Suplementos deportivos:sí, bajo prescripción

0
98
Fuente: Steven Fruitsmaak 
¿Son necesarios los
suplementos o complementos dietéticos para practicar deporte?¿O una
dieta balanceada es suficiente? ¿Son beneficiosos para la salud? En esta segunda parte, la Dra. Asunción Bosch, nos aclara estas cuestiones.



Lee la primera parte aquí
Es indispensable, desde
una mayor formación e información, concienciar a la población de
la necesidad de una combinación adecuada entre alimentación sana y
práctica saludable del ejercicio. Las ayudas ergogénicas, en ningún
caso deben utilizarse a modo sustitutivo de una dieta completa, rica,
sana y equilibrada, siendo necesarias sólo en caso de algún déficit
específico o la realización de un entrenamiento intenso.

Una dieta adecuada y
equilibrada debería ser suficiente para el normal desarrollo y
mantenimiento de un organismo sano
. Sólo en caso de carencias
específicas o en algunos atletas que en un momento de intenso
entrenamiento o durante las competiciones aumenten el gasto
energético, pueden necesitar una suplementación de ciertos
nutrientes, micronutrientes, minerales, etc.
Hoy en día el deporte es
ampliamente practicado por la población general, y eso hace que, en
determinados casos, pueda ser necesaria la administración de estas
ayudas, pero lo que quiero dejar claro es que, al no ser inocuas, su
uso no debe ser generalizado y siempre debe estar prescrito por un
profesional de la medicina, teniendo en cuenta las necesidades
individuales de cada deportista y en el momento concreto de la
prescripción.
¿Hay alguna
contraindicación para el uso de las ayudas ergogénicas?¿Y efectos
secundarios?
Aunque deben estudiarse
de forma individualizada cada una de las ayudas ergogénicas, en
general los efectos adversos que nos podemos encontrar con un consumo
excesivo o incontrolado de las mismas son daño hepático y del
sistema nervioso, pérdida de nutrientes, problemas renales o
incremento en el riesgo de desarrollar o intensificar problemas
metabólicos
(diabetes, etc.).
El principal riesgo de
estas ayudas es consumirlas sin control.
En el caso de los fármacos
o los suplementos o complementos nutricionales, existe el riesgo
derivado de la ingesta en unas dosis inadecuadas o combinarlas con
otras sustancias o medicamentos con los que puedan tener alguna
interacción, de ahí que su utilización siempre deba estar
supervisada por un especialista.
¿Qué profesional
debe indicar su utilización?
Mi recomendación como
profesional de la medicina es que antes de utilizar una ayuda
ergogénica o consumir cualquier suplemento nutricional se consulte a
un experto, como un nutricionista deportivo (en el caso de la
suplementación nutricional) o un médico deportivo.
Son estos
especialistas en medicina deportiva quienes tienen el conocimiento
necesario para aconsejar si es necesaria o no una ayuda, qué tipo de
producto es necesario o cuál es más apropiado, qué dosis o cuál
es la forma óptima de consumirlos en función de nuestras
necesidades y objetivos.
¿Hay estudios que
respalden su uso?
Es importante recalcar
que hoy en día hay multitud de ayudas ergogénicas o suplementos
nutricionales disponibles en el mercado, dirigidos supuestamente a la
mejora del rendimiento deportivo, pero las investigaciones de estos
productos son escasas y muchas de ellas carentes de valor por el
limitado rigor científico en que se sustentan. La mayor parte de los
resultados son inconclusos o contradictorios
, y en muy pocas de estas
sustancias se ha demostrado correctamente su efectividad.
Conclusiones
En general las ayudas
ergogénicas pueden ser positivas para los deportistas, aunque
algunas son inefectivas y hasta perjudiciales, sobre todo si son
administradas sin control por personas sin formación ni
conocimientos médicos.
La utilización de estas
ayudas debe estar orientada siempre a la mejora de la condición
física y las aptitudes del deportista sin perjuicio de su salud
. Es
más importante la salud del deportista y su seguridad que los
posibles beneficios derivados del uso de las sustancias ergogénicas.

Artículos de la misma autora:

Artículo original escrito por:
Mª Asunción Bosch Martín.
Médico Especialista en
Medicina de la Educación y el Deporte.
Master en Traumatología Deportiva.
Master en Acupuntura y Moxibustión.
Master en Medicina Manual.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí