Si usas la bici, hazlo bien. Segunda parte

La fisioterapeuta, Laura Flores, nos ofrece recomendaciones para evitar y prevenir lesiones cuando usamos la bici: conviene corregir errores posturales y adecuar las medidas de la bicicleta a la morfología de cada uno.

1
696
La fisioterapeuta, Laura Flores, nos ofrece recomendaciones para evitar y prevenir lesiones cuando practicamos ciclismo: corregir posturas y adaptar la bici.
El origen de las lesiones en el ciclismo tiene que ver, en la mayoría de los casos, con deficiencias musculares y con errores técnicos a la hora de realizar el gesto deportivo.
 
Para evitar y prevenir esto, la fisioterapeuta Laura Flores indica que conviene modificar y corregir errores posturales y adecuar las medidas de la bicicleta a la morfología de cada uno.

¿Cómo podemos evitar lesiones con la bici?

En cuanto a la bicicleta hay que tener en cuenta varios reglajes que deben adaptarse a cada ciclista en particular:

Las dimensiones del cuadro que están directamente relacionadas con la altura del tronco, la longitud de los brazos y la altura del periné al suelo ( ciclista descalzo).

Longitud de las bielas, algo a lo que se le presta poca atención.

Sillín:

    • Altura: Aunque existe una fórmula matemática, en general, la altura del sillín se mide teniendo en cuenta que, una vez sentado y con la biela del pedal totalmente vertical y el pedal paralelo al suelo la rodilla debe estar ligeramente flexionada.
    • El retroceso o avance: Se refiere a la distancia entre el extremo del sillín y el manillar. Para que sea correcto, una vez sentado encima del sillín con las bielas paralelas al suelo la vertical de la rodilla debe coincidir con el eje del pedal.
    • Inclinación: Debe ser horizontal o muy ligeramente hacia delante; además el asiento no debe ser demasiado ancho, no debe estar hueco en el lugar de apoyo de los isquiones, con longitud suficiente, sin reborde posterior, estrecho en su parte anterior, rigidez sin excesiva dureza y de cuero.
Anchura y tipo de manillar que debe ser igual a la anchura de los hombros
Pedal: Debe ser perpendicular a las bielas y paralelo al eje del pedalier. El desgaste excesivo de la parte interna y sobre todo externa, produce, a la larga, rotación del pie, lo que origina molestias músculotendinosas a nivel de la pata de ganso (parte ínfero-interna de la rodilla).
Cala-pedal: La colocación deficiente es causa frecuente de molestias músculo-tendinosas ya que, por ejemplo, una simple desviación del eje correcto de colocación modifica la pedalada. Una cala en mal estado, rota o desgastada, pueden ser la causa de desprendimientos del par cala-pedal, causa de caídas y traumatismos en ocasiones muy graves.
Posición de las manetas de los frenos (sobretodo bicicletas de montaña). Para evitar padecer problemas de muñeca es conveniente alinear correctamente las manetas de freno, para ello nos subimos a la bici en la postura habitual, extendemos los brazos y los dedos con las muñecas rígidas alineando el codo, la muñeca y la punta de los dedos, apoyándonos en el manillar deberíamos tocar las manetas de freno con los dedos.

“Cuando el día se vuelva oscuro, cuando el trabajo parezca monótono, cuando resulte difícil conservar la esperanza, simplemente sube a una bicicleta y date un paseo por la carretera, sin pensar en nada más”. Sir Arthur Conan Doyle.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.