Técnicas de higiene oral en tres pasos. Primera Parte

La Licenciada en Odontología, Elena Cantalejo Morante, nos explica las diferentes técnicas de higiene oral: cepillado de dientes, hilo dental y colutorios. ¿Y tú, qué tal lo haces?

0
162
Higiene dental.
Higiene dental. Fuente: Notidental

Paso 1: ¿Te cepillas bien los dientes?

El cepillado es el pilar fundamental de la prevención de las patologías más frecuentes de la cavidad oral (caries e inflamación de las encías).
La Odontóloga, Elena Cantalejo, nos explica las diferentes técnicas de cepillado dental.
El cepillo dental ideal es aquel con una dureza media (consigue una buena eliminación de la placa sin dañar la encía), con cerdas sintéticas y que tenga un cabezal relativamente pequeño para alcanzar mejor a la parte posterior de la boca.
Nunca deben tener cerdas naturales (acumulación de bacterias y poca duración).

En cuanto a las técnicas de cepillado para adultos hay dos que son las más recomendadas:  

– Por un lado, tenemos la vertical o de Shilman que consiste en colocar el cepillo en un ángulo de 45º con respecto a la encía haciendo una pequeña presión en esta. Después, se rota el cepillo hacia la zona más alejada de la encía  produciendo un movimiento de barrido.
-Por otro lado, tenemos la vibratoria o de Bass (se considera la más eficiente en odontología):
En la técnica de Bass, las cerdas del cepillo de dientes se colocan en un ángulo de 45º en la encía marginal (borde gingival).
En primer lugar se realizan unos movimientos ligeramente vibratorios sin desplazar el cepillo para aflojar el sarro. A continuación, se desplaza el cepillo hacia la lengua con un movimiento giratorio.
Este método es adecuado para eliminar la placa de la encía marginal. Es especialmente útil si hay infección de la encía (gingivitis) o infección del periodonto.
No obstante, en la técnica de Bass existe el peligro de dañar la encía por una presión demasiado fuerte.
Para niños más pequeños, cuya destreza manual no les permite realizar estas técnicas, elegiremos la técnica rotacional o circular.
En la técnica rotacional las superficies exteriores se limpian en pequeños movimientos circulares sobre dientes, bordes gingivales y áreas interproximales (espacio entre los dientes), las superficies internas “del rojo al blanco”, es decir, desde la encía hacia el diente. Los dientes frontales se limpian individualmente con el cabezal del cepillo en vertical y las superficies de masticación (premolares y molares) con pequeños movimientos circulares.
En cuanto al uso de cepillos eléctricos, los únicos que han demostrado tener una eficacia superior a los manuales son los que presentan una tecnología oscilante rotatoria.
Los cepillos que no son recargables (es decir, que van a pilas) no se deben utilizar porque a medida que las pilas se gastan, estos pierden su efectividad.
El uso de cepillos eléctricos es muy recomendable sobre todo en pacientes que no consiguen un buen cepillado manual (ancianos, discapacitados, etc.) debido a que son mucho más fáciles de utilizar.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí