Día del médico: Frases que todos debemos recordar

En el día del médico, hemos recopilado algunas de frases para reflexionar sobre la importancia de los médicos y su relación con sus pacientes. Desde el trato cariñoso al lado de la cama hasta las innumerables vidas salvadas, es bueno detenernos a reflexionar el valor de cada vida que nos hemos comprometido a ayudar.

0
31

¿Cuál es la labor del médico?

El médico es un profesional altamente calificado en materia de salud, capaz de dar respuestas generalmente acertadas y rápidas a los problemas de salud, mediante decisiones tomadas con regularidad y basadas en su profundo conocimiento en la materia.

Es alguien en quien podemos confiar cuando se trata de nuestra salud, ya que ha dedicado su vida a ayudar a los demás. 

Cuando nos sentimos mal, el médico siempre está ahí para ayudarnos.

¿Por qué se festeja el día del médico?

El día 3 de diciembre celebramos el Día del Médico de las Américas o Día del estudiante Médico. Esta fecha fue propuesta en el Congreso Panamericano que se celebró en 1953 en Texas, Estados Unidos.

Sin embargo, no en todos los países se celebra en la misma fecha.

En países como España, Portugal, Inglaterra, Bélgica, Polonia, Italia y Brasil es celebrado el 18 de octubre para conmemorar el día de San Lucas Evangelista, patrón de la Medicina.

En los Estados Unidos, la fecha utilizada para honrar a los médicos es el 30 marzo, mientras que en la India la celebración tiene lugar el 1 de julio y en Irán, a su vez, celebra la fecha el 23 de agosto.

Independientemente de la fecha, desde la revista Integra Salud Talavera hemos querido compartir aquellas frases que deberíamos tener en cuenta todos los profesionales de la medicina.

Las 8 frases que todos deberíamos recordar 

El buen médico trata la enfermedad; el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad. (William Osler)

La persona que acude a la consulta es, antes que nada, eso: una persona. 

Una persona con una historia de vida que vive en un contexto socio-familiar-laboro-económico único. 

Si no se tienen en cuenta otros aspectos, que nos dan una idea de su forma de ser y de las dificultades por las que pueda estar atravesando, es difícil hacer bien Medicina. 

Nos quedaremos cojos en la atención sanitaria que brindamos.

Los medicamentos no siempre son necesarios. La creencia en la recuperación siempre lo es.(Norman Cousins)

Los pensamientos positivos no son efecto placebo como se creía hace unos años. 

Somos química y los pensamientos son química también. 

Somos mucho más que eso y tenemos que ser capaces de entender todas las aristas de nuestro ser y de cómo eso nos puede ayudar a sobrellevar la enfermedad o superarla incluso cuando un “matasanos” dice que no se va a poder. 

Empoderemos a los pacientes. 

No es un engaño, es una forma de afrontar la enfermedad y en eso, también tiene que ayudar el médico.

Buscar un médico sin tener la voluntad de curarse es como intentar pescar en un charco. (Juan Armando Corbin)

Los médicos ayudamos, aconsejamos, recomendamos, pautamos, indicamos, pero no podemos hacer por ti lo que tú debes hacer como paciente y como persona que quiere salir adelante ante el nuevo desafío que le ha impuesto su salud. 

Afronta el hecho, analiza lo que está sucediendo, aplica estrategias para estar mejor en los distintos aspectos de tu vida, prioriza, escucha y pasa a la acción. 

Pues cuando el médico está en consonancia contigo, es un binomio imparable y se pueden superar muchas adversidades. 

Las palabras son una medicina para el alma que sufre. (Esquilo)

El médico debe ser amable y tener una actitud de escucha. 

A veces, como pacientes, nos cuesta expresar lo que nos pasa, pero debemos intentar comunicarnos y el médico debe escuchar, pues la persona que acude a consulta terminará revelando lo que le pasa.

Invitarle a expresarse, tener paciencia, hablar gentilmente y sobre todo, escuchar, observar y dar palabra de aliento ayudará a nuestros pacientes en su día a día.

El médico que no entiende de almas no entenderá cuerpos. (José Narosky)

Separar el estado de ánimo de lo que le pasa al cuerpo o al revés es un error habitual en muchos facultativos. 

Debemos entender que uno afecta al otro y viceversa porque uno es el otro y viceversa. 

La Medicina despedaza el ser humano para comprenderlo mejor, pero no sabe juntar los pedazos después y ahí radica un ejercicio diario que debemos practicar los médicos. 

El médico debe ser el auxiliar de la naturaleza, no su enemigo. (Paracelso)

Creo absolutamente en esta frase. 

Vivimos en un ecosistema y formamos parte de él. No tiene ningún sentido perjudicar la naturaleza porque eso es perjudicarnos a nosotros mismos. 

Los médicos debemos saber de medioambiente y de cómo afecta este a nuestra salud, pero también debemos enseñar cómo reducir el menoscabo de nuestra actividad en la naturaleza.

Por ejemplo, aprovechar para concienciar sobre el correcto tratamiento de fármacos caducados o dónde deben tirarse las jeringuillas usadas para que no terminen en la basura convencional. 

La medicina ha prolongado nuestra vida, pero no nos ha facilitado una buena razón para seguir viviendo. (Miguel Delibes)

Todos, pacientes y médicos, vamos a envejecer. Es Ley de Vida. 

Envejecer es la sumatoria de la experiencia, es la expresión de la sabiduría adquirida, sin embargo, debemos cuidarnos, mimarnos para poder envejecer lo más sanamente posible y disfrutar de la vejez como lo que es: una nueva juventud con otros retos, divertimentos y utilidad para la sociedad en general.

Todo Paciente no tiene por qué ser médico, pero casi seguro que todo médico será paciente. (Nathalie Orens)

Los médicos también enfermamos.

Reconozcamos esa parte de nuestra humanidad que nos hace vulnerables y fuertes al mismo tiempo, porque enfermar también es humano y debe humanizarse su atención por los y las otras y por y para nosotros también. 

Un regalo final dedicado a los médicos que aman su profesión

Y ahora, un poema de mi autoría, dedicado a todos los médicos que hemos elegido esta profesión porque amamos la Medicina, pero, sobre todo, amamos ayudar a nuestros pacientes a salir adelante, a acompañarlos cuando no se les puede ayudar a curarse o mostrarles lo increíble que son si creen en ellos mismos.

Ser médico

Me hice médico para saber

para aprender, para coser

las heridas del alma restablecer

y las del cuerpo atender.

 

Ver el alivio en los ojos

de quien sufre enojos

de quienes están flojos

quedando como despojos.

 

Comprender al que sufre

el dolor que nutre

sus órganos, hube

de hacer que le ayude.

 

Y esa ayuda me ayudó

porque al dar se recibió

y la paz arremetió

y en mi corazón prendió

 

Porque ser médico

 es ser orgullo y ser ético

Gracias, paciente pero el mérito

es tuyo y también todo el crédito.

 

💚 Gracias a ustedes «pacientes» por vuestra confianza y agradecimiento.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí