Dependencia del whatsapp

La angustia que nos crea el doble check, tener que responder inmediatamente y estar continuamente esperando la respuesta y por tanto comprobando que el otro esté escribiendo desarrollará en nosotros síntomas a los que estar atentos.

3
374
dependencia whatsapp
Fuente: Marcino>

¿Adicción a las nuevas tecnologías?

Las nuevas tecnologías son excelentes cuando se hace un buen uso de ellas . El problema surge la dependencia, cuando no se usan adecuadamente, principalmente los más jóvenes, ya que para ellos tiene tanta realidad como las relaciones presenciales, explica la psicóloga, Lorena Muñoz.

La OMS señala que 1 de cada 4 personas sufre trastornos de conducta vinculados a las nuevas tecnologías.

Factores de riesgo

  • Adolescentes con una baja autoestima que buscan reforzar sus aspectos de personalidad , mostrando una imagen irreal de sí mismos.
  • Falta de habilidades sociales para relacionarse con su grupo de iguales.
  • Características vulnerables como timidez excesiva…
  • Búsqueda de sensaciones nuevas.

Indicios de dependencia a las nuevas tecnologías

  • Alteración del ritmo del sueño y alimentación.
  • Dependencia y ansiedad así como mal genio sino está cerca de los dispositivos, pudiendo llegar a tener conductas agresivas.
  • Dejan de salir con sus amistades prefiriendo quedarse con los vídeo juegos o conversaciones en redes sociales.

Consecuencias de la dependencia a las nuevas tecnologías

  • Aislamiento social y familiar.
  • Disminución de las horas de sueño, ya que los dispositivos digitales desprenden una luz que interfiere en la producción de melanina, una hormona que facilita el sueño.
  • Una falta continuada de horas de descanso producirá un descenso en el rendimiento escolar, la memoria, la atención, concentración…
  • Ansiedad por estar consultando continuamente los dispositivos digitales. Una persona con adicción o dependencia a las TIC busca el alivio al malestar emocional pudiendo presentar síndrome de abstinencia cuando no pueden ejecutar la acción de confirmación.

Factores de prevención

  • Los dispositivos digitales deben tener un horario preestablecido de uso así como el lugar, preferentemente un lugar común y nunca en su habitación.
  • Control por parte del adulto de los contenidos que consulta.
  • Favorecer el diálogo.
  • Animar a la realización de actividades grupales o en equipo.
  • Regla de Oro: PREDICAR CON EL EJEMPLO, los adultos no debemos usar el móvil o cualquier otro dispositivo a las horas de la comida ni en momentos compartidos en familia, ya que si lo hacemos, los niños repetirán las conductas aprendidas de los adultos.

Dependencia del Whatsapp

¿No dejas de mirar el móvil para ver si ha leído tu mensaje?

¿Te muestras impaciente mientras esperas un mensaje o ves escribiendo…?

¿Esta pendiente de la hora a la que se han conectado algunos de tus contactos?

¿Abres el WhatsApp, aunque no te haya sonado el teléfono simplemente para comprobar que no te ha escrito nadie?

Pues bien, si has contestado que si a estas preguntas puede ser que tengas sintomatología de dependencia al WhatsApp o simplemente estés algo obsesionado con este tipo de comunicación inmediata.

¿Cómo hemos llegado a esto?

No hace mucho tiempo el modo habitual de comunicarnos cuando no era posible en persona, era a través de una llamada telefónica, desde un teléfono fijo cuando estabas en casa o a través de una cabina si tenías que llamar urgentemente desde la calle.

Este tipo de comunicación no era instantánea ya que el receptor de la llamada podía encontrarse o no en su casa.

Con el paso del tiempo se fueron desarrollando nuevos métodos como el teléfono móvil, y fue a partir de ese momento cuando comenzó nuestra cárcel psicológica, el inicio de nuestra dependencia ya que primero eran las llamadas de móvil a móvil y ya era más fácil comunicarse con la otra persona, ya que por ser móvil lo llevaban encima después los mensajes, más tarde el correo, los chats y finamente el WhatsApp.

El WhatsApp es una herramienta de comunicación excelente para relacionarnos con las personas de nuestro entorno, porque facilita la fluidez de la comunicación, pero como cualquier otro modo, si lo usamos de forma inadecuada puede tener inconvenientes ya que todos los contactos de WhatsApp tienen información instantánea de si el receptor está en línea, ha leído el mensaje o la hora a la que se ha conectado por última vez.

¿Por qué?

Es habitual que cuando suena el sonido, nos surgen conflictos, porque pensamos que debemos dar una respuesta inmediata, ya que la otra persona sabe que lo hemos recibido y leído, y si no lo hacemos podrá pensar que pasamos, que no nos interesa o incluso que somo unos desconsiderados.

Además, nos afectará la mala interpretación que podemos realizar acerca de los mensajes emitidos en la conversación, ya que al ser escritos están exentos de tono de voz por lo que nos puede llevar a considerar un mensaje como un ataque o con un significado negativo, lo cual nos puede conllevar a mayor preocupación y estrés.

Esta preocupación hará que la calidad de la comunicación disminuya considerablemente y además derive en otro tipo de problemas, Influyendo poderosamente en las personas a nivel emocional

¿Quién no ha sentido el impulso de responder de forma inmediata? ¿o de paralizar lo que esta haciendo en ese momento para ver quien y que nos ha comunicado?

Síntomas de la dependencia del Whatsapp

La angustia que nos crea el doble check, tener que responder inmediatamente y estar continuamente esperando la respuesta y por tanto comprobando que el otro esté escribiendo desarrollará en nosotros la siguiente sintomatología:

  • Nerviosismo
  • Sintomatología depresiva
  • Perdida de interés por el presente, por la relación presencial con la gente que está en ese momento a nuestro lado
  • obsesión
  • Necesidad de control
  • Dependencia
  • Falta de comunicación asertiva, ya que algunos estudios indican que en las relaciones de WhatsApp predominan las relaciones pasivo-agresivas.

Como consecuencia de esto nuestra calidad de vida se vera claramente interferida y alterada ya que perderemos la capacidad de disfrutar de las cosas que nos rodean en el presente.

Es importante tener claro que no estamos obligados a dar una respuesta inmediata, que debemos de dejar de preocuparnos por lo que pueda pensar el otro, y que somos totalmente libres de leer y contestar pasado un tiempo. ¡cada uno decide cuando contesta!

Cuando es al revés y somos nosotros los que esperamos una respuesta, solemos ser mas permisivos, y bajar el nivel de exigencia con el otro respecto a que esa respuesta tenga que ser inmediata. Ya que nos ponemos excusas del tipo: estará ocupada, ya nos contestara cuando pueda, quizá no le va bien Internet…o pero si esta conectad@ ¿Por qué no me contesta? ¿con quién estará hablando?

WhatsApp y relaciones de pareja

Azor y Enrique GARCIA Huete hablan de este tema y dicen lo siguiente: “Este es un canal perfecto para reforzar las relaciones en la primera fase de enamoramiento, pero que después puede acarrear problemas si uno de los cónyuges se obsesiona por estar en permanente contacto con su pareja o en controlar cuándo se conecta o desconecta”, afirma García Huete. Estos autores dicen que una respuesta a destiempo cuando se sabe que la otra persona ha recibido el mensaje puede provocar conflictos en la pareja así como cuando un miembro de la pareja se conecta a una hora en la que se supone que esta ocupado/a haciendo otra cosa.

“Cuando surge la desconfianza, por conexiones a destiempo, la situación puede degenerar en mucha angustia, si uno de los cónyuges se obsesiona por saber lo que hace su pareja, al minuto, por ese canal de mensajería”, alerta Azor.

¿Pero qué pasa cuando se produce definitivamente la relación de pareja?

Azor afirma en la entrevista concedida para el periódico la Vanguardia que , “La fase más enfermiza llega, sin embargo, después de las rupturas. “Atendemos cada día más casos de personas que meses después de romper con su pareja siguen controlando lo que hace a través del WhatsApp, y eso crea mucha angustia y ansiedad”. Y además ese control “no tiene horas, pues se sigue mirando, una y otra vez, para ver qué es lo último que ha hecho la otra persona”, revela García Huete.

¿Qué podemos hacer?

  • Desactivar la opción de confirmaciones de lectura
  • Desactivar la opción de última hora de conexión
  • Aceptar la situación y poner los medios necesarios para acabar con esa dependencia, comenzando por bajar el nivel de ansiedad. Cada vez que tengamos el impulso de mirar o comprobar, debemos intentar distraernos con otra cosa durante un tiempo, que iremos aumentando conforme esta vaya disminuyendo. Conforme el nivel de ansiedad baje, nos será más fácil evitar esa comprobación constante, la preocupación disminuirá y por tanto la ansiedad también se verá reducida.

A continuación, os dejo un cortometraje que resume y escenifica muy bien todo lo que os he comentado.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 2 Average: 3.5]

3 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí