Clamidiosis, salmonela y embarazo

El veterinario, Antonio Folch, del Centro Médico Veterinario Pío 109, nos habla en esta entrevista sobre las principales enfermedades que pueden afectar a una embarazada. En esta tercera parte nos explica la clamidiosis.

0
974
Veterinario hablando
Ver vídeo de la entrevista

Hay dos enfermedades que son menos conocidas cuando hablamos de animales y embarazadas:

  • Clamidiosis o psitacosis 
  • Salmonela

La clamidiosis es una enfermedad bacteriana que puede provocar problemas respiratorios graves, puede llevarnos al hospital.

La forma de contagio es principalmente por inhalación de heces secas, existe un riesgo si no se tiene una higiene adecuada.

Primero se la llamó psitacosis porque los primeros casos fueron en loros. Más adelante se comprobó que muchos otros animales de vida salvaje, incluidas las palomas, tienen clamidiosis.

El tratamiento es relativamente sencillo, con un antibiótico se trata tanto el animal como la persona.

El problema con la embarazada es que no puede tomar muchos tipos de medicamentos por lo que hay que tener una precaución especial.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Con higiene: limpiando regularmente, evitando que hayan heces secas.
  • Comprobando si nuestro loro tiene psitacosis a través de una muestra de sangre. Es una prueba complicada y cara.

Por otra parte, las palomas de la calle también tienen clamidia. Es más fácil, por tanto, contagiarse en un parque que con un loro que tienes en casa bien cuidado.

La salmonela es famosa por comernos una tortilla o una mayonesa en mal estado pero también la puede contagiar un animal, tanto ave como, sobre todo, reptil. (Ver vídeo)

Se considera que los reptiles pueden tener hasta más de 3.000 variedades de salmonela, solamente algunas de ellas son infectivas pero saber si un reptil tiene la enfermedad es prácticamente imposible.

Es fundamental tener una higiene muy estricta con los reptiles. No permitirles que deambulen por la casa de forma libre.

En primer lugar porque no es adecuado para ellos, la casa no tiene las condiciones climatológicas de humedad, temperatura e iluminación adecuadas y en segundo lugar porque corremos el riesgo de que éste reptil esté dejando salmonela por la casa.

La salmonela se elimina de una forma muy sencilla: con agua y lejía.

Por lo tanto, cuando tenemos que limpiar el acuario o terrario de la tortuguita o el lagarto:

  • No hacerlo cerca de nuestros alimentos o de los utensilios de la cocina.
  • Donde hayamos limpiado las cosas del reptil, pasar agua con lejía.
  • Después de tocar un reptil, lavarnos las manos con agua y jabón.
  • No comer ni fumar mientras tocamos un reptil.

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.