Qué debemos tener en cuenta al momento de elegir una lente de contacto

Las lentillas de contacto son un avance tecnológico en oftalmología, pero al momento de elegir la lente de contacto adecuada, ¿qué debemos conocer?

0
69

No todas las personas se sienten cómodas utilizando gafas.

Según un estudio realizado en el 2019, en España cerca del 4 % de la población emplea lentes de contacto.

En la actualidad tener la posibilidad de usar lentillas de contacto es un beneficio para muchos pacientes con problemas de visión y aunque parezcan bastante novedosas, las lentes de contacto son un antiguo invento.

La invención de las lentillas, como idea, tiene su origen en 1508 con Leonardo da Vinci. Pero recién el médico Adolph W. Müller-Welt pudo llevar a la realidad esta idea en 1927 cuando empezó a fabricar lentes esclerales de cristal soplado a mano. Sin embargo, eran lentillas grandes, incómodas y se toleraban pocas horas.

Los avances de la medicina estética y la tecnología están revolucionando la mirada de las personas. Hoy podemos acceder en internet a sitios como Vision Direct, en los cuales es posible hacer un pedido online de estos productos y sus elementos de cuidado asociados.

No obstante ¿qué debemos tener en cuenta al momento de pedir una lente de contacto?

Características de las lentes de contacto

Tanto las lentillas de color natural online como cualquier lentilla que desees comprar son un producto sanitario.

Las lentillas de contacto ya sean terapéuticas o no, de colores, cosméticas o de fantasía como tal, deben ser elegidas teniendo en cuenta algunos parámetros para cuidar de tu salud.

Parámetros de las lentillas

Potencia de la lente

Si se utiliza una lentilla cuya graduación de la visión es diferente a la que te corresponde el principal problema será que no podrás ver bien.

Es algo bastante incómodo, que lo notarás rápida y fácilmente.

Diámetro de las lentillas

Es un parámetro relevante porque la lente de contacto elegida debe sobrepasar el límite esclerocorneal (es el paso entre lo blanco, la esclera, y lo transparente de tu ojo, la córnea).

Esta es una zona muy sensible y debemos evitar que la lentilla roce.

Pensarás que si se elige un tamaño grande el problema estará resuelto, sin embargo, cada paciente tiene un tamaño esclerocorneal propio.

Aunque la mayoría de las personas adultas se encuentra entre 11,7 y 12 milímetros, esa diferencia de 0,3 mm puede llegar a ser importante para tu ojo.

La curvatura de la lentilla (radio PAS)

A simple vista la curvatura de las lentes de contacto parecen todas iguales, pues no.

Hay un parámetro denominado radio PAS que permite establecer que tan curvo es tu ojo y, por lo tanto, debes elegir teniendo también en cuenta este dato.

Tipo de lentillas terapéuticas

Si utilizas lentes de contacto con una finalidad terapéutica, no debes olvidar que existen diferentes tipos.

  • Lentillas esféricas: Sirven para corregir miopía e hipermetropía.
  • Lentillas tóricas: Corrigen el astigmatismo, además de la miopía o hipermetropía.
  • Lentillas multifocales: Corrigen la presbicia, además de la miopía o hipermetropía.
  • Lentillas multifocales tóricas: Corrigen todo, pero son más difíciles de adaptar porque tratan de ayudar en varios aspectos de la visión.

Si deseas elegir una lentilla con fines estéticos y tienes alguno de los problemas mencionados, debes conocer el tipo de lente que se adapta para cuidar de tu visión.

¿Cómo elegir lentillas adecuadamente?

Si combinamos la potencia, el diámetro y la curvatura y el tipo de lentes de contacto, existen muchas opciones.

Lo importante es que conozcas bien cuáles son tus parámetros.

Si combinas mal y eliges una lente de contacto inadecuada pueden aparecer alguno de estos problemas:

  • Lentilla cerrada:  Ocurre cuando se pega la lente de contacto a tu ojo como una ventosa.
  • Lentilla queda abierta: La lente de contacto se moverá mucho y sus bordes molestarán.

Una lentilla cerrada no se moverá pues estará adherida como una sopapa, no obstante no favorecerá el intercambio lagrimal adecuado y puede generar que no permita el paso del oxígeno adecuadamente (hipoxia).

En cambio, una lentilla abierta con su movimiento puede provocar un roce en la córnea que podría después infectarse.

Si la adaptación no es correcta puedes llegar a tener problemas de salud en tu ojo.

Por lo tanto, siempre que quieras utilizar lentillas deberás en primer lugar recibir un diagnóstico por parte de un optometrista, que utilizando una lámpara de hendidura, te brindará toda la información necesaria para que conozcas los parámetros que se adecuan a tu ojo.

De esta forma conociendo tus parámetros podrás, luego elegir las lentillas de contacto que además de ser bonitas cuidarán de tu visión.

Por favor, valora en qué grado te ha resultado útil esta entrada
[Total: 0 Average: 0]

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí