Lipedema, ni obesidad ni celulitis

El lipedema afecta de forma casi exclusiva a las mujeres, se sospecha que su origen podría estar en los cambios hormonales femeninos.

0
49

lipedemaEsta semana queremos hablarte sobre el lipedema, una enfermedad muy poco conocida, cuyo origen aun no se ha esclarecido y que suele confundirse con la obesidad por los síntomas iniciales de acumulación de grasa, sobre todo en las extremidades inferiores. Se estima que el 10% de las mujeres la padece.

¿Qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad crónica del tejido adiposo. La grasa que se acumula es muy particular, pues no se puede eliminar ni con dieta ni con ejercicio.

La grasa se acumula generalmente en ambas piernas de forma simétrica y, a veces, también puede acumularse en los brazos, sin afectar ni a manos ni a pies.

Las personas afectadas presentan generalmente una silueta descompensada, siendo las extremidades inferiores notoriamente más gruesas que el resto del cuerpo, sin que haya diferencias entre tobillo, rodillas y muslo. La zona de las pantorrillas suele ser la más afectada.

El lipedema afecta de forma casi exclusiva a las mujeres, se sospecha que su origen podría estar en los cambios hormonales femeninos. Los casos más precoces pueden aparecen con la llegada de la menstruación. Las dos etapas con mayor riesgo de aparición son después del parto y en la menopausia.

Síntomas 

El lipedema es una enfermedad inflamatoria que comienza con una acumulación de grasa en torno a las caderas y muslos. Por esta razón, se la confunde también con un inicio de celulitis.

El grado de afectación suele producirse en períodos relativamente cortos de tiempo, sin embargo, no se desarrolla de forma uniforme, lo que favorece un diagnóstico diferencial con la obesidad y la celullitis.

El lipedema produce dolor e hipersensibilidad cutánea, por esta razón se la llama coloquialmente “síndrome de la grasa dolorosa”

A medida que la enfermedad avanza, puede llegar a producir dolor severo. Por esta razón, la calidad de vida de la paciente se ve seriamente afectada.

En los casos más graves, se puede producir el colapso del sistema linfático lo que da lugar a la aparición de acumulaciones voluminosas de líquido en el tejido adiposo, llamadas linfedemas. Este proceso implica un problema añadido de movilidad para la paciente.

Tratamiento del lipedema

Es importante destacar que el lipedema es mucho más que un problema estético, es una enfermedad que requiere tratamiento médico.

Hasta ahora, solo se conseguía aliviar esta dolorosa acumulación de grasa provocada por el lipedema con la intervención quirúrgica para su extracción mediante liposucción.

Estas técnicas implican ciertos riesgos para la paciente, tales como la alta probabilidad de dañar capilares y vasos linfáticos, así como el propio proceso de liposucción mediante cánulas que puede dejar marcas de su recorrido bajo la piel.

Actualmente, se han desarrollado técnicas no invasivas para tratar los síntomas del lipedema basadas en avances tecnológicos y  en recientes investigaciones que ofrecen seguridad a la paciente y eficacia en los resultados.

Entre las tecnologías de última generación destaca especialmente CoolSculpting ®.

Esta técnica consiste en provocar el enfriamiento controlado y selectivo de las células adiposas hasta su cristalización.

Una vez producida la cristalización, los lipocitos mueren y comienzan a degradarse, siendo eliminados de manera natural y progresiva por el propio cuerpo.

Este tratamiento puede realizarse sin anestesia y no requiere punción de ningún tipo ya que actúa a través de la piel y no afecta al resto de los tejidos.

No requiere período de recuperación, el reposo no es necesario ni tampoco curas posteriores. Se trata de un procedimiento seguro y que no provoca dolor.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí