres que en el aire que respiramos libre de humo.

La aparición de metales pesados probablemente se deba a su calentamiento dentro de estos dispositivos.

No está establecido el daño cardiovascular que puedan producir y todavía (datos entre 2013 y 2016) no hay evidencia que pueda mostrar que las concentraciones de cadmio, plomo y mercurio en la sangre y la orina entre los usuarios de cigarrillos electrónicos son diferentes que entre los consumidores de cigarrillos y / o usuarios duales de cigarrillos y cigarrillos electrónicos” (4)

El cigarrillo electrónico no tiene emisiones de monóxido de carbono.

Daño en los tejidos

Se sabe que el CE aumenta la inflamación y el estrés oxidativo, lo que puede predisponer a la arteriosclerosis.

Parecería que los efectos cardiovasculares serían menores en consumidores de CE que los que consumen cigarrillos convencionales pero, una vez más, no tenemos datos a largo plazo por lo que no pueden sacarse conclusiones.

Los/as consumidores de CE presentan cambios en su ritmo cardíaco, sea con un uso a corto o a largo plazo, lo que aumenta el riesgo de padecer patología cardíaca.

Existe evidencia limitada de que los CE sean útiles para dejar de fumar. Mac Donald y Middlekauff proponen que sea algo a utilizar como último recurso si se han intentado otras alternativas previamente y estas han fallado para que se deje de fumar.

El cigarrillo electrónico no es seguro

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC de los EE.UU):

Los CE no son seguros para los jóvenes (niños, adolescentes y jóvenes hasta 25 años),
ni para para las gestantes ni para adultos que no usen productos de tabaco.

No se recomienda iniciar el hábito de fumar con los CE. Los/as adolescentes presentaron 4 veces más probabilidades de iniciar el tabaquismo con el uso de los CE, y las probabilidades de dejar de fumar fueron menores y, en muchos casos, retrasados para aquellos que usan dichos dispositivos (5)

Recientemente, se publicó una noticia relacionada con 26 fallecimientos y consumo de CE
o de vapeo. En EE.UU., se han notificado casi 1300 pacientes con lesión del árbol bronquial que presentaron, entre otros síntomas:

-tos, dificultad para respirar o dolor en el pecho
-náuseas, vómitos o diarrea
-fatiga, fiebre o dolor abdominal

Los síntomas comenzaron desde unos días a varias semanas después del inicio del
consumo de CE o de vapeo.

De momento no es posible establecer la causa. Se ha relacionado con recargas de marihuana conseguidas en el mercado negro o con el acetato de vitamina E al ser calentado por el dispositivo (6) pero dado que no es posible descartar otras opciones, se recomienda su abandono lo más rápidamente posible.

Recomendaciones

  • Si nunca has fumado, no comiences. Ni con cigarrillos convencionales pero tampoco con electrónicos o dispositivos de vapeo.
  • Recuerda que el cigarrillo electrónico es un dispositivo con una batería que puede producir lesiones tipo quemaduras, entre otras. Se han referido casos de explosión al cargarse el equipo. Nunca vapees o uses el cigarrillo electrónico estando conectado a una fuente de recarga.
  • No vapees o uses el cigarrillo electrónico en lugares cerrados como en casa, el coche o cualquier establecimiento  cerrado y menos si hay niños/as. Recuerda que contiene micropartículas que pueden ser nocivas para la salud.
  • Si comenzaste a vapear o usar CE, abandona el hábito cuanto antes y/o busca ayuda para dejarlo.

Bibliografía

1.Jimenez Ruiz CA, et al. El cigarrillo electrónico. Declaración oficial de la Sociedad Espanola ̃ de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) sobre la eficacia, seguridad y regulación de los cigarrillos electrónicos. Arch Bronconeumol. 2014. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0300289614000799?via%3Dihub

2. McRobbie H, Bullen C, Hajek P. Electronic cigarettes for smoking cessation and reduction ( Protocol ). Cochrane Libr. 2014;12(12):CD010216.

3. MacDonald A, Middlekauff HR. Electronic cigarettes and cardiovascular health: what do we know so far?. Vasc Health Risk Manag. 2019;15:159–174. Published 2019 Jun 21. doi:10.2147/VHRM.S175970

4. Jain RB. Concentrations of cadmium, lead, and mercury in blood among US cigarettes, cigars, electronic cigarettes, and dual cigarette-e-cigarette users. Environ Pollut [Internet]. 2019;970–4. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31234264

5. Kumar PS, Clark P, Brinkman MC, Saxena D. Novel Nicotine Delivery
Systems. Adv Dent Res.2019 Oct;30(1):11-15.doi: 10.1177/0022034519872475.PubMed PMID: 31538804.

6. Confirmadas en EEUU tres nuevas muertes de fumadores de cigarrillo electrónico en un solo día. Noticia de El País. (7/09/2019)  https://elpais.com/sociedad/2019/09/06/actualidad/1567789379_376478.html

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]
Artículo anteriorSopa de números
Artículo siguienteDuelo, fases y superación
Dra. Nathalie Orens Viedma
La Dra. Nathalie Orens Viedma es Licenciada en Medicina y Cirugía. Máster en Acupuntura y Moxibustión. Auriculoterapia. Máster en Estudios Biologico-Naturistas y Homeopatía. Máster en Metodología de la investigación en MTC.  Miembro de la Asociación española de Médicos Integrativos, Tesorera de la Asociación de Médicos Acupuntores de Madrid y Miembro de la Sociedad de Acupuntura Médica de España. Experta en Valoración de daño corporal.Médico experta en Medicina Tradicional China en Femedical Women Clinics, Calle Miguel Hernández, 2. Talavera de la Reina. Tlf. 925 680 720.Administradora de la página de salud Integra Salud Talavera

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí