Tipos de sordera. Segunda parte

La médico foniatra, Dra. María Bielsa nos habla sobre los tipos de sordera en esta segunda parte de la entrevista.

0
120
Ver vídeo de la entrevista

 

Los sonidos se reciben a través del pabellón auricular, estimulan el tímpano y la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo), conducen los sonidos hacia el oído interno y estimulan la cóclea (caracol).
A partir de ahí los estímulos van al nivel central, a través del nervio auditivo.


Básicamente hay dos tipos de sordera:

  • Sorderas de conducción o transmisión: dependen del oído externo y medio, van desde la cadena de huesecillos hacia el exterior. Por ejemplo, niños con pérdidas auditivas pequeñas o medianas debidas a vegetaciones.
  • Sorderas neurosensoriales: dependen del oído interno, se producen en el caracol, nervio auditivo o incluso la corteza cerebral. Suelen ser más profundas, más severas que las anteriores, por ejemplo, sorderas genéticas, debidas a problemas vasculares, tumor, origen en toxoplasmosis u otras, etc.

 

Las sorderas que afectan el lenguaje son aquellas que van de medias a profundas, por ejemplo niños con sorderas muy profundas o totales, solamente tienen restos auditivos, no oyen por encima de los 80- 90 decibelios.

Es muy diferente que un niño tenga sordera en un sólo oído que en los dos, ya que la repercusión en el lenguaje es mucho mayor.

Cuando el niño ingresa al colegio cerca de los 3 años de edad, empieza a recibir una cantidad de estímulos, empieza a aprender vocabulario todos los días, todas las semanas, empieza a diferenciar las palabras y los sonidos que las componen.

Estas pérdidas auditivas de tipo medio pueden tener repercusión en la lectura, escritura, en el aprendizaje en general y en que el niño no adquiera la pronunciación correcta.

Pero en las sorderas severas, al ingresar el niño en el colegio tienen que haber sido detectadas, diagnosticadas y el niño tiene que ir al cole con su audífono o implante coclear, cualquiera sea la elección que se haya seguido.

También respecto a los tipos de sordera, podemos diferenciar entre las:

  • Prelocutivas: se producen en el niño antes de que se haya puesto en contacto con el lenguaje (antes del 1er año y medio de vida)
  • Poslocutivas: el niño se queda sordo por una meningitis, encefalitis, traumatismo, tumor, etc. Después de los 2-3 años de vida, cuando ya se había puesto en contacto con el lenguaje. Si se actúa precozmente, se puede mantener el lenguaje aprendido.


Cuanto más precoz es la sordera, más dificultades va a tener el niño en adquirir el lenguaje, por lo tanto, los prelocutivos tendrán más dificultad.

Un niño sordo al que no se ha detectado y ya había empezado a hablar, generalmente lo que hace es perder parte del lenguaje que tenía, empeorar la pronunciación, alterar el timbre de la voz o tener dificultades para estructurar las frases, etc.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí