Mi hijo mete los pies hacia dentro

Muchas mamás y papás acuden a consulta para solucionar el problema de “mi hijo mete los pies hacia dentro”. Pero ésta es una cuestión compleja debido a que hay que valorar la situación y la edad del paciente ya que puede corregirse espontáneamente. La podóloga, Dra. Inés Palomo, nos habla sobre éste tema.

0
1440

Muchas mamás y papás acuden a consulta para solucionar el problema de “mi hijo mete los pies hacia dentro”. Pero ésta es una cuestión compleja debido a que hay que valorar la situación y la edad del paciente ya que puede corregirse espontáneamente. La podóloga, Dra. Inés Palomo, nos habla sobre éste tema.

Bebé sentado, se destacan pies y manos
Pies. Fuente: Congerdesign

¿Por qué se produce?

Normalmente cuando caminamos las puntas de los pies apuntan ligeramente hacia fuera, cuando esta situación es muy llamativa y se sale de lo fisiológicamente normal, debemos prestar atención porque puede estar relacionado con la alteraciones anatómicas y biomecánicas que tienen su posible origen en:

  1. Anteversión de cadera: Es una alteración que se suele dar entre los 4-8 años pero que se corrige de forma espontánea sobre los 9 años con una prevalencia de 2:1 en niñas.

Según la Sociedad Española de Rehabilitación Infantil (SERI) la anteversión femoral “es una condición donde el cuello femoral se inclina hacia adelante, lo que causa que la parte baja de la pierna gire hacia adentro”. Además puede ir acompañado de rotación tibial interna que agravaría el problema o con una rotación externa de tibia para compensar esta patología.

Existen varios tipos de tratamientos: para los casos extremadamente graves están los quirúrgicos y, para el resto de casos, a través de tratamientos conservadores que intentan corregir los desequilibrios y acortamientos musculares; como son las férulas (ej: Hoffman, férula desrotación de Miralles, etc), escayolas, soportes plantares, fisioterapia y hábitos posturales.

Recomendaciones

Prevención

En el caso de que nuestro hijo este diagnosticado de ello es muy posible que el sanitario le de las siguientes medidas /recomendaciones:

  • Sentarse con las piernas cruzadas.
  • Caminar hacia atrás.
  • Caminar consciente. Instruir a los pequeños para que caminen con las puntas de los pies ligeramente hacia fuera.
  • Ejercicio de el puente: El niño deberá boca arriba con sus rodillas flexionadas y los pies sobre el suelo, a la distancia de las caderas. Debería tomar una inhalación profunda, después exhalar y presionar la espalda alta contra el suelo conforme levanta las caderas del mismo. Presionando sus pies contra el suelo y contrayendo sus glúteos. La parte baja de su cuerpo debe subir de forma que se forme una línea recta desde sus hombros hasta la cadera. A continuación, inhala otra vez, aún en esa posición alta, y exhala conforme baja lentamente a la posición inicial. Deben hacerse cinco repeticiones de este ejercicio diariamente.
  • Realizar actividades como el patinaje, equitación o ballet.

Evitar:
– Sentarse en W.
– No sentarse con los pie bajo los glúteos ni encima de los talones.
– Dormir boca abajo con los pies hacia dentro.

2. Rotación interna de tibias:  Esto es frecuente en niños de 2 años, con el crecimiento va disminuyendo. Es una deformidad en la que el plano horizontal de la tibia está rotado medial o lateralmente.
El tratamiento conservador va encaminado al uso de férulas correctoras de la rotación pero su eficacia es controvertida.

3. Metatarso aductus: Metatarso aducto, también conocido como el metatarso varo, es una deformidad del pie común manifiesta desde el nacimiento que hace que la mitad delantera del pie, o antepié, se desvíe hacia adentro.

Tratamiento

Cuando nuestro hijo esté diagnosticado de ello, se le recomendará:

– Realizar estiramientos encaminados a favorecer la rotación externa y abducción del pie.
– Medidas posturales: no dormir en decúbito prono y evitar la postura en sedestación “w” o en indio.
– Zapatos de horma recta.
– Manipulación manual y estimulación: Con el niño en decúbito supino, sujetar el retropié del niño con una mano, y con la otra mano se realizan movimientos de abducción del antepié.
– Potenciar la musculatura lateral del pie: peroneos, extensor común de los dedos y abductor del quinto dedo.

Estas alteraciones, en su conjunto o aisladas, pueden hacernos ver que nuestro hijo camina mal pero no por ello debemos de preocuparnos ya que muchas se corrigen sin la necesidad de poner tratamiento.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta factores que pueden favorecer estas rotaciones a nuestros hijos como son:

– Alineación fetal con aducción de las caderas.
– Existencia de familiares con los mismos signos.
– Laxitud de las cápsulas, tejidos, aponeurosis y tendones.
– Afecciones metabólicas, epifisarea y musculares que alteran el crecimiento.
– Hábitos diarios del niño, por ejemplo:
*Postura al dormir: boca abajo con los pies hacia dentro; puede provocar rotación interna de las caderas, torsión tibial interna, genu varo, pie equino y metatarso varo.
*Al sentarse: si nuestro hijo se sienta en el suelo con las piernas en “W” también puede provocar alteraciones en las rotaciones internas.

En el caso de que usted tenga duda, póngase en contacto con un profesional de la salud para que valore a su hijo/a y determine si es necesario poner o no tratamiento, si debe realizar algún ejercicio o realizar cambios de hábitos que le puedan estar influyendo en esas posibles alteraciones.

Bibliografía

  • Calzadilla Moreira, Vladimir; Castillo García, Ibrilio; Blanco Estrada, Julián y González Martínez, Ernesto. Desviaciones torsionales de los miembros inferiores en niños y adolescentes. Rev Cubana Med Gen Integr 2002;(5)
  • Gutiérrez López, Yolanda. Sociedad Española de Rehabilitación Infantil. Folleto sobre la anteversión femoral. www.seri.es.
  • Orrit Vilanova, Ignasi. Estudios de las antetorsiones del cuello femoral aumentadas y su repercusión en el aparato locomotor. El PEU, jul-dic 1993.
  • Orrit Vilanova, Ignasi. Biomecánica de las antetorsiones del cuello femoral aumentadas. El PEU, enero-marzo 1994.
Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí