Embarazo: Cómo prevenir la diástasis abdominal

La fisioterapeuta, Estela López, especializada en fisioterapia obstétrica y fisioterapia uroginecológica realiza recomendaciones para las embarazadas en una serie de artículos. En esta primera entrega conoceremos qué es la diástasis abdominal y recibiremos pautas para prevenirla.

0
133
Vídeo: Postura para incorporarse.

 

La diástasis abdominal consiste en una separación de los rectos abdominales, que son músculos que tenemos en el abdomen que están dispuestos en forma de columna, verticalmente.

Durante el embarazo tenemos que cuidar que esa separación no se dé de manera muy evidente sobre todo de cara al postparto.

Esta lesión debilita nuestro abdomen haciendo que pierda su capacidad de soporte y de sujeción pudiendo conllevar patologías más graves, tales como hernias abdominales y umbilicales, dolores de espalda, etc.

¿Cómo podemos prevenir la diástasis abdominal?

La diástasis abdominal es más evidente cuando la presión intraabdominal aumenta y en una situación en la que los rectos abdominales se contraen.

El gesto más evidente para que la embarazada pueda ver si tiene una diástasis abdominal a tener en cuenta o no es en el momento de incorporarse o incluso cuando pasa de una posición sentada a tumbada.

En caso de haber diástasis abdominal la embarazada verá una cresta o montañita a nivel del ombligo o un poco más arriba, tendrá una forma muy picuda de la barriga.

Para prevenir esa presión abdominal es recomendable ladear la pelvis, tumbarse de costado, ayudarse del apoyo de las manos y despacito incorporarse, espirando aire en el momento de mayor esfuerzo. Puedes practicarlo con éste vídeo.

Otra forma de prevenir esta lesión es trabajando un músculo profundo que tenemos que se llama transverso del abdomen que lo que hace es reposicionar el abdomen un poquito por alto y más protegido hacia detrás evitando de ese modo el gran abombamiento abdominal que es causa de la diástasis.

El bebé va a crecer en las mismas condiciones, el útero va a adquirir su tamaño aumentado en las mismas condiciones sólo que los músculos abdominales y la zona lumbar no van a sufrir un cambio tan excesivo por ese abombamiento hacia adelante.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí