Reirse es salud

0
531
Maite Velasco, psicóloga
Ver vídeo de la entrevista
La psicóloga y risoterapeuta, Maite Velasco, del Centro Con alma, nos habla sobre la risoterapia y  sus beneficios para la salud.

Si bien el “boom” de la risoterapia empieza en los años 70, los beneficios de la risa se conocen desde hace más de 5000 años.

Los chinos construyeron templos dedicados a ella, los hindués decían que sin ella la humanidad se extinguiría, Aristóteles escribió tratados sobre la risa… Muchas culturas han aportado al conocimiento sobre esta forma de comunicarnos. Puedes conocer un poco más en este vídeo.


Los beneficios de la risa son muy variados y refieren a diferentes partes del cuerpo. Aquí comentamos algunos de ellos:



– Cerebro: Cuando nos reímos fabricamos una serie de sustancias, como, por ejemplo:



* endorfinas, cuya composición química es muy similar a la morfina. Esto producirá, por un lado, un efecto euforizante (nos sentimos muy bien cuando nos reímos) y, por otro, un efecto analegésico (por eso, después de una sesión de risoterapia podemos sentir menos dolor).



* dopamina y serotonina, neurotransmisores muy importantes en los procesos emocionales.



*adrenalina, hace que nos sintamos más despejados a nivel mental, con más energía.



*inmunoglobulinas, que mejoran nuestras defensas.



– Músculos: Cuando nos reímos movemos más de 80 músculos (cabeza, nuca, zona alta del pecho, diafragma, brazos). Es una buena forma de hacer ejercicio.



– Sistema digestivo: Al moverse el diafragma hay un masaje general a todos los órganos que forman el sistema digestivo (el estómago, el intestino, el hígado, el páncreas) que hace que mejoren las funciones respectivas. Dicen que una buena sobremesa con risas es el mejor digestivo.



– Sistema respiratorio: Cuando nos reímos cogemos más oxígeno. Los pulmones se ensanchan porque la carcajada requiere que se coja mucho aire, 4 veces más que el que usa normalmente para respirar. Esto mejora nuestra capacidad pulmonar.



– A nivel psicológico: Cuando nos reímos descargamos tensiones físicas y emocionales, estrés, rabia. También permite nutrirnos de sensaciones que nos hacen sentir bien.



– A nivel social: La risa va a favorecer las relaciones interpersonales. Cuando estamos en un ambiente de risas bajamos la guardia, nos abrimos, confiamos, nos resulta más fácil mostrarnos, darnos y, a su vez, recibir.



En conclusión:



Una mala gestión emocional está por debajo de cualquier problema de salud, porque no sólo nos nutrimos de comida, también nos nutrimos de emociones, de relaciones. La risoterapia, además de ser muy divertida, es una manera de acercarnos a ese bienestar, a esa salud que todos estamos buscando.



Entrevista realizada por Lic. Rosalie Orens



Agradecemos la colaboración de:



Maite Velasco. Psocóloga. Risoterapia
Maite Velasco García
Psicóloga y risoterapeuta
Talavera de la Reina

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.